Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

19 oct. 2011

Mi esperanza son Tres Palabras


Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás.



Durante esos últimos días, a causa del clima de hermandad que se ha respirado en nuestras últimas maniobras... si mi intuición no me vuelve a fallar... han sido muchos los soldados de El Ejército de los 12 Monos que han acudido a mi, Comandante en Jefe, en busca de apoyo y consejo.

Muchos me han preguntado cuáles son los objetivos marcados… qué directivas deben seguir… qué se espera de ellos… y, tras convocarlos a todos en la Sala X, en reunión operativa, resumiré aquí, en escasas líneas, la respuesta que di a mis hombres.


Soldados,

Muchos de vosotros habéis estado charlando con los suboficiales sobre el objetivo último de nuestro ejército… sobre ataques y contraataques… infiltración, contraespionaje, sabotajes… Algunos, incluso, os habéis acercado a mi para que os habla de la situación, de los planes del Alto Mando… una insinuación...algo…

Pues bien… voy a haceros un pequeño diagnóstico de a qué nos enfrentamos.

El mundo, soldados, como comprobareis tan sólo abrir el más infame de los periódicos, está en constante cambio. Cada día nos desayunamos con la noticia de alguna muerte escabrosa o la visión de cualquier tipo de violación consentida. Muertes, robos, violaciones… más muertes, más robos, más violaciones… en forma de espiral… de círculo vicioso y viciado…

Los Valores Universales se pisotean por doquier. En Oriente, se pisotea la honra de la mujer mientras en Occidente se escupe sobre la del hombre y se hace oídos sordos al quejido de la familia. Nada es importante y todo es relativo. La sociedad se lanza a los brazos del hedonismo más salvaje en una búsqueda infinita del placer personal, al tiempo que se rechaza la responsabilidad sea del tipo que sea.

Soldados, lo vemos cada día.

El militar ya no lucha, sino que llora. El hombre ya no trabaja, tan sólo mama de una ubre que finó. La mujer no pare hijos, los selecciona. El llanto de un niño no conmueve, más bien es usado como politono… el sudor dejó de ser motivo de orgullo y el esfuerzo dejó paso a la vagancia.

En la sociedad de nuestro tiempo, soldados, la producción ha dejado su lugar preferente al saqueo. Todo el mundo piensa en el dinero fácil… en el engaño… en la degradación del semejante. El hombre trabajador, el hombre hecho a sí mismo… ese hombre ha envejecido en apenas unas décadas… dejó de ser “cool”… de estar a la moda… Es un fantasma del pasado, de tiempos oscuros plagados de esclavos, latigazos y derechos de pernada…

Hoy en día el hombre ha “evolucionado”.

Ya no es esclavo ni de su trabajo, ni de su físico… ni de su entendimiento. Cualquier aspecto, duda, temor… cualquier cosa puede cambiarse y adulterarse para amoldarla al interés particular. ¿Vello? Depilación total. ¿Menstruación? Pastilla de hormonas. ¿Inutilidad? Subvención. ¿Basura? Arte.

Así hasta el infinito… que el Ser Supremo, el Estado, hace finito.

Él es el Hacedor de Llaves y debe garantizarnos la Seguridad al “otro mundo posible”.

A Él le entregamos nuestro Libre Albedrío… y la Libertad.

El mundo, soldados, se ha echado a perder entre ríos de codicia y carreteras de derechos… Derecho a vivienda, derecho a trabajo, derecho al amor, derecho al desamor, derecho al libertinaje, derecho a ser feliz, derecho a morir feliz… todos enfocados a hacer una vida más agradable y sencilla… donde reine la calma y la decisión más importante a tomar sea con quién se acostará uno llegada la noche. Por el contrario, el derecho a la vida está restringido. No es personal. Depende de otro. Otro que será quien diga si se vive o se muere… o se muere antes de vivir.

