Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

8 may. 2016

Sellos y trompetas


En la foto, un ente asexuado, informe, quizá humano quizá máquina u espantajo de arena y paja que bien podría estar llorando, aunque observando el ambiente, el galardón y el tufo a petrodolar que embriaga el séquito del sultanato, seguramente estará riéndose a mandíbula batiente de los lamentables infieles.
Adorándole con aplauso, un miserable siervo de la Bestia.

---

La niña de nueve años muy cerca del Cid se para:
"Campeador que en bendita hora ceñiste la espada,
el rey lo ha vedado, anoche a Burgos llegó su carta,
con severas prevenciones y fuertemente sellada.
No nos aatrevemosos, Cid, a darte asilo por nada,
porque si no perderíamos los haberes y las casas,
perderíamos también los ojos de nuestras caras.
Cid, en el mal de nosotros vos no vais ganando nada.
Seguid y que os proteja Dios con sus virtudes santas."
Esto le dijo la niña y se volvió hacia su casa.
Bien claro ha visto Ruy Díaz que el rey no espere gracia.
De allí se aparta, por Burgos a buen paso atravesaba,
a Santa María llega, del caballo descabalga,
las rodillas hinca en tierra y de corazón rogaba.
Cantar de mio Cid

2 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

No sé quién es el aplaudidor pero es tonto redondo, sin la menor duda.

Herep dijo...

No querría ser indiscreto, pero seguro que, por dentro, está pensando algo así.... «tranquilo, mira para otro lado; piensa en el solomillo que te meterás después entre pecho y espalda»... y así todo, don Javier. Dicen que a los hombres se los conquista por el estómago, y a los imbéciles, más.