Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

8 ago. 2014

Al rico comisario

Hete aquí un independentista.

Aquellos que no sepan de quién estamos hablando, decir que ese sujeto de la foto es Toni Soler, archiconocido en el futuro próximo Estado de "Uropa"... ese Estado que, de inmediato, copará la cima de los Paraísos sobre la Tierra de puro que será, sin conflictos existenciales, sin corruptos que saqueen las arcas públicas y la dignidad de sus ciudadanos, con una Justicia Suprema aburrida de tan poco trabajo debido a la excelencia de sus gentes de eterna sonrisa dibujada en el rostro gracias a esas jornadas laborales de veinte horas semanales y pensión de medio millón que brotarán de las milenarias fuentes de la Moreneta.

Y es independentista... pero de los buenos, eso sí. De pura cepa racial: sangre "estelada" y corazón verde, que no rojo, ahí abajo, en la zona del pantalón, donde suele colocarse la cartera bien atestada de billetes. 

Comisario Toni, nació en un lugar de Cataluña de cuyo nombre no quiero acordarme, como tampoco quiero acordarme de su familia, infancia, primeros amores y demás mamandurrias de biógrafo de tres al cuatro. Por estas tierras, si repartes un billete de los azules, poca cosa, te saldrán quince o veinte mamporreros dispuestos a tan hercúlea tarea, pero no es ese mi caso.

Para biografía, la mía... y llevo demasiado tiempo sin poder pasar de las primeras páginas.

Como decíamos ayer, Comisario Toni es un chaval de su tiempo. Ha pacido bajo las faldas de la doctrina educativa catalanista y, como tantos y tantos, cató la fresca agua del nacionalismo fascistoide, ducho encontrando monstruos tras las esquinas a los que culpar de las miserias inconscientes de estos Ícaros venidos a menos, crédulos ante la idea de que, a fuerza de batir las alas de un falso elitismo y etnicismo supremacista, alcanzarán el Nirvana sobre la Tierra... el Otro Mundo es Posible... la Tierra Catalana Prometida, con sus cien mil danzas, castillos humanos y pan con tomate.

Pero nuestro Comisario Toni, por una de esas triquiñuelas que ingenian los dioses allá en su Olimpo, se erigió como guía, oráculo, Moisés al que el pueblo, mutado en rebaño de burros, sigue por la senda de las baldosas amarillas, directos al supuesto Reino de Oz... y coz. Comisario Toni, de una tacada, pegó el salto a la TV... pública, por supuesto, que TV3, junto al F.C. Barcelona, lo es todo en este pequeño terrón de azúcar catalán... y, de la mano de otro independentista de raza... verde, es clar... fue haciéndose un nombre en el ente público, escalando y escalando hasta, llegado el día señalado, montarse su propia productora de "contenidos audiovisuales", con la que ha hecho omnipresente fortuna, suficiente como para construir un pequeñito imperio para un pequeñito país, diario independentista inclusive... de subvención también inclusive, eh.

A partir de ahí, todo fue como la seda... pues nada hay como ser tuerto en el país de los ciegos. En la Cataluña pre-paradisíaca, estos trabajos de aleccionamiento y lobotomía están muy bien pagados. Comisario Toni, conocedor del pensar de quienes reparten los cuartos y de las pulsaciones que atenazan el corazón de los oprimidos miquelets, ofrece dos tazas y media de "seny". A través de sus guionistas y creadores de opinión periodística, sirve una catarata de contenido televisivo cuyo eje central, siempre, es la tan sobada libertad nacional frente a la opresión española; la democracia catalana ante el fascismo del Estado Invasor... la Cultura Viva frente a la Muerte en la Cuneta... Companys, Macià, el burdo insulto al "botifler"...

Con ese gesto de oler mierda que sugieren esos labios prietos, Comisario Toni nos trae a la mesa sus mejores recetas, cuyo plato principal es la comedia sarcástica que, a los ojos de cualquier burro amaestrado pudiera pasar como cosa objetiva... pero de eso nada, Monos. La crítica a los nuestros, como es habitual en todo régimen totalitario, está camuflada bajo el adjetivo de pequeños "accidentes"... también conocidos como "chicos de la gasolina"... mientras que la mención del adversario político siempre va acompañada, a todas luces, del incisivo prejuicio mamado ya desde la tierna edad del jardín de infancia.

Los míos hierran... los otros, ni cuando actúan correctamente, y si alguien osa llevarle la contraria, nuestro comisario político... también comisario de los fastos del Tricentenario de los "trescientos trillones"  de euros, amén... se encargará de señalarle con el dedo acusador, seguido de la palabra mágica... "fascista"... y, los burros, a reír de forma muy parecida al rebuzno.

