Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

25 abr. 2012

En un país de las maravillas cualquiera...


- Dr. Titolo, ha vuelto a suceder.

- Tranquilícese, Alicia… Recuéstese en el diván… así, relájese… Explique, explique. ¿Otra vez el mismo sueño?

- Exacto, doctor. El mismo. Otra vez me he visto en allí…

- Sí, sí, querida. Lo recuerdo. El mismo sueño y “esa misma realidad”, otra vez… la realidad formada por su subconsciente y todo eso... pero, ¿recuerda algo nuevo? ¿Algo destacable?

- Poca cosa, doctor. Caminaba por el Parque Güell, dicharachera con mi sonrisa de oreja a oreja, sufriendo el desagradable hedor del turista sudoroso en esta primavera barcelonesa cuando, tras el último peldaño de una escalera modernista, caí por un agujero improvisado… un pozo negro que me engullía como si fuera una minúscula piedra arrojada por un niño travieso… Y caigo, doctor, caigo durante unos instantes que se me hacen interminables.

- ¿Se han sucedido las imágenes de siempre durante su caída? ¿Estaba el extraño topo barriendo el portal de su madriguera?

- Estaba, Dr. Titolo. Con la misma escoba y la misma puerta verde adornada con hojillas de muérdago. Y los diferentes cruces de caminos también. Por unos, caían otros bellos durmientes, como yo… en idénticos descensos hacia el infinito.

- Es mis cuarenta años de vida, y veinticinco de experiencia en el campo de la psique, jamás había conocido a ningún paciente con tales síntomas. Una divagación del subconsciente focalizada en otras mentes desconocidas… mmm... Increíble. Vos proyectáis vuestros deseos hacia el exterior, mientras permanecéis sumida en el letargo del sueño.

- ¿Eso es malo, doctor?

- No… No… He puesto un fax a mis colegas a la Asociación de Psicoterapeutas exponiendo el tema y, aunque nadie topó jamás con algo parecido, no debéis preocuparos, querida. Su mente, a mi parecer, sufre de “hiper-activismo utópico”… una cefalea cercana al autismo enquistada en su subconsciente. Esa es, con toda seguridad, la causa de sus peculiares delirios del sueño.

- ¿Y ese extraño mundo que encuentro tras despatarrarme en el fondo? ¿Es real?... Porque, doctor, ¡me lo parece tanto! ¡Es tan bonito!... con sus flores de esponjosos pétalos, sus frondosos bosques cuyos árboles no aparecen en los tratados de Ciencias Naturales, y que casi rozan un brillante cielo subterráneo, plagado de extrañas aves de hermosas plumas… las mariquitas paseando con infantiles baberos… la familia de ratoncitos de campo, camino del colegio… ¡Es tan maravilloso, doctor!

- Querida Alicia… ¿llegó hasta allí? Fue… como le diría… ¿la versión larga del sueño?

- ¡Por supuesto, doctor! No acabó todo con la caída, no… allí estaban Don Conejo Loco, con sus cien años de experiencia y su bífida lengua autóctona, sirviéndome espesas tazas de café mientras murmuraba y murmuraba palabras ininteligibles para el cuello de su camisa, reivindicando sólo él sabe qué… y el aristócrata del Sombrero de Copa, dandi de polvoriento esmoquin y excesivo maquillaje en el rostro, contando monedas de oro maldito en el ático de su árbol…

- Perdone que me levante pero, si no encontráis inconveniente, encenderé mi pipa.

- Disponga, disponga… está en su consulta, Dr. Titolo... ¿por dónde iba?

- Me explicaba lo maravilloso del lugar, señora.

- ¡Exacto! ¡Maravilloso! Seres increíbles en comparación con lo que tenemos aquí arriba. ¡Y me ajuntaban! Don Conejo, el Sombrerero… me invitaban a café y pastitas dulces, compartiendo su opulencia conmigo, como una igual. Allí, a su mesa, no existían los complejos que me martirizan día sí y día también aquí, doctor, en la ciudad. No existe la mancha o el estigma. Con ellos me sentía… ¿cómo expresarlo?

- Como una oveja que anduvo descarriada…

- ¿Perdone?

- ¿Lo menté en voz alta? No era mi intención, señora. Divagaba con sus palabras.