Ese es el Mundo al que nos enfrentamos, soldados. Un mundo que muta irrefrenablemente. Un mundo que se desliza cuesta abajo… en decadencia total. Un mundo en el que el sabio no defiende su sabiduría y el idiota presume de su idiotez, mientras la considera signo de su superioridad… de su moral invencible. Un mundo donde la batalla de las ideas dejó espacio al cotilleo desvergonzado… donde el debate y la evolución intelectual quedaron arrinconados a altas horas de la madrugada… tras la carta de ajuste… sin audiencia posible…

Soldados, tal como le hace la siesta al vino, toda la mezcla de relativismo, cobardía, miedo y desidia dejará paso a lo único que puede parir tan desagradable combinado: la Guerra.

La Guerra que veremos en Oriente Próximo, Medio o Lejano… y que nos abrazará en apenas unos minutos porque el Mundo, soldados, es más pequeño que el ojo del alfiler. En una fracción de segundo un disparo en el Norte pasa a ser un estallido en el Sur. Rápido. Estresante. Muy rápida, la vida… muy rápida.

Y la Guerra traerá más Guerra… y la sangre llamará a más sangre.

En España, soldados, es donde El Ejército de los 12 Monos tiene su Cuartel General. En España, soldados, es donde El Ejército de los 12 Monos librará su batalla, que es la de todos nosotros... siempre nos toca a nosotros...

Pero… porque todo tiene un pero…

… soldados, no hay solución.

Las hordas esperan el pistoletazo de salida. Todas. A la espera del momento de alzarse y pisar la calle. Porque el plan es desestabilizar España para alcanzar el Poder. No importa qué caiga… no importa que la Ley caiga… ni la Justicia… ni la Constitución… ni cuántas vidas caigan...

Lo vemos cada día. Cada día. Cada día.

Y nadie, soldados, hace nada.

Vemos como pisotean a España cada día… cuando un independentista realiza distinciones entre las cooperantes secuestradas en Kenia, una catalana y la otra, española… viendo como vemos el saqueo que están realizando a todas y cada una de las huchas del Estado… reduciéndonos a esclavos… diciéndonos qué hacer o qué pensar… decir… pues ellos saben por donde transita el sendero de baldosas amarillas que nos llevará a Oz… y más, y más… y te hablan del Gobierno de los Pobres cuando ellos son los ricos… ¡hablan neo-lengua y todo!... porque mencionan Paz y nace Odio, Pan… Miseria, Amor… Prostitución, Bien… Mal… y tienen arte y son listos, soldados… los más listos de la clase… ¡Seguidnos!... ¡Dios ha muerto! ¡Viva Dios!*

Y el pueblo, como bien sabréis, mis valientes soldados clandestinos… cree en Oz y en las baldosas amarillas.

Ya se han encargado bien de que así lo crea, ya… a base de propaganda y rayos catódicos, han pensado, piensan y pensarán por él… porque así es más fácil… es más divertido… se evita uno problemas… se puede sortear el miedo, vital, a una existencia inútil… a una vida desperdiciada… perdido entre la más absoluta de las Nadas…

Otra vez la Seguridad. ¿El Yo?... voló.

No hay Salvación, soldados.

No.

España, como la vemos al abrir la ventana de nuestra habitación, desaparecerá… no físicamente, pero sí espiritualmente… y físicamente, claro, pues volverán a pelear los hermanos españoles… y europeos… y americanos… y la noche llegará un día pronto, justo comer, y se quedará largo tiempo.



Pero eso no quiere decir que olvidemos la Resistencia… Jamás. Es muy importante.

Es muy importante seguir levantándose a diana, pronto, para desentumecer los músculos y activar las neuronas… ahítos de saber, de conocer, de entender y explicar… a los que intentan salir del Matrix en el que estamos inmersos. Porque, soldados, aunque parezca imposible, también los hay que quieren ingresar en nuestras filas… sentarse en esta Sala X… y es nuestro deber explicar cuando nos pregunten, siempre con el debido cumplimiento de las normas de seguridad…

La Resistencia es Individual… y la antesala de nuestra propia Reconquista.

Porque… ¡oh, mis queridos soldados!... esa es la clave. La Refundación.

