Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

8 feb. 2015

Poco trabajo y mucha diversión...


......................., Tarragona, año de 2015 de la buena era.

Ayer sufrimos otro apagón. Un pico provocó que saltaran los plomos. Los españoles tenemos la maldita costumbre de, cuando arrecia el frío, encender la calefacción, el brasero, la ruidosa estufa-calefactor que guardamos en el fondo del trastero. Sufrimos el capricho de querer estar calientes, podríamos decir... y estos días, con el helor siberiano, toda la marabunta hispana ha dado máxima potencia nivel "Tenerife 25 grados" a sus aparatejos... ¡viva el vino!... sin esperar siquiera que la celebrada "reforma estructural energética" se pusiera en marcha. Reforma que está llamada a apaciguar la dependencia energética española con más dosis de dependencia energética exterior, según reza el trabalenguas de sumisión que nos receta la queridísima "Uropa". 700 millones de nada para echar más cable entre España-Francia. Nuestros lumbreras han cuadrado el círculo. A la rica reforma estructural.

Y la bendita historia del hombre-dios rizó el rizo: de la luz hizo tiniebla.

Tapados bajo el peso de mil forros de plumas de pato, hemos visto muy reducida nuestra movilidad, por no hablar de la visibilidad, inexistente. Por suerte, las baterías de litio fueron creadas. Recordarlo y encender la pantalla del teléfono ha evitado el desastre, la locura, el pánico que produce comprobar cómo las 21:27h. de un sábado.... o tempora, o mores... únicamente me alientan a tumbarme en el catre y cerrar los ojos.

¿Se acuerda de la Comarca, señor Frodo? ¿Se acuerda del sabor de las fresas?
No, Sam, no recuerdo nada de nada... Estoy sumido en la oscuridad. No queda nada.

Así estaba el fonámbulo entre tinieblas eléctricas. Por suerte, el litio... un reportaje que siempre quise ver y un hombre al que siempre quiero descubrir: Habitación 237, y Stanley Kubrick. Cuestión de ponerse manos a la obra, y no hubo mejor momento que el presente.

Esta mañana ha vuelto la luz y, como de costumbre, nada ha tenido que ver el hombre-dios. Simplemente una bola muy grande y amarilla ha salido del fondo del Mediterráneo, inquebrantable. La hora y media larga de simbología y silencios había acabado, dejando una admiración todavía más viva hacia "El resplandor" y su director visionario.

Brillo u opacidad.

No hace mucho, también helados por el frío, soñábamos con un Gobierno de gente válida capaz de lidiar con la sempiterna reforma energética que finó la ETA en Lemóniz, otorgándole al país un sistema digno de nuestra potencia. Un paso hacia adelante real, meditado y explicado basándose en la razón y el beneficio común de todos los españoles. Un "hasta luego" a las políticas de la subvención al mix de amigos y sátrapas, y un "bienvenido" al amigo Jimmy Neutrón, ya sea por fisión o investigando a fondo la fusión. Esperábamos un abaratamiento de la energía... y no por el derrumbe actual del petróleo, sino por el trabajo de nuestros administradores, quienes deberían dejarse la piel para que nuestro tejido industrial no sufriera las consecuencias de tener que sufragar la energía más cara de Europa... o los hogares, con sus apagones, sus familias enterradas bajo las mantas y los abuelos ardiendo en sus braseros asesinos. ¡Será cabrón, el aire, que no sopla! ¡Y las nubes, serán perras callejeras!

A lo lejos, "el resplandor"... esa voz interna que nos previene, que nos alerta involuntariamente sobre algo que se hizo rematadamente mal o que no quiso ser creído por desidia o hastío. El brillo que nos detiene para calmarnos, para que escuchemos, sosegados, qué nos ha traído hasta aquí y, una vez decididos a resolver el entuerto, volvamos sobre nuestros pasos... sin miedo... para afrontar nuestro destino. El resplandor es fuente de luz, y esta chusma no ha hecho más que sembrarnos el huerto de tinieblas.


Dies Irae, Ministro.

7 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Y la de pueblos perdidos en las montañas que llevan una quincena sin energía eléctrica, debe de ser algo que el Ministro considera propio e idiosincrásico de España.

Pero erre que erre que siguen sin arriesgarse a ser tachados de "capitalistas explotadores y destructores de ecosistemas" al no instalar centrales nucleares.

Aún no he descubierto cual es el ECOSISTEMA que hay que proteger.

Agustin dijo...

El temporal de nieve va por barrios.Un ejemplo el tal Monederos,aqui las ventisca de mierda nieve llegan a cotas preocupantes para Podemos,saludos,

tomae dijo...

En los Mercadona no pasa, creo que la misma Endesa, les pone un transformador aparte.

Herep dijo...

Ni ellos mismos saben qué ecosistema representan, don Javier. Quizá piensen que sus electores son árboles o bacterias, las cuales deben ser protegidas de los humanos.
Según los planes de Franco, España tendría hoy más de 30 centrales nucleares... pero de eso, nada, que es reaccionario.

Herep dijo...

Bufff... Monedero... Me da grima hasta pensar en su rostro, Agustín. ¡Y pensar que este tipejo trabaja en la Universidad!

Herep dijo...

Tras apuntar tu información, tomae, estoy pensando seriamente trasladar el Cuartel General a la sección de frutas y verduras del Mercadona más cercano.
No más noches de apagón, amigo.

Blogger dijo...

The force that protects your identity, IdentityForce.