- No, no… tranquilo. Tiene razón. En ese mundo onírico, la pesadilla no es conocida. Todo es bello, hermoso… me siento bien, plena, completa. Todo son risas mientras degustamos de refrescos, o cuando jugamos al corro de la patata junto a los Gemelos Cabezones, dos niños sobradamente mimados y pacíficamente rebeldes. Todo son buenas acciones y sabios consejos. Hoy… esta noche… mientras visitaba a la Reina Moreneta del asunto, la Oruga Cuatribarrada me confesó el secreto del éxito… el triunfo de la voluntad…

- ¿Aquello de su país? ¿El asunto de la Realidad Nacional de las Maravillas?

- Exacto, doctor. El País de las Maravillas, como gustan de llamarlo. Donde todo es aroma, color y diversión. Un Mundo Nuevo, perfectamente delimitado por una mortal frontera en forma de interminable pozo negro, de mortal final. Pero allí, tras el tránsito, se encuentra el Paraíso, Dr. Titolo.

- Claro, claro…

- ¿Por qué no me cree, doctor? ¿Por qué no puede entender que ese Mundo es real? Un mundo en el que flota la sonrisa y el dinero brota de las fuentes. Donde todos tienen su pequeño montoncito de oro para contar y recontar hasta el fin de sus días… en el que todos se sientan ufanos a la mesa, como buenos hermanos de la misma madre, a compartir pastitas de té mientras se cantan y recitan las alabanzas de los Antiguos Reyes Fantásticos.

- Señora Alicia… tranquilícese… recuéstese en el diván, vamos…

- ¡No, doctor! ¡No quiero tranquilizarme! ¡Yo quiero volver allí! Quiero volver a participar en los Banquetes de Honor y ver los desfiles de las Barajas de Mossos, tan serviles y abnegados en pro del bienestar del pueblo, diestros en el uso del arma psicológica. Antes, doctor, me sentía vacía… perdida entre inútiles luchas existenciales… que si “libertad sí, libertad no”, “identidad sí, identidad no”… blanco, negro… arriba, abajo… ¡En su País, con ellos, todo es más sencillo! No existe el miedo y, como diría la Oruga, “todo es cuestión de dejarse mecer”.

-Alicia, por favor… siénte…

-¡No! ¡Quiero volver al Mundo de las Maravillas! ¡Es real! ¡Yo lo he visto! ¡Quiero ser una de ellos! ¡Quiero ser ellos!

(Clic)

- Matilde, llame a los celadores. Que traigan la camisa. Alicia ha tenido otra crisis. Aíslenla y denle Risperidona. Una buena dosis. Que descanse.

20 comentarios:

Reinhard dijo...

Alicia en Matrix, una auténtica pesadilla. No me resisto, no pierdo la esperanza de que algún día le den la patada por elevación y la hagan ministra.

Maribeluca dijo...

Eso le pasa seguramente por querer confundirse con el paisaje

abulto67 dijo...

Es irrecuperable para ningún proyecto
político serio, ha caido en lado oscuro de la fuerza... en fin nunca valio para mucho...

Candela dijo...

En fin...

A mí me ataca a los nervios y debo tomar un Valium cada vez que la escucho ¿Será cosa también de ir al psiquiatra?

Agustin dijo...

Menos mas que al esta en Las Antipodas,No sufro a esta Alicia.Que por supuesto no es la dulce criatura del famoso libro.un saludo,

Zorrete Robert dijo...

Es curioso cuanto más Alicia, menos votos. ¿Sera como algunos grupos de empresas que hacen perder a algunas empresas del grupo para desgravar y así salir ganando por otros lados?.
Saluditos.

Herep dijo...

Sería una excelente forma para deshacernos de ella.
Y, visto lo visto con lo que rodea al Partido P'Ayudar, la única.

Un saludo, Reinhard.

Herep dijo...

Mimetizarse, Maribeluca.
Han dado por perdida la batalla de Cataluña (ideológica), plegándose a la realidad virtual de los nacionalistas.

Cada día es más difícil ser español en el Oasis de la corrupción.

Un abrazo.

Herep dijo...

Lo único que sabe hacer bien es decir una cosa en Madrid, y la contraria en Barcelona.
Sufre del virus de Génova 13, conocido vulgarmente como "canguelo".

Lástima de voto cautivo y del desprecio que tiene nuestra casta política por sus votantes.

