Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

5 may. 2014

Sapientiae Liber Libertati Sapientes

El espíritu de Cataluña habita en otro estadio, en el interior de otros límites, en otra latitud. Ha resucitado venturosamente, nuestro espíritu nacional. Ahora Castilla y Cataluña tiene cada una su espíritu propio. Son dos espíritus y dos espíritus son siempre independientes, el uno respecto al otro.

No es necesario saber qué pueblo es el superior y cuál es el inferior. Nosotros consideramos que ambos pueblos tienen virtudes preclaras y graves defectos, pero ni en los defectos ni en las virtudes coinciden apenas. La cosa esencial es la diferenciación.

El odio cordial que nosotros profesamos a España se funda en el amor igualmente vivo que tenemos a Euskeria, nuestra patria.

Ellos [los no-catalanes llegados con la inmigración] adquieren una catalanidad de corazón y de alma que les otorga pleno derecho a participar de todas las prerrogativas morales y sociales de los catalanes de lengua y sangre. Todos los catalanistas estamos dispuestos a tratar y considerar como catalanes a todos los hijos de otras tierras que tengan políticamente la ciudadanía catalana, con una sola condición: y es que ellos mismos se consideren catalanes.

Cada escuela oficial en lengua ajena es una fortaleza enemiga en territorio propio. Y es necesario contrarrestar su acción edificando las fortalezas de la enseñanza nacional. Y es tan grande la importancia que el problema de la enseñanza presenta para el porenir de nuestra causa nacional, que no hemos de lamentar, para obtener una solución favorable de la cuestión, ni los más costosos esfuerzos ni las más duras batallas políticas.

Se olvida, asimismo, que, tal como hay individuos menores de edad e incapacitados, hay pueblos sometidos a tutela e incapaces de gobernarse, de aquí vienen los imperios coloniales. ¿Dónde están la conciencia colectiva y la voluntad nacional de las tribus de Marruecos o los negros del Senegal?

... pues te diré que aquel que no es catalanista, no es plenamente, verdaderamente catalán. Será catalán antropológicamente, fisiológicamente; pero no catalán por el espíritu, que es donde radica la esencia de la catalanidad. Son espiritualmente incompletos quienes no tienen este sentido que relaciona con esta gran alma colectiva que es Cataluña. Eres una muestra y una prueba del mal que la dominación castellana nos ha hecho. Estás desnacionalizado. Tienes injertado un suero que ha neutralizado la catalanidad original de tu sangre. El catalanismo es un idealismo. Un catalán que no es catalanista es un catalán sin ideal de raza. Para tener un ideal de raza y para lograr que triunfe, para gloria de los catalanes y del mundo, hemos de proclamar la independencia espiritual de Cataluña. Cuando un pueblo tiene una lengua propia, su propio derecho, una fuerte literatura, una historia gloriosa, es espiritualmente independiente, porque el propio espíritu es suyo y no de los otros, y porque este espíritu extrae la vida del propio terruño. ¿No sientes, no sientes este noble adalid?

Si no tenemos suficiente fuerza en nuestro brazo para blandir el arma, en ningún caso debemos extenderlo para darle la mano al enemigo.

Basta que un pueblo se sienta nación para que lo sea. Sintiéndoselo, lo es. Y, si es preciso, lo será contra la historia, y contra la raza, y contra las teorías, y contra la geografía y todo.

--- 
Bonito, ¿verdad? Estas son perlas del pensamiento de Rovira i Virgili... paladín de la Gran Nación Allende los Pirineos... extraídas de su obra, fechada alrededor de la primera década del s. XX. Un siglo, enterito, dando la matraca con la milonga nacionalista-racialista-supremacista-ligüística. Lo acontecido durante estos cien años no importa nada de nada.
No aprendemos.

Esto... se me olvidaba, y es importante ya que el hecho gradúa la desidia, el derrotismo y la pérdida... Rovira i Virgili, el Ario, presta hoy su nombre a la Universidad de Tarragona.

---
Bibliografía. La raza catalana, de Francisco Caja.

6 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

En el fondo todo eso, al igual que ha sucedido en Vasconia, proviene del aburrimiento que soportaban unos señoritos vagos y dilectantes (Prat en Caralonýa y Arana en Vizcaya) y que se impuso en función de sus complejos ante una enorme masa de inmigrantes llegados con las industrializaciones en ambas regiones.
Les dió miedo a unos burgueses, no discutidos en sus privilegios, la presencia de gentes que no les daban importancia a ellos como prebostes locales.

Lo malo de todo esto es que los propios inmigrados o sus nietos han querido CAMUFLARSE en el ambiente sobresaliendo como más nazios que los propios oriundos que perdieron el norte.

José Luis de Valero dijo...

Quizá me equivoque, pero esas perlas del pensamiento de Rovira i Virgili o algo similar, me ha parecido leerlas en un panfleto alemán llamado Mein Kampf.

Ahora sólo falta que el Instituto de la Nueva Historia Catalanufa acuse a Hitler de plagio....oye, que al paso que van esos cenutrios farfollas, todo es posible.

Agustin dijo...

Vaya este pedazo de mierda nazi,no le iba a la zaga,a otro ilustre mierda nazi llamado Sabino Arana,saludo,

Herep dijo...

Sucede que quienes están abajo, en muchas ocasiones, no tienen fe en sus posibilidades, por lo que subordinan su ascenso en la "escala social" al favor de quienes están por encima de ellos.
A eso juegan quienes indagan en la psique de las masas, Javier. Mucha filosofía para poder sacarle el jugo a las posibilidades de la sociedad actual... pero siempre en beneficio de unos pocos, casi siempre los mismos.
Toda esta chusma intelectual no busca el "bien común", sino que aquellos que copan las alturas, sigan manteniendo idéntico apellido... y sean pocos. Muy pocos. Así el pastel es más jugoso.

Pena da quien se cree esas patochadas y anda camino de la servidumbre.

Un saludo.

Herep dijo...

Todos beben de idéntica fuente, José Luis. Finales del XIX, principios del XX... con sus teorías darwinistas, naturistas, positivistas, racialistas... O tempora, O mores...
Cierto es que, por aquellos años, estas teorías estaban muy al uso, pero que hoy, en pleno s. XXI, con las experiencias vividas, sujetos como estos sigan engalanando plazas públicas y demás estercoleros... porque al final, amigo, todo es mierda y la mierda, mierda es, como diría Calderón de la Barca... es para que reflexionemos todos un poquito.

Universidad Rovira i Virgili... en la antigua Tarraco... ¡y a vivir, que son dos días!

Ya lo apuntas tú, ya: todo es posible.

Un abrazo.

Herep dijo...

¡Qué va, Agustín! Eran todos ellos muy amiguitos. Igual que ahora, pero con más glamour y restaurante con estrella Michelin.
Cien años, cien... y seguimos para bingo.

Un abrazo desde este rinconcito de los mares.