Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

5 jun. 2014

El hombre del tanque


Liu me va a matar, seguro...
... y me lo dijo, me lo dijo, ¡me lo dijo, joder! Aquí está la lista, Lee. No la olvides o verás cómo acaba la cena con mis padres, amor... y yo, como un imbécil, voy y me dejo la maldita lista en la oficina. Con suerte, no está todo perdido. Menos mal que la leí por encima y he recordado algo en el badulaque. Arroz, algas, tallarines, jengibre, bambú, papel higiénico... Pero me dejo algo, seguro, y con la suerte que tengo, será lo más importante. En la lista habían muchas cosas y todo es imposible que me cupiera en esta única bolsa.
Liu me va a matar, verás. Ella, o su padre.
Pero... ¿y la gente? ¿Dónde está todo el mundo?
¡La puta de o...! Iba caminando perdido en mis divagaciones y no me he dado cuenta de que esto está vacío. ¿Y... ? ¿Y las bicicletas? Pero, pero, ¡si no hay nadie! Sólo yo, a ambos lados de la avenida, aunque... no, no, no... espera... ¡Un tanque! ¡Un tanque en la Plaza de Tiananmen! ¡Dos!
¡Una columna de tanques, aquí, en plena rúe!
Pero, ¿qué dice? ¿Quién habla? ¿Cómo? ¿El teniente qué? ¿Que me marche? ¿Por qué? ¿A dónde? ¿Quién es usted, que desde un blindado me habla a mi, que volvía con la compra? ¿Que la calle es suya, que la abandone... que claudique?
Jamás.
Y no me esquive, que me muevo de nuevo. No me engañe, que no soy idiota. ¿Quién es usted, teniente, que me amenaza con la muerte, miserable, mientras se esconde tras paredes de acero? Yo no me voy, yo no claudico, yo solamente venía del badulaque, de comprar exquisiteces para invitar a mis futuros suegros, mañana noche, con intención de pedirle la mano a Liu. ¿Y usted, quién es? ¡No me ignore, desgraciado, y abra la torreta, que le vea esa cara ladina, teniente! Abra y muéstrese, traidor. Abra que yo le vea.

Abra, que catará mi valor a base de bolsazos, abra.

...
El 5 de Junio de 1989 fue tomada la foto que encabeza esta entrada. El Ejército de los 12 Monos la tiene siempre presente en la memoria, en el lugar privilegiado que ocupa en nuestro Cuartel General, en el palco de autoridades, arriba a la derecha.

En un atrevimiento insolente e incalificable, he osado imaginar qué podía pasar por la cabeza de aquel hombre anónimo... ese Mono desconocido... cuando, armado con su bolsa, se interpuso en el camino de los T-59 chinos durante aquellos fatídicos días de aquel Junio oriental, cuando las protestas estudiantiles fueron aplastadas por obra y gracia del Partido Comunista Chino.

Como defensa, argumentaré que los héroes, al fin y al cabo, son personas de carne y hueso, con sus problemas, sus dudas, sus contradicciones y sus rutinas diarias. Quizá aquel héroe anónimo no luchaba por la libertad de su pueblo, sino por su interés personal e intransferible... como podría ser una cena familiar, una queja debido al ruido de las orugas o una muestra de su malestar debido a la cancelación de la verbena de la paloma por culpa de los malditos universitarios.

Quizá...

... pero ese hombre valiente, aquel día de hace hoy 25 años, se colocó delante de una columna de tanques, impertérrito... valiente e impasible... llegando a subirse al blindado mientras los ojos de un mundo entero lo miraban sorprendidos. A través de mil millones de pantallas de TV, todas ellas en Naciones libres, por supuesto, el espectador hizo todo tipo de conjeturas. A salvo, bajo las paredes de hormigón de los blindados hogares, unos tachaban al chino de "idiota", de "suicida"... los cementerios, que están llenos de valientes... y demás miserias por el estilo. Otros, en cambio, vieron... vimos... a un hombre anónimo... un valiente del que, después de esa escena y la posterior detención por parte del los esbirros de la Bestia, jamás volvió a saberse. Posiblemente acabaría la jornada durmiendo la paz de los justos, pero su valor permanecerá con nosotros por los siglos de los siglos.

Valga esta entrada para su recuerdo.

---
Desgraciado el país que necesita héroes. Bertolt Brecht 

8 comentarios:

Agustin dijo...

Este hombre es para mi,el signo mas valiente de la dignidad a nivel de seres que luchan de verdad por la libertad,buen post,saludos,

Javier Tellagorri dijo...

Bien que merece el RECUERDO de su increíble VALENTÍA.
Su caso no se olvidará mientras vivamos los que vimos aquellas imágenes a pesar de que ni sabemos su nombre.

Old Nick dijo...