Cuando todo se hunda y se pose el Caos en nuestras tierras, sin nadie que vele por inexistentes leyes, con el crimen y la mafia en el Poder, la sangre en la calle, la yihad en la calle, el Quijote pisoteado por las calles… cuando nada quede, ni España, ni Europa, ni Mundo ni Aire ni Cielo… nosotros, la ResistenciaEl Ejército de los 12 Monos.. nosotros hijos de la Salvación... saldremos de las cuevas de hormigón y alzaremos nuestra mano a la boina y, recolocándola, pensaremos, oteando el horizonte, cuánto trabajo tenemos por delante.

La Refundación de España, soldados. Arriba. De nuevo.

----------
* ¡El Rey ha muerto! ¡Viva el Rey!





20 comentarios:

Candela dijo...

es posible Herep, porque los grandes cambios en la humanidad siempre han ido precededidos de horribles guerras y está claro que hace falta un gran cambio.

A veces creo que todo es un contrareloj, todo depende...si Obama sigue o no sigue, si Europa espabila con esta crisis..

Pero el peligro en Oriente Medio es evidente, también creo que está en juego el mundo tal y como lo conocemos.

Un saludo.

DORAMAS dijo...

Bueno, esto es otra hipotesis de trabajo, la cual no tiene mas opción que ejercerla, otra cosa es quien lo hará.

C S Peinado dijo...

Creo que todos debemos hacerlo. Todos debemos aportar nuestros conocimientos, nuestro patriotismo, nuestras ideas para refundar España.

España es un concepto que no admite discusión. Es un sistema compuesto de muchos subsistemas. Es un reino compuesto de muchos reinos. Es un país compuesto de muchos ciudadanos que la aman y que temen hacerlo público.

¿Por qué? Porque esos gobernantes basurosos que tenemos se hanpreocupado de diseminar nuestra naturaleza, nuestra historia y las razones de que España haya llegado hasta hoy despues de miles de años de existencia.

Ánimo Herep y no te sumerjas en el pesimismo. Hay que tirar para adelante y cómo siempre hicieron los conquistadores, cruzando la selva de la ignominia en pos del Dorado de nuestra existencia. España, todo por España.

Un saludazo.

Ocón dijo...

Joder. Yo no sé qué decir...


Saludaros y cruzar los dedos. Eso sí puedo hacerlo

Herep dijo...

Candela,

Depende de muchas cosas... pero, al final, todo se reduce a una.

¿El Bien reaccionará?

Si es así, el futuro será más o menos como el de la entrada.

El caso contrario no quiero ni pensarlo.

Un abrazo.

Herep dijo...

Doramas,

Espero que la ejerza quien la ejerza, el resultado sea mejor que lo que tenemos ahora.

Un saludo.

Herep dijo...

CS,

No soy pesimista, mi querido amigo.
Nada.

Tuve un sueño de España... pero murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás.

Lo que yo sueño... lo que me gustaría para mis hermanos... ese Edén es imposible con unos cimientos tan carcomidos. Pero de las cenizas se volverá a erigir España.

Caer para levantarse de nuevo, con más fuerza... revistiéndola de todo aquello que nunca debimos dejar olvidado entre el polvo.

Así sea, Cs.

Herep dijo...

Ocón,

Hemos salido antes y saldremos ahora.
Además, piensa que yo no tengo una bola de cristal... tan sólo divago...

Un abrazo.

Natalia Pastor dijo...

Si el buenismo triunfa por encima de la razón y del sentido del Bien,estamos perdidos.
Me temo que los vientos que soplan son los de la claudicación sin condiciones.
Faltan líderes a un lado y al otro del Atlántico.
Por eso estamos como estamos.
Y peor que vamos a estar...

Zorrete dijo...

Soldados, tal como le hace la siesta al vino, toda la mezcla de relativismo, cobardía, miedo y desidia dejará paso a lo único que puede parir tan desagradable combinado: la Guerra.

Vivan los MATA-ZETAS.
Saluditos Herep.

