Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

8 jun. 2014

Antimateria negra


En El Ejército de los 12 Monos estamos de enhorabuena. Después de tropecientas mil notas informativas, normativa interna y varias reprimendas, hemos conseguido que algunos de nosotros, al llegar la noche, no estemos haciendo constantes viajes para saquear las neveras de Cocinas. De esta guisa, de un plumazo, hemos conseguido ahorrar tarrinas de chocolate y algo de energía eléctrica...

... siendo esto último, al precio que está la luz, un verdadero motivo de orgullo y satisfacción.

Pero como la alegría dura poco en la casa del pobre, las cuatro perras ahorradas, como buenos capitalistas, las hemos invertido en un telescopio Newton de 150mm. Últimamente, ante los casos de asteroides perdidos que, de repente, aparecen de la nada dirección a la Tierra, el Cuartel General ha decidido dotar al SI con este nuevo juguete, intentando independizarnos de los alelados astrónomos de la NASA, la FKA, la ESA... No, no, Monos. No nos fiamos de estos cerebritos excéntricos. Ahora, nuestro ejército, también escudriñará los cielos. Pueden estar ustedes tranquilos.

Como niños con botas de agua nuevas, desgarramos el papel en el que venía envuelto el regalo. Mono Diana, nuestra Teniente de Ingenieros, montaba el artilugio mientras los otros once mirábamos embobados. ¡Oh, una pieza! ¡Oh, una guía! ¡Oh... un planeta!... y, tras un par de horas buscando dónde se escondía Orión o en qué barrio cae la Puerta de Tannhäuser, hemos llegado a la misma conclusión que, el genio de Einstein, reflejó en aquellas famosas palabras que nosotros, fieles feligreses, llevamos impresas en el mechero que descansa en el bolsillo del pantalón. Universo, estupidez humana... infinito cierto...

Para confirmar tamaña tragedia científica no tuvimos que enfocar el telescopio hacia la bóveda celestial, sino que enfocamos hacia abajo, dirección sur-sureste, hacia ese sector de la infinidad estúpida que es el Gobierno Canario, allá en su archipiélago perdido frente a las costas de la África musulmana. Lo que allí vimos, Monos, habría bastado para que la mente más sensata y bien estructurada, ante dicha visión apocalíptica, hubiese decidido que había llegado el momento de ensayar el triple mortal hacia atrás desde el puente más alto construido en cualquier ciudad. Salto sin red, por supuesto. Salto hacia la locura, faltaría más.

Allí, amparados por el Gobierno Canario de don Rivero... Paulino, Subvención y Vino, para los amigos... una multitud de infinidades intelectuales salió a la calle protestando contra las prospecciones petrolíferas que darán inicio en breve, tras la aprobación del Consejo de Ministros del Reino de España... al que, hasta la fecha presente, siguen perteneciendo las islas por allá desparramadas. Enfocando hacia las coordenadas 28º06'N 15º24'O, vimos, a través de las lentes, una jauría de señores y señoras armados con pancartas, pitos, globos y gafas de sol último modelo exclamando por el fin de los sondeos, la vuelta a casa de las plataformas y en defensa del "estilo de vida canario".

Como el "American way of life" useño, pero con cierto acento y mucho tufo a aftersun.

También, como no podía ser de otra forma en esta España nuestra, tan ultrajada y sodomizada toda ella, la multitud portaba infinidad de banderas "nacionalistas", con estrellitas de cinco puntas incluidas. ¡Sí, señor! ¡Con dos cojones, canarios! ¡A muerte contra los "godos", que también os roban, expolian, colonizan y, si os descuidáis, os impiden que llaméis "guaguas" a los autobuses metropolitanos. El demonio personificado, estos "godos" de mierda, Paulino subvención y vino.

Al principio, debido a nuestra inexperiencia en el arte de la observación astronómica, pensamos que nos encontrábamos ante un fenómeno nuevo, desconocido, iniciático... pero después, tras ojear un libreto ducho en tales materias, comprendimos que nos hallábamos ante uno de esos "agujeros negros" engullidores de materia. El Universo está plagado de ellos, y la estupidez humana tampoco va escasa de estos fenómenos inexplicables para las mentes más instruidas. Ver cómo algo sólido, algo vivo, con futuro, con posibles, pringoso al tacto, es engullido por estos monstruos con gafas Ray-Ban y tablas de surf al hombro, es un espectáculo terrorífico que no puede más que helarnos la sangre.

El planeta rocoso canario, allá en el culo de África, debe vivir en un Universo paralelo, de esos que tanto habla la Teoría de Supercuerdas, donde el petróleo no es signo de evolución y progreso, y tener una tasa de desempleo del 33% no es deshonroso ni induce al suicidio de sus gobernantes sino que, contrariamente, es beneficioso para participar en el juego del pedigüeño eterno mediante el chantaje de los "derechos históricos". Parece, como defienden los parias del archipiélago y su "estilo de vida", que el modelo productivo de las islas, amén de la explotación turística que dado el tamaño de suelo disponible da para lo que da, y no más, debe centrarse en la red de asistencia al puente marítimo en patera, auténtica agencia de colocación... a dedo... del trabajador canario. ¿Usted no tiene trabajo? Tranquilo, tome un chaleco de la Cruz Roja y pasee por la playa, en busca del náufrago perdido. ¿Usted tiene carrera pero no futuro? No sufra. Necesitamos un jardinero en el CIE. El puesto es suyo...

