Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

10 jun. 2014

Jesse James, y el cobarde


Asistimos, como cada lunes noche, a nuestra sesión cinéfila favorita en vuestro patio de butacas preferido, aquí en la Sala X, donde los asientos son abatibles y al lado, junto al reposabrazos, se abren unos agujeros perfectos para colocar el cubalibre rezagado del fin de semana. No hay mejor cine que este, Monos, y ¡gratis! Psss... piano, piano... ya sabéis... el Wi-Fi, la piratería, los bucaneros de la Sociedad de Autores...

La película, de vaqueros. Tiros, escupitajos con regusto a tabaco mascado, grandes paisajes que hoy, con la originalidad característica de nuestro tiempo, casi siempre vienen saturados de colores melancólicos... amén de llaneros solitarios, diligencias que pierden ruedas a galope tendido en los desfiladeros e, impregnándolo todo, un cierto perfume a pólvora. Jesse James y el cobarde de Robert Ford. Si faltaron ustedes al pase de anoche, apúntensela en sus agendas personales. Es buena. Mucho. La música, sublime. La historia, a modo de sinopsis, narra la vida del bueno de Jesse, perseguido por todos y, finalmente, abatido por uno, amigo, por la espalda, a traición.

Antaño, cuando la brisa era portadora de ese aroma a pólvora, la inocencia todavía tenía un rinconcito en este mundo raro. La fidelidad se daba por supuesta, sin fisuras. Los Dalton, Billy el niño, Sundance Kid, Jesse... ¿Quién podía augurar aquella puñalada trapera? La confianza en la banda se daba por inquebrantable, la hermandad, incuestionable. La película, con la lentitud de la vida clandestina, viene a mostrarnos cómo por aquella época, en algún paraje abrasador del Lejano Oeste hacia finales del XIX, empezaba a darle, la traición, los primeros directos a la barbilla a su contrincante, el honor.... el cual, de tanto recibir de allá para acá, acabó mordiendo el polvo, o la lona, molido a palos en un combate desigual, interminable, de esos que obligan a las señoras de postín a apartar fugazmente la mirada, resguardando sus ojos tras los finos dedos de las manos mientras muerden el labio inferior de forma compulsiva.

Ahí sigue, la honorabilidad y la palabra dada. Ahogada en un gran charco de sangre.

La traición victoriosa del cobarde, hacia el cielo los brazos, celebra el triunfo.
Nosotros, españoles que todo lo queremos, también tenemos nuestro campeón de los pesos pesados en esto de la vileza y la ruindad. ¿Su nombre? Rajoy...

... Mariano Rajoy...

... Presidente del Gobierno del Reino de España... cobarde redomado que, despertando a medianoche mientras ella duerme, espera apuñalar a su país por la espalda. El asesinato de España por el cobarde Mariano Rajoy. Suena hasta a futuro éxito de la Academia del Cine patrio, pero esperen a ver cómo sabe, esperen... aunque, seguramente, también ustedes han ido saboreando esta tragicomedia que nos atrapa y engulle, igual que el Kraken, rumbo al más negro de los Abismos.

El atraco a las 13:10h. viene de la mano de las joyas de la Corona y la mamandurria que el gobierno del canguelo con patas está preparando para conmemorar el cambio de cabeza real que ha de "sostenella" y veremos si "enmendalla" el próximo día... bueno... no estoy muy seguro...

... porque para eso, para asegurarse que nadie está seguro de nada, tenemos a nuestra sombra a la espalda, aguardando el momento adecuado. Con voz solemne, el cobarde camela a Jesse James, adulándolo mediante gruesas palabras que hablan de "servicio a la Nación", "eterna gratitud", "normalidad institucional y democrática" y mil chorradas más. Pero esos ojos... esa sonrisa camuflada tras el espeso follaje... denotan el estado de espera, la paciencia del psicópata en la oscuridad de los portales, aguardando el despiste del bienintencionado de turno.

Al Robert Ford español, Presidente del Gobierno, la sola mención de su jefe le produce urticaria. ¿España? Uuuu, quita, quita. Lagarto, lagarto. Mejor La Roja. El cumplimiento de la Constitución, la defensa de la Nación, el buen nombre de sus Instituciones, son brebajes que le atacan al hígado, acentuándole esa anomalía de la psique que hace que el individuo se flagele al rememorar su pasado, del que reniega como buen hijo pródigo, creyendo que así, aireando sus vergüenzas para escándalo público, las heridas quedarán sanadas y el súper-héroe-progresista-que-recorre-Europa le perdonará las culpas, el Pecado Original que se esconde detrás de... maldita sea... haber nacido en España.

De esta guisa, la coronación del nuevo Rey de España no será la coronación del nuevo Rey de España, sino un guateque con esos amigos que, previamente, han confirmado la asistencia llamando al número que aparecen en la maldita tarjeta enviada por La Moncloa. Ni fiesta para los currelas, ni paseo por la Villa engalanada, ni conexión con la TV pública... más entretenida en el XXXVII Concurso de Tortilla de Patatas de la Playa de Levante, en Torremolinos, o desplazándose en pleno al Mundial, de vacaciones con gastos pagados. Tampoco, por supuesto, presencia de autoridades venidas del extranjero y... ¡válgame Dios!... nada de misa, no vayan a descubrir que el Rey de España es católico y le amarguen el Camerún-Islas Feroe del Mundial.