Epiro dijo...

¿Cómo se puede decir a un hombre que tiene una patria cuando no tiene derecho a una pulgada de su suelo?.

Henry George

El socialismo busca algo de forma rápida allí donde se instala, la miseria del ciudadano para hacerlo dependiente del poder que ostenta dicho socialismo.

Si algo han hecho los socialistas y nacionalistas es evitar que el ciudadano no tenga bienes, robárselos a mansalva y tras eso, se puede desmontar la patria a pedazos. Herep, la reconstrucción de la que hablas servirá si se salvaguarda la propiedad privada y está basada en la libre economía.

Saludos.
;)

Antonio dijo...

Panorama apocalíptico, pero es que el diagnóstico es certero, muy certero. Lo que no sé es si habrá guerra (es una forma de grandeza dentro de la tragedia y el nihilismo excluye la grandeza) o si todo se desmoronará, trozo a trozo, como los edificios abandonados.

De momento, resistimos y resistiremos. Un abrazo.

Old Nick dijo...

Amigo Herep, Conmovedora esa Arenga a Tus Tropas.
Me Sumo a "La Resistencia" Si Preciso Fuere, Porque Camarón que se Duerme y se Deja Idiotizar, Acaba Siempre en la Plancha con Sal...
Yo siempre he Dicho que los Paracaidistas son los Mejor Entrenados. De Acuerdo al Pricipio de "De Sí y Para Sí"-
De Manera que Aunque Sólo Quedara Uno, Mientras le Quedasen Munición y Granadas, Valía Por Si Sólo como un Pelotón.
A lo Mejor te Pido Cobertura o Ingreso en tu Ejército, porque Ser Francotirador es, Casi Siempre, Estar Condenado a la Acción en Solitario.
Por lo Demás me Encanta Tu Ultima Frase "El Rey ha Muerto, Viva el Rey"...
Un Abrazo y un Brindis por la Confianza en el Futuro y por la Lucha Bien Trabada.
y
¡¡RIU RIAU!!

Herep dijo...

Sí, Natalia... como bien dices faltan líderes en todos lados. Gente que pueda cargarse a sus compatriotas a la espalda y indicarles algún tipo de camino... alguna motivación.

Yo siempre digo que es tiempo para valientes... y de esos cada vez hay menos.

Un abrazo.

Herep dijo...

Zorrete,

Con el paso del tiempo, esta mezcla que están cocinando va a convertirse en veneno.

Puro veneno.

Un abrazo.

Herep dijo...

Por supuesto, Epiro.
Ese es uno de los pilares sobre los que se debe iniciar la reconstrucción.
Cualquier sistema que esté por encima de la Libertad deberá dejarse bajo las ruinas.

Un abrazo, kamarada.

Herep dijo...

Antonio,

Siguiendo con el panorama descrito, habrá guerra.
Seguro.

Para bien o para mal, hay mucho lastre que soltar.

Un abrazo, bloguero.

Herep dijo...

Old,

Mi ejército es de voluntarios... y para todos hay camas suficientes.
Aunque te diré que también son necesarios los francotiradores, amigo... pues ellos saben minar la moral del enemigo tal como si fueran fantasmas invisibles.

Todas las fuerzas serán buenas para afrontar el futuro con garantías. Todos los brazos, útiles.

Un abrazo, Old. Brindemos por un buen fin de semana.
y... ¡Riau!¡Riau!

lostiposdurosnobailan dijo...

Clavado, Herep, clavado. Lo suscribo punto por punto.
Lo de "hablan en neo lengua"... lo primero que he hecho es imaginarme a Rubalcaba en el Ministerio del Amor preparando purgas. Con Marta Dominguez ya lo intentó.

Habrá Guerra, y a lo mejor nos la merecemos.
Un abrazo Herep.

Herep dijo...

Isis... es cuestión de aplicar un poco la lógica y analizar de dónde venimos, cómo estamos y a dónde vamos.

Y habrá guerra, amigo... y nos la merecemos.

Un abrazo, figura.