Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

14 jun. 2015

¿Estaba escrito?


Todos los hechos que pueden ocurrirle a un hombre, desde el instante de su nacimiento hasta el de su muerte, han sido prefijados por él. Así, toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro una cita, toda humillación una penitencia, todo fracaso una misteriosa victoria, toda muerte un suicidio. No hay consuelo más hábil que el pensamiento de que hemos elegido nuestras desdichas.

Palabra de Borges.

... pero, ¿y si... ? ¿Podría ser, el Gran Teatro, determinista? ¿Vienen los seres nacientes con instrucciones al igual que los electrodomésticos que escupen las fábricas? Un accidente a los veinte, un divorcio con veintitrés, siete hijos antes de cumplir un cuarto de siglo... ¿Fui yo quien acordó las desdichas que me acechan impidiéndome dormir? ¿Qué demonios me llevó a elegir un trabajo de ocho a tres? ¿Y este pelo encrespado, las medias de color, ser chica ye-ye? ¿Decidí hacerme presente en una época marcada por la mentira? ¿Quise vivir años de tribulaciones, madurar entre miseria y reconciliarme con la risa en mi senectud? ¿Firmé ver morir a los míos, la soledad, el silencio, la melancolía? No puedo asegurar que estuviera en desacuerdo cuando me propusieron habitar una tierra en la que se arrinconaría el conocimiento en beneficio de la utopía, los buenos deseos votados en asamblea de barrio prevalecerías frente a la palabra de la sabiduría o en los municipios entregados al saqueo se repartirían abrazos entre la concurrencia solicita y desamparada. Me es difícil verme dando el visto bueno a una democratización de gran almacén chino, una democratización de cincuenta céntimos el kilo, una democratización que no es más que la vulgarización fraudulenta de la voluntad de la más absoluta de las necedades. Me exaspera la idea de haber sido tan idiota como para elegir vivir la experiencia revolucionaria edulcorada 2.0, sectaria y chekista, heredera del gulag y el Terror.......

.... pero, si es lo que firmé, dispuesto estoy a acometerlo.

Jorge Luis Borges así lo creía, y tampoco es este el día más indicado para llevarle la contraria al maestro.

4 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

El Gran Borges dilucidaba su existencia y creencias al estilo de nuestro Unamuno. Y lo prueba ese párrafo que traes y que recorto =
"¿Decidí hacerme presente en una época marcada por la mentira? ¿Quise vivir años de tribulaciones, madurar entre miseria y reconciliarme con la risa en mi senectud? ¿Firmé ver morir a los míos, la soledad, el silencio, la melancolía? No puedo asegurar que estuviera en desacuerdo cuando me propusieron habitar una tierra en la que se arrinconaría el conocimiento en beneficio de la utopía "

Agustin dijo...

Menudo lujo traerno a Borges.Para mi es la esencia de lla mas sublime metafisica,saludos,

Herep dijo...

Lástima que ni el uno, Borges, ni el otro, Unamuno, sean dignos del estudio que su obra merece, apartados como están de los planes de estudio de los chavales, que crecen sin conocer más cultura que la aparecida en el Club de la Comedia.
Un abrazo, don Javier. Buen fin de semana.

Herep dijo...

Uno de los grandes, Agustín. Sus cuentos, fabulosos.
Un abrazo, neozelandés.