Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

11 ago. 2014

Insolación veraniega

El Verano tiene estas cosas... rápidas, refrescantes: preso bajo el calor sofocante y, un instante después, levantarse una suave brisa agradable, algo cercano a la felicidad... a la sonrisa... esto es vida, estos momentos... Cualquiera se siente bien, activo durante un minuto gracias a los pequeños presentes que tiene el estío para con nosotros, sus hijos...


- Acelera, Richard, acelera. Ya queda poco para llegar junto a los camaradas, Richard. ¡Pie a fondo, que se acaba la Revolución!
- Como una moto, voy... como una moto... Ya veo las columnas de humo contra el horizonte, Charlie. El olor a churrasco, los cánticos en la retaguardia... Veo la gloria, camarada. ¡Viva Rusia! ¡Viva Stalin!

Me ha hecho gracia ver a esos dos brigadistas en la pantalla de la TV, apretujados en un Lada 1600 conduciendo hacia el frente de Donetsk, al este de Ucrania. Agitando banderas de la II República y con varios parches de estrellas rojas y estampitas de los ases del santoral de la Komintern, se dirigían... se dirigen... son ya, combatientes del Batallón Vostok.

El formato "road movie" de la noticia hace que el viaje termine al siguiente plano, ahora ya en el campamento rebelde, con su AK al hombro y la típica colilla pegada al labio inferior. Esas teces morenas los delatan entre el blanco cuadrado del este europeo que muestran los rostros de sus "camaradas" rusos y, mientras doy un sorbo al granizado, suspiro. Un suspiro profundo, ácido, pensando en los kilos de rocas que, ilusionados, llevan en el petate igual que un párvulo lleva cien libros a la espalda camino del colegio. Libros... piedras... que, en el mayor de los casos, sólo sirven para atrofiar músculos, huesos y nervios.

- Por la libertad y contra el fascismo. A eso venimos a Ucrania. A combatir el nazismo del Imperio. Venimos al este, a darle estopa a la "reacción" igual que hicieron nuestros camaradas hace... hace... durante la Guerra Civil.
- ¡Exacto! Somos los herederos de las Brigadas Internacionales. ¡Por Rusia!
- ¡Por Rusia! -gritan, ebrios de vodka, mientras se arrancan la camisa y se ponen a danzar junto al fuego, mostrando, tatuadas en su piel, las esfinges de Lenin, Stalin, el Ché y el Coma-Andante Fidel. Uu, uu, uu, uu... se oye gritar a los rebeldes ucranianos en su ininteligible idioma, al son de las palmas.

Nuestros héroes... voluntarios, al fin y al cabo... han ido a Donetsk a pegar tiros, y recibirlos. Quizá cansados de matar gringos en la versión "brics" del Call of Duty, decidieron gastarse sus ahorros en un viajecito al ojo del huracán situado ahí al lado, a pocos miles de kilómetros hacia el este, donde los europeos tenemos organizado un tormentón de los que hacen época (o efeméride) a pesar de la desinformación habitual de nuestros medios de información masiva. El Richard y el Charly, empapados de la mitología revolucionaria servida en bandeja durante medio siglo de vanguardia intelectual, sintieron la llamada y decidieron acudir prestos a batirse el cobre en esta guerra entre la democracia rusa para Ucrania y la democracia useña para Ucrania.

Por el interés te quiero, Andrés... y, en medio, nuestros pobres diablos.

No son más que Hijos del Verano... cuyos héroes venerados, como todo en esta modernidad de póster y carpeta forrada con cascotes del 68, no son nada sin sus máscaras de oscuro látex. Como buenos españoles, llevan años tragando tergiversaciones y discursos de parte repletos de buenas intenciones y gestos utópicos, pero de ahí a la realidad media un abismo. Esas cadenas que pretenden romper mediante el gesto juvenil de la contradicción, no son más que la negación de la ecuación "A=A", la cuadratura del círculo, la noche y el día fundiéndose en el abrazo narcótico del "otro Mundo es Posible". Su arrojo, errado... y su muerte, casi segura, tan lastimosa como el sexo con olor a ruptura.

Es el Verano quien, con su maldito Sol allá en lo alto, nos regala, de tanto en tanto, episodios como el que hoy nos ocupa. No hay sesera de compatriota que, tras 365 días de intensa radiación ultravioleta de rayos gamma, no sufra de calenturas y posterior ruptura del sistema de refrigeración. Llegados estos días de intensidad "Factor 50", como los cortes por falta de suministro tras el pico del aire acondicionado, algunas sobretensiones provocan chispas... chisporroteos... y los dos brigadistas españoles rumbo a la guerra del este son buena muestra de ello.

- No hemos disparado en la vida, pero no puede ser tan difícil. El Charlie ya controla algo con la puntería.
- Ayer le pegué a un melón, pero no tengo miedo. Sé que, llegado el momento, mi determinación no temblará, pues los cientos de millones de camaradas muertos en la interminable lucha por el Socialismo mantendrán firme mi brazo.
- ¡Por la Libertad! ¡Por Rusia! -y los camaradas del Batallón Vorstok, aplaudiendo, mirarán asombrados a esos dos chavales que, a cinco mil kilómetros de distancia, vienen a morir no saben muy bien por qué.