Tampoco el pasado día de las Fuerzas Armadas fue el día de las Fuerzas Armadas, sino un mercadillo en el que mostrar los equipos que los Ejércitos de España venden a precio de saldo, con suerte, o desguazan rechazando cualquier otro tipo de opción que bien podría haber acabado con el Príncipe de Asturias... causalidad, causalidad... convertido en Museo de la Armada, a modo useño, haciendo Patria. Iluso. España, dice. Antes monta Margallo una exposición secesionista en el Cervantes. ¿Que ya lo han hecho? Bueno, pues una estatua al payaso en la Plaza del 2 de Mayo. ¡Será por imaginación!

España, cansada tras años y años de cargar tanto peso muerto, humillada día a día, me recuerda aquel forajido que, tras toda una vida enfrentándose a sus enemigos... que son muchos, que son fuertes, que no son invencibles... ha ido a reposar su fatigada cabeza sobre el hombro del cobarde de Mariano Rajoy. Inocente, España. Tú, podrida por el paso de siglos de experiencia, no puedes comprender que un ser humano... una pompa de jabón en la inmensidad del experimento... pueda albergar, en un cuerpo tan pequeño, tamaño ingratitud y maldad. Por eso, inconsciente, duermes tranquila en una noche que crees plácida y pasajera...

... aunque es oscura, y alberga horrores.

Quizá, si aprietan un poco más en alguna plaza de algún pueblecito perdido de cuyo nombre no quiero acordarme, nuestro Robert Ford se arranque dándole al gatillo... y empiecen a silbar las balas.

---
"Oscura y alberga horrores" es cosa de George R.R. Martin. Lo tomé prestado, lo siento.

9 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Auténtico cobarde y traidor de peli del Oeste, el Rajoy. Me alegro de que hayas llegado a esa conclusión que vengo previniendo desde antes de que llegara a Presi.

Muy bueno el párrafo de =

" la coronación del nuevo Rey de España no será la coronación del nuevo Rey de España, sino un guateque con esos amigos que, previamente, han confirmado la asistencia llamando al número que aparecen en la maldita tarjeta enviada por La Moncloa. Ni fiesta para los currelas, ni paseo por la Villa engalanada, ni conexión con la TV pública... más entretenida en el XXXVII Concurso de Tortilla de Patatas de la Playa de Levante, en Torremolinos, o desplazándose en pleno al Mundial, de vacaciones con gastos pagados. Tampoco, por supuesto, presencia de autoridades venidas del extranjero y... ¡válgame Dios!... nada de misa, no vayan a descubrir que el Rey de España es católico y le amarguen el Camerún-Islas Feroe del Mundial.

José Luis de Valero dijo...

AMÉN a todo. Sólo indicar que respecto a la Corona, ni a "sostenella" ni a "enmendalla". Lo más seguro que de nuevo, a "profanalla"

Agustin dijo...

Traidores,eso es lo que sobra.Aqui lo de Roma no paga traidores,no es muy sostenible.Aqui los traidores llevan dagas de la mejores orfebreria,un abrazo,

Chafachorras dijo...

Lo malo es que nos querran vender a Marianico como el James Stewart es decir el hombre bueno y recto que hace ganar a la justicia.
¡Buagh! Es solo un cobarde. ¡Bien dicho!
Ahora que los psoezialistos últimamente no van precisamente de valentones que el Little Stalin de la coleta les está metiendo más miedo que el hombre del saco.

Herep dijo...

Llevaba tiempo sospechando que, a la primera ocasión, alguien iba a recibir plomo por la espalda, Javier.
Algunos apestan a traición a cien leguas.

Un abrazo. Feliz domingo.

Herep dijo...

Mucho me temo que los tiros irán por ahí, José Luis. Estoy escuchando cantinelas que, de ser ciertas, vaciarán (todavía más) el significado de la Corona hasta el punto que, si desapareciere, poco importará.

Un abrazo.

Herep dijo...

Los españoles somos maestros en agarrar un refrán y, mediante tretas oscuras, darle la vuelta para que venga a significar todo lo contrario. ¿Roma no paga a traidores? Buaaa... Aquí, como bien apuntas, los traidores son los reyes de la manada.

Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

Tampoco, tampoco, Chafa. Los sociatas están que trinan viendo el triunfo del populismo con coleta... pero las soluciones que proponen, representadas en esos cuatro paladines del "zapaterismo", son peores que un picor.
Encaminados hacia el Frente Popular Bolivariano, amigo.
Un espectáculo, entre malos y peores.

Buen domingo!

Blogger dijo...

Hello Everybody,

Below are the most recommended bitcoin exchanges (Bitcoin for CASH):
Coinbase: $1 min. trade
CoinMama

Get free bitcoins with the best Bitcoin faucet rotator:
IACBit.org Faucet Rotator