Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

30 may. 2014

Almas de cíborg


Mayo acaba, pero no sin antes mencionar una historia que vino a estrenarse un mes como este del año 1989. 25 años menos, un pipiolo con mocos, incipientes granos y una imaginación hipnotizada gracias al universo de Ghost in the Shell... ese futuro... ese dibujo... el manga, por excelencia.

La introducción a la posterior película, una obra maestra.



Cuando uno es un crío, el mensaje que se esconde entre las líneas maestras del argumento suele escaparse en beneficio de la acción, la tecnología futurista con sus robots repletos de metralletas o la embriagadora vida del héroe de turno, tan chulo él, tan chulos nosotros... y, pasado un tiempo, otro cómic... otra película de estreno... hace que olvides aquella tarde en la que viste, por primera vez, cuatro letras junto a diez dibujos, o asististe al desenlace final mientras devorabas palomitas en un cine de verano, absorto, rodeado por unos amigos que lanzaban palomitas a las extranjeras de la fila de delante.

Esta, Ghost in the Shell, no se olvida. Yo no lo he hecho.

Todavía hoy, al sonar el móvil, esos compases me retrotraen a ese oscuro ciberpresente, frío y eléctrico, donde todas las noches llueve y Felicidad no es más que el nombre del cóctel de moda en los bares de Nuevo Taito. Es un viaje rápido que dura el tiempo de un pestañeo, pero la duda que plantea la película, la cuestión del ser... del extraño abrazo entre cuerpo y alma... cíborg y hombre... conciencia y cíborg... queda aquí contigo, abrazada por siempre jamás a las profundidades de tu reciocinio, haciendo girar la rueda de la duda ya seas una alocada rata de laboratorio, un simple mortal o el más clásico de los filósofos de carne y hueso.


De nuevo, divagaciones de hombres, espíritus... y máquinas.

---
La inadaptabilidad de la raza humana se convierte en la inadaptabilidad a la realidad. La perfección sólo está al alcance de aquellos que carecen de conciencia o están dotados de omnisciencia. En otras palabras, sólo está al alcance de muñecos y dioses. 

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Navegando te encontré y saliendo prometo
volverte a ver

Herep dijo...

Gracias, y se bienvenida.