Un saludo, abulto67.

Herep dijo...

Yo, directamente, cambio de canal o de emisora. Su discurso se me hace monótono y falso por partes iguales.

Perro, y apaleado.

Un abrazo, Candela.

Herep dijo...

Esa es la suerte que tienes, Agustín.
Viviendo en el paraíso, los hedores del infierno español son más etéreos que el aire.

Te envidio, a veces...

Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

Creo que has dado en el clavo, Zorrete.
La política española, con sus "atajos" y "complicidades", está quitando soberanía al ciudadano para otorgarla a unos señoritos de barrio alto y pelo alocado... rebeldes con causa monetaria...
La Democracia en este país hace mucho tiempo que se lanzó por la ventana.

Un abrazo, figura.

Geppetto dijo...

Esta señora tiene dos discursos y dos caras,uno en Madrid y otro en Barcelona
Podría estar perfectamente encuadrada en CIU y de hecho estoy seguro que si le dieran un cargo decente aceptaría sin vacilar.
la diferencia de discurso entre este pato sonriente y Vidal Cuadras es tal que mientras que Vidal subió el PP Catalan esta lo ha reducido a escombros.
Es tan catalanista que mas no cabe
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

Natalia Pastor dijo...

La clave está en lo que señala Geppeto:Sánchez Camacho maneja dos discursos, ya esté en Madrid, en la tertulia de "El gato al agua" o esté en Catalonia pasándole la mano por el lomo a los nacionalistas de CiU que ella sostiene en el Gobierno de la Generalitat con sus votos.
Así de triste.

C S Peinado dijo...

La verdad no se cómo los catalanes no terminais todos en el frenopático. Lo de Camacho es muy triste, es la mejor exponente de lo patético que es el Partido Popular y cómo la esperanza de once millones de votantes se va lenta y pausadamente por la cloaca.

Hace tiempo que pensé que el paraiso sería una España unificada, fuerte y libre del yugo de la partitocracia, pero el pueblo está demasiado bien aleccionado para cumplir su labor de mandarlos a tomar por donde amargan los pepinos... Triste y veraz, maestro.

Un saludazo.

Wittmann dijo...

Buenas Herep.

Antes de nada, he de mencionar que esta entrada es, dentro del gran nivel literario e imaginativo que presentan todas las tuyas, de lo mejor que he leído en este espacio. Sobre todo porque uno no deja de pensar en lo que le evoca cada palabra a nivel personal. Ahora bien, el final de esta tu historia es sintomático de lo que puede ser la realidad que vivimos para cada español de a pie y ese "país de las maravillas" bien podría erigirse en trasunto de lo que los políticos venden. De la diferencia existente entre uno y otro nace la lógica consecuencia mental de Alicia. No dista tanto de la realidad, mal que nos pese.

Un saludo.

Herep dijo...

Lógico, Geppetto, que como buena catalanista tenga como fin la desintegración del Partido Popular en Cataluña.
Vivo ejemplo de la tarea que Rajoy hace a nivel nacional.
Hundirlo en la miseria moral más absoluta.

Un saludo.

Herep dijo...

Tras observarse el doble discurso, Natalia, se entiende la máscara que lleva esta mujer embadurnada en la cara.
Es como una mala copia del Joker de Batman, pero sin pizca de gracia o talento.

Un abrazo.

Herep dijo...

Quizá no será el pueblo el que mandará a hacer puñetas a toda la casta parasitaria, CS... pero ese trabajo lo realizará el tiempo, amigo mio.
Como la fruta madura, cuando la situación sea insostenible, todo caerá y se impondrá la única Ley que no puede alterar el hombre, con sus utopías y milongas de todo pelaje: la Ley Natural... la del más fuerte.

Es difícil y aterrador, pero la única, y real, esperanza.

Un abrazo... y que la tormenta nos pille a cubierto.

Herep dijo...

Wittmann,

Es Cataluña la tierra preferida por los psiquiatras y psicólogos, amigo, gracias a la complejidad requerida para diagnosticar tanta mediocridad mental e intelectual.
Las cosas discurren por un camino, y la perspectiva transita por otro... sin que nadie reaccione o se sienta aludido.

El Síndrome Cataluña, lo llaman... y no tiene tratamiento. Es necesaria la extirpación radical.

Un abrazo y gracias por tus palabras.