Como todo gurú del modernismo nuestro, quienes comparten sus ideas, fobias y enemigos, sonríen satisfechos al imaginarse agarrados a su idealizada mano, encadenados en pro de un nuevo Estado que creen benigno... vana ilusión también esta... y que les librará de la lacra españolista que, como un virus, recorre sus venas a galope tendido. Al acostarse, después de reír las gracias del figurante que caracterizado con el jeto de Arturo Mas presenta la inexistente política catalana como un juego de niños de teta... tonto tú; no, tonto tú, jajajajaja... sueñan que el día deseado llegará, quizá ahora, en este aniversario mágico, y descansan mientras los tarros repletos de dulces mieles flotan en sus caprichoso subconscientes perfectamente adoctrinados.

Pero, ¿todos, duermen? No... ¡qué va! Los independentistas de raza... verde raza... jamás descansan. El ejemplo lo tenemos con el Comisario Toni, quien pasa las largas noches maquinando, junto a su ejército de lapiceros, más programas que emitir en antena, más libros que publicar en las editoriales afines... más verde, más dinero, más camisetas a 25€ la pieza... zapatillas, calzoncillos, preservativos con sabor a "calçot"... más, en definitiva, parné y poder para la saca. El hacer caja es lo que diferencia al independentista lobotomizado del independentista de pura cepa. Los primeros, sometidos por el influjo de los sentimientos y las bajas pasiones, miran a través de la popa del barco velero, soñando con la tierra prometida allá al frente. Los segundos, aferrados al timón, dirigen la nave siempre en busca de los vientos que más favorables son para sus carteras. Comisario Político Toni, mediante el contubernio con las fuerzas políticas del país... que no fuerzas vivas... es el encargado de dar a la plebe la droga que el rebaño necesita, satisfaciendo con su teatro el inmenso espejismo creado por los "señores feudales" de esta maltratada tierra nuestra. Por los siglos de los siglos, las familias afincadas en las zonas altas de Pedralbes, donde descansan sus castillos y derechos de pernada, degustan mieles presentes mientras el rebaño de burros, distraído con el leve perfume del dulce, sigue creyendo que estos vendrán de la mano del deseado futuro.

Unos, ilusos, esperando... mientras otros, independentistas de pura cepa, riendo con desencajadas mandíbulas.

Hete, aquí, el secreto de la independencia.

6 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Vaya con el comisario Toni y tiene cara de gato que se zampado un ratón.
Al parecer es un aventajado discípulo de otro ingenio catalufo como es Enric Sopena, exfalangista en tiempos preteritos.

Esa tierra vuestra ultimamente está produciendo auténticos genios del filibusterismo de tierra.

Chafachorras dijo...

Hola Herep. Por favor ten cuidado con mi troll.
Esta entrando en los blogs que frecuento con mi nombre y logotipos y diciendo gilipollrces
Está suplantándome porque descubrí su nombre y la vida miserable que lleva y lo publique al los 4 vientos. Si quieres me indicas en mi blog a que correo hacerlo (descuida que no se publicará) y te mando toda la información. Para saber si soy yo, es facil: puede suplantar nombre y logotipos pero nunca podrá poner en su perfil de Blogger que está desde 2013 que es lo que pone en el mío. Es, de momento, la manera segura de identificarme.
Sí te es posible bórrale los mensajes si no lo es, sabes que no soy yo. Lo siento pero ya sabes aquello de "ladran, luego cabalgamos.
Graciad

Old Nick dijo...

¿COMISARIO Y RICO? ¡PUES MENUDO GENTUZO, SERÁ, QUERIDO HEREP!¡CARA TIENE DE SER DE CUIDAO!
MU BIEN, PONERLE CARA A LA GENTE-
ASÍ SON MÁS FÁCILES DE LOCALIZAR Y SI FUERA POSIBLE DE "ENTRULLAR"...
UN ABRAZO CAMARADA-
UN BRINDIS CON RUBIA FRESCACHONA
¡BUEN VERANO!
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Herep dijo...

Esta gentuza, querido Javier, lleva años dando la matraca a través de todos los medios de comunicación habidos y por haber, hasta conseguir que la parroquia que los sigue sea, totalmente, idiota.
Hablas con alguno de sus discípulos y, si no estás bien sentado en una butaca, puedes acabar cayendo de culo ante las lecciones de historia que creen ciertas.
¡Fíjese que incluso llegan a decir que la Corona de Aragón fue fruto del federalismo! ¿Será asimétrico, verdad?

Son víboras, y sus palabras veneno.

Un abrazo. Feliz fin de semana.

Herep dijo...

Lo tendré en cuenta, Chafa.
Creo que ha dejado algún que otro comentario por aquí utilizando tu nick, pero no dio el pego.

Un abrazo y que tengas un buen verano, artista.

Herep dijo...

Mírelo bien, querido Old, y sepa que con sus impuestos, las corporaciones públicas de radio y televisión, lo están cubriendo de oro a pesar de ser un traidor de cuidado.
El negocio de la independencia sí que es un verdadero expolio... y ellos lo saben, y lo aceptan, y se muerden la lengua, pero no se envenenan, de podridos que están.

Me sumo al brindis, Old, que hace mucha calor y sólo me faltaba recalentarme más por dentro con tanta mala leche.
Buen verano, camarada.
y ¡Riau!¡Riau!