... y así, hasta el infinito y más allá.

Hasta el infinito de la estupidez humana, se sobreentiende, donde los canarios de la "futura nueva Nación de Europa"... ¿a qué me suena tanta utopía, tanta traición?... vivirán en la pequeña burbuja que los aislará de los males del mundo, y los vecinos musulmanes serán un recuerdo amargo, la "colonización goda" una mancha en la (ventajosa) Historia de la Madre Canaria y las aguas serán siempre cristalinas, gracias a un Real Decreto que obligará a los hermanos moros a no ensuciar sus costas en caso de vertido, paciendo tranquilos los súbditos en sus hamacas mientras disfrutan de unos agradables 60% de paro juvenil a la sombra. Como mucho, como máximo esfuerzo, una semanita al año de trabajos sociales, en el Ejército de Salvación de Paulino, Subvención y Vino, patrullando las negras costas en bañador rojo, a la búsqueda del paria emigrante al que obsequiar con un bocadillo de mojo picón, una toalla y una palmadita en la espalda. Y para los problemas ocasionados por los "godos fascistas", la magna defensa del Ejército del Plátano Canario, en todo el mar conocido, de uno a otro confín, reflejo pulcro de lo que es la democracia, la igualdad, el progreso y las mil y una soplapolleces más del "otro Mundo es Posible", todas sitas en el archipiélago afortunado, donde el "amor romántico", gran tragedia de nuestros tiempos, es cosa de maricuchilis.

Los telescopios, válgame Dios, mejor enfocarlos hacia el Universo.

9 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Lo de esos canarios multi-tontos viena ya de antiguo y el portavoz de los independistas es el "Diario de Tenerife", el cual desde hace años viene proclamando que "ellos no son españoles, sino africanos y que deben de ser independientes de España".

Como si los de Misisipí del Sur declararan que ellos son asiáticos y que no deben pertenecer a Usa.

Y para más cachondeo el Presidente del Cabildo, el tal Paulino, es del Pepé.

Yo tenía clasificados a los humanos en tontos, muy tontos y tontísimos, y los canarios han llegado ya a la categoría suprema de "tontísimos".

Geppetto dijo...

Los canarios y con razon no se fian de la chapuza iberica, creen que las prospecciones les llenaran de mugre sus playas ahuyentado al turismo, que es lo UNICO que les da de comer.
Si este fuera un pais normal, las prospecciones no levantarian ampollas, serian simplemente un intento mas de aumentar las riquezas nacionales, pero como los canarios son españoles, saben que la maximia nacional es, yo bien y el que venga detras, que se joda.
Si el Gobierno quiere ayudar a los canarios y darles una oportunidad de desarrollar su economia, que meta un par de fiscales especiales que auditen lo que cuatro cinco familias mafiosas han hecho de Canarias
Y que, de paso, metan entre rejas a Paulino Rivero y toda su tropa

Geppetto dijo...

Si el Gobierno quiere ayudar a los canarios y darles una oportunidad de desarrollar su economia, que meta un par de fiscales especiales que auditen lo que cuatro cinco familias mafiosas han hecho de Canarias su feudo, feudo en el que nada se mueve sin la correspondiente mordida
Y cuando digo nada, es nada, para que os hagais una idea, en Lanzarotes, una birria de platano canario, pequeño y seminegro cuasta mas que un esplendido platano canario en Cadiz o Madrid.

Agustin dijo...

Sin caer en la demagogia en el caso del petroleo,para mi prefiero un turismo de clase media,que un nuevo caso del Golfo de Mexico, en las maravillosas costas de Gran Canaria,saludos,

José Luis de Valero dijo...

Al loro, estimados Monos: Enfocad vuestro telescopio hacia una constelación que en un principio fue llamada Iberia y que tiene forma de piel de toro. Aunque no creo que la podáis ver porque en la actualidad toda ella está inmersa en un agujero negro. Un agujero más negro que los cojones de un grillo.

Herep dijo...

No digas nunca jamás, Javier, pues quizá esa "suprema" se nos quede corta a poco de acabar el verano, cuando vuelvan a ponerse las cartas sobre la mesa.
Ahora toca vacaciones, Mundial y el Tour.
Despidámonos de Mariano y toda la vergüenza que arrastra.

Un saludo.

Herep dijo...

Tú lo has dicho, Ceppetto: en un país normal. España, por contra, no lo es y aquí, cualquier cosa que pudiera ayudarnos en el desarrollo económico, es visto como un juego de suma cero. Pura envidia.
En el caso del plátano, no me extraña nada ese "arancel" caciquil, tan típico entre ciertos sectores de la población española.

Un saludo.

Herep dijo...

Nadie quiere un desastre en las costas canarias, Agustín. Extraer petróleo no tiene por qué acarrear un accidente, pues puede hacerse con un elevado porcentaje de garantías, aunque estas no sean plenas.
Pero desviando el enfoque, si los marroquíes tuvieran un accidente en sus pozos, a ese petroleo poco le importaría nuestras buenas intenciones.

Un saludo, artista.

Herep dijo...

Un agujero negro que, para más inri, no deja de absorbernos hacia las profundidades del Averno, José Luis.
Veremos dónde acabará este descalabro y si nuestro telescopio dará para enfocar a tanta profundidad.

Un abrazo.