Ese Hombre ANÓNIMO, Querido HEREP, NO ERA "UN ANTISISTEMA, NI UN DEMÓCRATA".
ERa Como Los ESTUDIANTES APLASTADOS Y BALEADOS DESPUÉS "UN CHICO BIEN SITUADO EN EL PARTIDO COMUNISTA DEL TÍO MAO", Cosa Que Poor Los RESTOS De "OCCIDENTE", Se Tiende A OLVIDAR.
Lo Único Que Pedían Los "REBELDES" Eran Más FACILIDADES PARA "SITUARSE Y ASCENDER"...
Triste Pero Cierto.
Aquellos También Creyeron Que "EL SISTEMA EN QUE Y DEL QUE VIVÍAN, IBA A HACER CAMBIOS QUE LES BENEFICIASEN MÁS AÚN"...
¡VIVIR PARA VER LO QUE LES PASÓ LUEGO!
De Ese Pobrecillo, Que Quiso "RAZONAR CON LOS TANQUISTAS", No Quedará Ya Ni La Bolsa De La Compra Ni Una TUMBA En Que Ponerle Incienso Y Flores...
Sic Transit Gloria Mundi, GENIO.

Por Allí, Aún Siguen Viviendo "EN TIEMPOS INTERESANTES" Y Mientras Mantienen A Millones DE POBRES Y VERDADEROS OPOSITORES,-QUE NO SALEN EN FOTOS-, ENCERRADOS EN "CAMPOS DE TRABAJO" COMO MANO DE OBRA ESCLAVA,SUBEN COMO LA ESPUMA LAS FORTUNAS DE AFINES AL PARTIDO Y DE PASO HUNDEN EL COMERCIO Y LAS INDUSTRIAS "EX-OCCIDENTALES, CON PRECIOS QUE NADIE PUEDE ASUMIR, SALVO QUE A LOS POBRES TRABAJADORES SE LES PAGUE ÚNICAMENTE CON PALOS Y UN CUENCO DE ARROZ CON POCA CHICHA"...
Y Eso Es A Lo Que Vamos Camarada, Con Las MEDIDAS DE REESTRUCTURACIÓN LABORAL Que El N.O.M. IMPONE.
COMUNISMO Y DOMINIO DE LOS PUEBLOS DE EUROPA MEDIANTE LEYES MASONAS Y BUROCRACIA BLINDADA Y ANTICIUDADANA Y "APERTURAS MERCANTILES A CHINOS Y YANKYS" PARA QUE NO EXISTA NI FUTURO, NI COMPETENCIA, NI RIQUEZA PARA NADIE QUE NO SEA "DEL CLUB"...
Un Abrazo Querido Herep.
Un Brindis, POr EL VALOR Y LA EFICACIA.
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Geppetto dijo...

No era anonimo, en este momento no recuerdo su nombre, pero fue conocido, huyo de China a Honk- Kong y despues no recuerdo sus peripecias.
España necesita un tio asi, pero no para que se ponga delante de un carro de combate, sino para que se ponga en la puerta del congreso de los diputados y exija a esos mangantes que se comporten como españoles, que terminen con el nefasto estado autonomico y devuelva a España los derechos que los politicos se han apropiado.

Herep dijo...

Es un héroe moderno, Agustín.
Pocas fotos han calado tan fuerte en nuestra mente. Quizá, también, la del alemán dándole mazazos al Muro.

Grandes recuerdos, sí señor.
Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

Hay cosas que no deben olvidarse, Javier. Al contrario, deberían mostrarse al diálogo y el conocimiento del pueblo llano... pero ya se cuidan, ya, los que avanzan dentro de los tanques.

Un saludo.

Herep dijo...

Comunismo a nivel mundial, disfrazada de un libre albedrío infinito... pero, condicionado desde las altas esferas.
Un 1984 voluntario, vendríamos a decir...
... pero, Old, el chino se colocó delante del tanque. Aquí, en España, si alguna lechera se pone nerviosa, mil manifestantes se ponen delante de ella, desafiantes, mientras un ejercito de fotógrafos les protege con sus instantáneas.
Aquí, en España, saben que la lechera no avanzará. Allí, aquel chino, sabía que el Régimen lo aplastaría... y, fuese su motivo el que fuese (de ahí la relatividad de la cena familiar) tuvo el valor de hacerlo.

Lo importante, para un servidor, es que esa foto refleja el valor. Con los años y la deriva que está tomando esto, quienes nos precederán mirarán la foto y, desconociendo qué se esconde detrás, verán al héroe trágico como un idiota suicida...
... pero, ¡O tempora!¡O mores!

El valor, amigo... el valor...

Un brindis por los valientes, Old.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Habría jurado que había sido reeducado en alguna fosa, pero bien podría ser como apuntas, Geppetto.
En España se habla del tal Iglesias, pero ahí sí que apostaría todo mi patrimonio a que, llegada una situación parecida, el susodicho preferiría volverse a su casa... a disfrutar de su "burguesa" vida de catedrático a sueldo.

Un saludo.