Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

10 feb. 2015

Hoja de campaña


El 10 de Febrero de 1943 dio inicio la "Operación Estrella Polar".

A primera hora, según rezaba el plan concebido por el mariscal Zhúkov, llovió fuego por boca de la artillería y la aviación. Más de un millar de cañones y centenares de bombarderos desfiguraron, durante un par de horas, la sufrida orografía de la tierra áspera y helada.

Tras ellos, la infantería apoyada por los carros.

Miles de soldados abandonaban sus trincheras para el ataque frontal una vez bebido el último trago antes de la batalla mientras los blindados rugían avanzando a trompicones, desconfiados. Frente a ellos, los supervivientes del diluvio artillado aguardaban tras las MG, atrincherados.

Un pistoletazo solitario rompió la calma tensa... y empezó la sucesión de fogonazos, silbidos, tintineos de percutores, soldados heridos que gritan gritos de terror o de fanatismo, estadios próximos a la locura... y explosiones que salpican trozos de barro forrados de metralla hiriente, y ahí al lado caen esos amigos con quienes jugabas a las cartas ayer, y está sangrando con un boquete en el pecho, mirando con unos ojos que parecen haber olvidado el porqué; salta el cierre del fusil, centenares de cartucheras vacías desparramadas por el suelo, y más explosiones descerrajan en mil astillas el árbol bajo el que se resguarda un sargento justo cuando los ojos de un enemigo que corre hacia la trinchera se clavan en los ojos del soldado que le tiene en el punto de mira... clic... y a buscar otro a quien coser a tiros antes de que sea un servidor el del siete en la frente.

Escenarios de una guerra perra.

A media tarde de este 10 de Febrero del que os hablaba, el día de la Batalla de Krasny Bor, la División Azul había contenido la ofensiva del Ejército Rojo de Stalin en lo que pretendía ser una maniobra táctica para asestar un golpe mortal al Grupo de Ejércitos Norte de la Wehrmatch de Hitler. Eufóricos tras la victoria de Stalingrado y la contraofensiva de Leningrado, el ejército ruso golpeó con fuerza, menospreciando una división española que consideraba débil y altanera, compuesta por "señoritos" y "mercenarios", pero que en realidad estaba constituida por una juventud comprometida y valerosa. La rendición y puesta en fuga, a semejanza de lo ocurrido con las tropas rumanas, húngaras e italianas días atrás, se daba por segura...

... pero los seis millares de españoles aguantaron el zarpazo de los cuarenta y tantos mil osos rusos. Craso error: tropas cansadas y fustigadas contra soldados voluntarios de alta moral. El flanco de la Wehrmatch no se derrumbó, sino que consiguió atrincherarse en varios puntos fuertes desde los que contrarrestó el envite soviético. A media tarde llegaron las divisiones alemanas, iniciándose un nuevo diálogo artillero, ahora más a la par una vez asegurada la posición y reestructurada la línea mediante el refuerzo alemán. 

La ofensiva había sido frenada.

Mucha sangre española regó la tierra rusa. Desde nuestra Guerra Civil jamás había vuelto a verterse tanta, mucho menos en un mismo día, 10 de Febrero de 1943. No esperéis que el oráculo de Delfos que habita en la caja tonta mencione palabra de la gesta, como tantas otras, olvidada.

A nosotros, pero, no se nos podía olvidar.

4 comentarios:

Old Nick dijo...

MAGNÍFICA Y HONROSA ENTRADA QUERIDO HEREP-
¡IN MEMORIAM!
LOS HEROES NUNCA MUEREN NI SU SACRIFICIO ES NUNCA EN VANO, AUNQUE LOS CANALLAS TRAIDORES E HIDEPUTAS, INTENTEN HUNDIRLOS EN EL OLVIDO.
Un Abrazo GENIO.
Un Brindis Por Los HÉROES DE KRASNY BOR Y SU GESTA.
¡VIVA ESPAÑA!
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Javier Tellagorri dijo...

Lo curioso de aquellos soldados, que demostraron ser soldados heroicos, es que la mayoría y salvo unos pocos falangistas, eran gente sin ideología tal como se ha demostrado en libros como el del capitán Palacios.

Herep dijo...

Sin querer entrar en el debate ideológico, creí importante recordar la fecha, pues muchos españoles murieron en apenas 16h. de ofensiva en bloque.
Es sangre de españoles, y no debería menospreciarse... pero, ¡qué decir de un pueblo servil que prefiere olvidar!
Malos augurios, querido Old, pues quienes prefieren girar la cara a su Historia están condenados a ver cómo se repite una y otra vez.
Que no seamos nosotros tan idiotas, amigo.

Abrazos y un brindis por la gesta y quienes duermen el sueño de los justos en la tierra rusa.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Muchos universitarios, jóvenes, chavales que acababan de ver el final de una guerra y que no dudaron en enrolarse en otra muchísimo más sangrienta.
Muchos murieron y España, como tantas y tantas veces, perdió una generación que podría haber dicho mucho en el panorama de la época.

Un saludo, don Javier.