Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

28 jun. 2015

Rescate

Este domingo de cambio climático antropomórfico mortal de necesidad nos trae, para ir abriendo boca, un bonito patadón en las posaderas de los hijos de la Acrópolis, herederos de los Caballeros del Zodiaco y súbditos de Platón o Aristóteles, grandes entre los grandes.

Grexit, rezan las cabeceras de los periódicos.
Grexit, tartamudean los lectores del teleprompter de las noticias de las 15:00h.
Grexit, empiezan los chistes de la progrez plañidera, tan solidaria ella siempre que se habla del dinero de los demás...
... y Grecia se queda fuera del club de las 12 estrellas sobre fondo azul, azul "Uropa".

Los cinco primeros minutos en la Sala X, tras conocerse la noticia bien entrada la medianoche, han sido de eufórico descorchar de champán. Los manirrotos griegos, de una vez por todas, van a dejar de asar vacas con el parné que los españoles, solidarios vía impositiva, han estado entregando a un inmejorable tanto por ciento de interés compuesto -¿recuerdas, ZP, felón?-, que ha acabado convirtiéndose en un giro postal sin acuse de recibo. Aquellas jubilaciones anticipadas a los cuarenta y pocos, las cinco piscinas declaradas en todo el país, el ejército de funcionarios del sirtaki, las cuentas manipuladas al estilo de los niños de pecho, los números corridos por lágrimas negras y la soberbia del que se mofa merced a su sobrado ingenio de dar esquinazo a la palabra dada ante sus iguales, toda la demagogia de la redistribución de la riqueza, el estado de bienestar y los derechos que crecen en los árboles, Monos, se viene abajo en la tierra del Peloponeso. Sus gentes lo padecerán, sí, pero que cada cual asuma las consecuencias de sus actos y, con un pañuelito blanco, seque sus penas.
La corrupción es un mal extremadamente contagioso; allí donde arraiga, lo pudre todo. Mirémonos en España, atengámonos al cuento y, aquel de vosotros que gaste barba, póngala en remojo. El "austericidio" va a llegar, y no será el juego del trilero con el que el Iluminado de La Moncloa nos ha estado engatusando durante estos últimos años.

Durante los cinco minutos siguientes, pero, el champán ha ido calentándose en la botella. Han sido minutos de silencio, más dados a la reflexión... minutos marcados por la rabia.

Rabia que va creciendo a medida que asimilas la inmensa contradicción que representa la expulsión de Grecia del club de los 12 estrellados "uropeos", esos que se reúnen en infinidad de parlamentos con infinidad de poltronas y subsecretarías para, entre cóctel de gambas y caviar iraní, hacer ver que trabajan por el bien de los ciudadanos de los que se nutren como sanguijuelas. La cruda realidad, en cambio, es que la burocracia parida por d'Estaign y su caterva de diablos enmascarados tan sólo se dedican a bailar el vals en los oscuros salones de sus madrigueras, y son pasos suaves pero firmes, dóciles en apariencia pero funestos una vez la tonada va cogiendo brío y la danza, mortal, va aproximándose al clímax que ha de ser la completa sumisión del rebaño europeo, cuna de la civilización Occidental, a los decretos de esta nueva intelectualidad que ha de traer el Paraíso a la Tierra previo olvido de las reminiscencias de un Occidente caduco, que la moda en "Uropa" es lo Oriental, sus misterios y secretos, su grado treinta y tantos y el campamento de los santos arreciando en nuestras costas.
El culo de Sócrates no merece más que un buen puntapié.
Grecia fuera, hagan hueco a Turquía.
¡Ay, Oriente... sus modas, sus creencias, su IS segando cabezas y dando clases de submarinismo gratuitas a los reos, el #JeSuisGillipoyé de manifestación y los pobres diablos encendiendo velitas mientras se dan la mano y reclaman "más Uropa", más Uropa de la tolerancia, la paz del corral, los ejércitos de perroflautas y sus mercenarios del lobby rosa portando los pasos laicos del amor fraternal de la Alianza de las Civilizaciones del Universo y más allá!
El fantasma de la rabia ha sacudido nuestro Cuartel General, debemos reconocerlo.
Grecia queda fuera de la maraña de cuatreros que ha raptado a Europa, este viejo continente cicatrizado sobre mil proezas históricas, paridora de ideas y aglutinadora de filosofías, de inventos, hija del despertar del Hombre y cuna de lo que alguna vez fue bueno, siempre entre el período que va de la guerra "x" a la guerra "y", hábitat natural del polvo hecho vida. Apresada por el peso de la bota del totalitarismo democrático "uropeo", no dejas, Europa, de perder los elementos que te han distinguido a lo largo de los siglos, acobardada y acomplejada, víctima del maltrato psicológico al que te someten las élites nauseabundas que han tomado las riendas y que, a golpe de fusta, no dejan de vejarte y humillarte por los pecados de los días pasados, impidiéndote volver a tus años de esplendor.

Grexit dice adiós a "Uropa". El castillo de naipes se tambalea. Sensaciones encontradas. 

3 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

La realidad es la que dibujas, Herep : unos uropeos que desde Licurgo jamás han pegado golpe y han vivido a cuenta de sus "metecos" o esclavos buscados en cualquier parte, incluída España, y por el otro lado tenemos a unos representantes de la UE que son un hatajo de hijos de banquero (pior que ser fijodeputa).

Y en medio unos griegos comunistas con ínfulas de haber inventado las chekas y las purgas.

Todo eso va a ser aprovechado por Montorín para subirnos más los impuestos, dado que en otras ocasiones lo ha hecho porque había Luna llena.

Agustin dijo...

Grecia una vez mas dando leccion de como se aplica la democracia,con el Referendum de este Domingo.Aqui mientras tanto esperando a Godot,jejeje,saludos

Blogger dijo...

Teeth Night Guard is selling personalized fitting and high quality custom made dental guards.