Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

10 jun. 2012

El rescate de la lechera



“Sobre ellos sigue el cielo tormentoso. Suben juntos el monte. La Muerte, severa, los invita a danzar. Van cogidos de las manos haciendo una larga cadena y empieza la danza. Delante va la misma Muerte con su guadaña y su reloj de arena. Ya marchan todos, hacia la oscuridad, en una extraña danza. Ya marchan huyendo del amanecer, mientras la lluvia lava sus rostros, surcados por las sal de las lágrimas."
El Séptimo Sello, de Ingmar Bergman.

----


La cigüeña europea nuestra tierra sobrevoló
mientras la cigarra, hipnotizada, espera sentada en la grada,
revestida con La Roja y ataviado el balcón de trapo bicolor.
Hoy son gritos, ayer maldición…
hoy todos cantan, anteayer “secesión”.
Viva España”, se oye a la hinchada,
y la Big One que las aves han lanzado
poco tiene de trofeo y mucho de pecado.
La Reina de las ratas se mesa la barba con descaro
contando billetes que son dote.
No sale, nadie le ve… mil, dos mil… cuenta la coronada el ingreso
mientras el mayordomo, ufano, a todos promete queso.
Socialistas, queso. Nazionalistas, queso. Inmigrantes, queso…
¡Terroristas, requesón!
Las pinturas de guerra de la afición
surcan mejilla abajo presas de la alegría… lágrimas…
¡Nuestro portero paró el gol,
todavía sigue virgen nuestra portería!
Nuestra honra, intacta.
Posesión, posesión… todos conocen la senda de la victoria.
La caída de la Big One servirá para el Invierno vespertino...
… nuclear… eterno...
Incendios crean friccionando sus palmas,
imaginándose lecheras de postín.
¡Hay, cuando fluya el torrente de moneda!
¡Hay, cuando el río no huela a orín!
En las tiendas, caviar iraní y las matrículas, todo letras.
Ferrán abre tres mesones y los domingos
… los domingueros…
rebuscarán setas entre bosques de barbacoas… prohibido fumar…
una en primera línea, otra con piscina climatizada…
¡Mira allí, chaval… un robellón por medio millón!…
Siseánte, un ruido acompaña al Dios Viento,
inaudible… escuchad, si podéis… detrás...
... al fondo...
tras el retumbe de la bubucela y las palmas del tablao…
¿Qué es, Padre? ¿Qué trae la fresca noche?
¡Yo lo quiero, Padre! ¡Es mío!... Caca, culo, pedo, pís…
Será tuyo, mi buen bastardo. ¡Sin condiciones!
Mil ojos reflejan fresca embriaguez, pensando en verde.
El humo, etéreo, mece como la niebla al pescador.
Tras él, cuando las cigüeñas pasen,
nada quedará del “nuevo amanecer”.
Serán viejos sueños plasmados en una usada servilleta,
amarilla colorante de paella.
Una lágrima, quizá… una risa de niño que imagina…
o de adulto que, sentado, gana.
Unas palmas, frotadas… un sonido de sierra que amenaza.
Una barba, mesada, se esconde en el palco
donde nunca falta el caviar ni la carne fresca y barata.
Las chicas del Este son ahora morenas…
… hijas del Oeste… 
y su carne marca precio de saldo.
Ésta no se nos caduca, socias ratas. La fiesta está pagada.
Que no es triste tener que robar, mucho menos ir a pedir.
¡Volved al barco, hermanas! ¡Llenaos la panza!
Pita el árbitro… ¡Platinato!...
¡Viva España!

¡A la saca otro campeonato!

10 comentarios:

C.S.Peinado dijo...

Triste España que sólo se alegra de serlo cuando se juega al balompié. Opiáceo barato que nos seda mientras el gobierno o desgobierno nos sigue dando pro detrás, una vez con vaselina, las menos, otras a palo seco, las más, que incluso la crisis afecta en ello.

Un saludazo.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Bien dices, amigo Herep. Pasarán las cigüeñas, y nada quedará, todo se lo llevará el viento. Y la macabra danza de la muerte seguirá muy cerca de nosotros.
Pese a todo, recibe mi más cordial abrazo. Y, si gana la roja, mejor que mejor.

Agustin dijo...

Hay que leer la letra pequeña del rescate,Ahi habra mas de una sorpresa para el ciudadano de a pie.un saludo,

Zorrete Robert dijo...

Cigüenas, oscuras golondrinas, grajos y buitres, de todo tenemos aquí y casi nada bueno.
Vamos empataooo con la Italia, oee, ooeee, oe, oe, oeeee.
Saluditos.

Geppetto dijo...

Todos los recortes hechos a los españoles hasta ahora no han servido para nada
Aumentamos la deuda y deberemos aumentar los recortes en servicios, prestaciones y emolumentos ...y tampoco servirá para nada .
Los bancos, mas bien las cajas de ahorro manejadas y robadas por los políticos utilizaran el prestamo para tapar sus agujeros y el famoso crédito seguirá sin fluir y si fluye dará igual, no hay dinero para solicitar crédito con posibilidad de devolverlo ya que los intereses son astronomicos.
Hasta qui llegamos señores.
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

Herep dijo...

Por mucho que la gente viva ausente a lo que se mueve a su alrededor, CS, la gran ola se los llevará también a ellos.
Gane o no España la Eurocopa, el otoño llegará y, tras él, el Invierno.
Y cada Invierno se presenta más frío que el anterior.

Un saludo, campeón.

Herep dijo...

Si gana, pues mira... celebraremos algo, sí señor. Una noche es una noche... pero nada cambiará a la mañana siguiente.
Los romanos ya inventaron el "pan y circo"... y, mil quinientos años después, seguimos con lo mismo.

Aquellos que crean en la evolución de la masa van listos.

Un abrazo, artista.

Herep dijo...

Será la primera vez que se aplica un rescate sin condiciones, Agustín. Y, sinceramente, no creo que España esté en la situación de presionar para que éstas no se cumplan.
Se rescata, de nuevo, el Sistema. Este Sistema que nos ha llevado a la ruina.
La próxima estación de este siniestro viaje, mucho me temo, nos llevará directamente al matadero.

Un saludo, amigo. Espero que no lleguen los tentáculos de nuestra miseria hasta vuestras costas.

Herep dijo...

Jajaja...
Vi el empate... la suspensión del campeón Nadal y la cagada de los de Ferrari.

Como ves, me dejé llevar por la marabunta, Zorrete.

Soy débil, aún.

Un abrazo, figura.

Herep dijo...

Nada fluirá, como muy bien dices. El dinero entregado es un rescate bancario. Repito... un rescate bancario.
Los bancos taparán sus agujeros y el líquido seguirá sin aparecer. La vía impositiva acabará secando los bolsillos de los contribuyentes y la rueda se parará de todas todas.

Es tan sencillo como 2+2=4.

Un abrazo, Geppetto.