Aquí, sentado en un Cuartel General semivacío a causa de las vacaciones, por mucho que pienso en ello, tampoco distingo bien la respuesta. ¿Por qué? ¿Defendiendo qué? La Rusia de Stalin se me antoja muy lejos en el tiempo, y la Rusia de Putin no es más que la misma "democracia" que Occidente pero con diferente nombre de empresa. Una es Exxon, la otra Gazprom. Todo lo demás, guerra santa y lobies de presión... o Muerte de la mano del Socialismo bolivariano que, esto sí, podría ser aquello que persigue el tándem Richard/Charlie. Pero si el anhelo perseguido es el Socialismo del s.XXI del Ché resucitado en Pajarito Podemos, se han ido muy lejos para nada, pues eso ni se sabe ni se contesta por el este ucraniano.

Deberían haberse quedado aquí, cociéndose al Sol, esperando que, a no mucho tardar, se produzca la sobretensión general entre el pueblo español y le salten, a la vieja España, entre chispas y chisporroteos, los últimos circuitos que la sostienen ahí, flotando en la más inmensa de las nadas de nuestro tiempo.

8 comentarios:

Old Nick dijo...

¡Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaa!
¡CAMARADA HEREP,HOY TE HAS LUCIDO!
¡"CAMARADAS,AQUÍ ESTAMOS LOS VOLUNTARIOS DE LA BRIGADA "IBERIA",PARA COMBATIR A VUESTRO LADO, LAS INSIDIAS DEL FASCISMO Y LA OPRESIÓN DE LOS PUEBLOS". LA ORGANIZACIÓN PARA LA IMPLANTACIÓN DE LA DICTADURA DEL PROLETARIADO EN ESPAÑA, OS ENVÍA A TRAVÉS NUESTRO, SU SALUDO SOLIDARIO!
¡VIVA LA REVOLUCIÓN COMUNISTA MUNDIAL Y OLÉ!"
¡Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaa!
Triste Mundo Y Triste VERANO, Querido HEREP.
Y Gente Descerebrada Que Salvo Las FOTOS PROPAGANDISTAS Y Algún Otro BOLO PUBLICITARIO, NO CREO QUE LLEGUEN A PEGAR UN TIRO EN "PRIMERA LÍNEA"...
Sería IRÓNICAMENTE TRISTE, QUE "ESOS HÉROES" ACABARAN IGUAL QUE LOS "TROZSKISTAS" DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES, LIQUIDADOS POR SUS "CAMARADAS ORTODOXOS"...
¡QUI VIVAT VERRÁ!
DE GILIPOLLAS ESTÁ E MUNDO LLENO...
UN ABRAZO GENIO.
UN BRINDIS, CON ALGO FRESCO, POR EL SENTIDO COMUN
Y LA JUSTICIA VERDADERA
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Javier Tellagorri dijo...

Cuanto descerebreado y cuánto analfabeto fanatizado hay aún en este país de campesinos que viven en ciudades.

Agustin dijo...

Esos dos brigadistas de pacotilla,estarian mucho mejor recojiendo uvas en la vendimia,digo yo,saludos,

Maribeluca dijo...

Pero ¿no habían echado ya mil veces la de "Dos Tontos Muy Tontos"? esto debe ser un remake versión ibérica jaja..."eres muy tonto ya tu madre te lo dijo, eres muy tonto y en tu casa no hay botijo".

Herep dijo...

No sé cómo irán las nuevas aventuras del Richard y el Charlie, pero seguro que no son como las habían imaginado mientras escuchaban el "Aló, Presidente" en emisión ininterrumpida, que una cosa es jugar a los soldaditos de plomo y otra muy diferente vestirse de verde para echarse al monte.
Y, para más inri, a un monte extraño, alejado de la patria y en el que el nombre de tu casa ni se sabe pronunciar, además de no interesarle a nadie.
Es curioso cómo somos los españoles, Old. Mucho. Triste tragedia, la nuestra. Nos hemos acostumbrado a vivir sin preocupaciones, pero pronto vendrán todas de golpe y la simple determinación del españolito de a pie se verá colapsada.
Brindo por ello, hasta el infinito y más allá, por la justicia verdadera.
Un abrazo y que, a pesar de los nubarrones, disfrutes.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

El problema de leer las chorradas de la prensa y creer las mamandurrias de los gurús de la TV es que, tarde o temprano, se ven fascistas por todas partes... pero, como diría aquel, "los fascistas del futuro se llamarán a si mismos antifascistas".
Y así estamos. Suma y sigue.

Un abrazo y que lo pase usted muy bien.

Herep dijo...

O en su casa, ayudando a sus madres a fregar los platos y a tender la ropa de la colada... aunque eso no tiene nada de lo que enorgullecerse, y mucho menos de épica.

Un saludo, neozelandés.

Herep dijo...

Cada cierto tiempo se nos presenta este nuevo "remake", Maribeluca. Para que luego digan que la industria cinematográfica española está carente de ideas y argumentos.
Tanta burrez les da para un billón de películas más.

Un abrazo. Que disfrutes de las vacaciones.