Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

17 jun. 2011

La Operación Lázaro


No ha acabado de salir todavía el Sol y en el Palacio de la Moncloa la actividad es frenética. Algo extraño sucede. No es normal tanto ajetreo a primera hora de la mañana.

Los cocineros están enfrascados preparando un copioso desayuno a base de caviar iraní, fresco salmón noruego y el más gustoso y refinado jamón de Jabugo. De igual modo, un batallón de sirvientas y sirvientes, cumplidores escrupulosos de la Ley de Paridad, pasaban la escoba y la fregona hasta por el último rincón de la villa, reluciente… brillante… con todas las bombillas de bajo consumo a pleno funcionamiento.

En el despacho del presidente J.L. Rodríguez Zapatero, el Presi Felón, no hay sillas libres. Están todos: Rubalcaba, el ministro Jáuregui, la Chacón, el licenciado Pepiño… todos permanecen en silencio, nerviosos… Algunos fuman puros habanos y la ministra se entretiene saboreando un cigarrillo light mentolado… el Ministro del Interior se muerde compulsivamente las uñas de su mano izquierda, apurando una copa de coñac Carlos III.

Hasta hace unos instantes, han mantenido una acalorada discusión entre ellos. Rubalcaba, con el resto de los varones de la sala, increpaba a la ministra Chacón mientras ésta, viéndose sola ante tales competidores, decidió llamar a su amiga, encargada del Ministerio de Sanidad, para contrarrestar el ímpetu de sus compañeros. Entre las dos y a base de gritos de verdulera, el clima de tensión que se respiraba antes de entrada el alba, ha menguado.

Ahora, todo el improvisado gabinete de crisis está en calma aparente, pero la procesión y los nervios van por dentro.

Las 08:30h. Es la hora. Ya no puede retrasarse mucho más.

El Presidente (Felón) realiza las últimas llamadas de comprobación. Todo está en orden. No hay periodistas por la zona… están entretenidos con los indignados. Los cocineros siguen peleándose mientras confeccionan el mondongo, sancocho y el pollo en brasas. ¿Pollo en brasas? ¡Vaya comida tenemos hoy!, piensa para sí. Todo sea por la satisfacción del huésped y en alas de la máxima discreción del personaje. Menos mal que el servicio secreto ha descifrado una conversación telefónica averiguando que el invitado es forofo del marisco y se han encargado crustáceos de toda condición a extraer de las rías gallegas. Por lo menos comeremos algo decente…

Ring.Ring.ring.

Suena el teléfono. Tras unos segundos, al Presidente (Felón) le gusta dárselas de interesante, levanta el auricular y conversa con su interlocutor durante unos segundos. Cuelga rápido… sin despedirse.

- Señores… ya está aquí. Máxima discreción… ¿comprendido? Intentemos no meter la pata.

Carmen Chacón se enciende otro cigarrillo mientras la Ministra Pajín la mira de soslayo, incrédula… ¿fumas, Carme?, dice dándoselas de catalano-parlante… sin éxito… Sí, dos paquetes, contesta la doña, echándole el humo a la cara…. ¿Vas a multarme? Y las dos estallan en fuertes carcajadas… hasta que el Presidente (Felón) con una mirada penetrante, hiela las sonrisas en tan preciosas caras. Silencio y compostura.

La puerta del despacho se abre y entra el Secretario acompañado de un señor corpulento, moreno, de negro bigote y ojos oscuros… con cierto aire de prepotencia, encorbatado, aunque se nota a la legua que no se siente cómodo.

- Sr. Martín… es un placer tenerle con nosotros. Esperamos que el viaje haya sido de su agrado.

- Sr. Presidente –apretón de manos –todo perfecto. El viaje bien… sin sobresaltos.

Correcto. Rubalcaba se frota las manos, satisfecho. Todo ha salido bien. El Sr. Martín, jefe científico del Sebin… es alguien del Zervicio Zecreto venezolano, creo… susurra Pepiño… Ah… se extraña la Ministra de Defensa… acaba de llegar directo desde Caracas, en un vuelo Falcón del Ejército del Aire. Misión secreta.

El Sr. Martín, en un estudiado gesto, coloca un maletín negro sobre la mesa central del despacho y, con claras muestras de desconfianza, introduce un código en una pequeña pantalla del maletín… y ésta se abre… arremolinándose todos los presentes alrededor de la mesa.

Bien. Ante ellos están los documentos anhelados. La Operación Lázaro puede dar inicio. ¡Secretario! ¡Mortajas vacías! Es la señal. El inicio de la operación que está destinada a cambiar los acontecimientos.

El Secretario, oída la clave, iniciaría el proceso que conllevaría la extracción del cadáver de Franco del Valle de los Caídos para trasladarlo a otro lugar… modificar los designios de la Historia… en un proceso que sería revestido con los fastuosos ropajes verborreicos de toda su camarilla de floreros ministeriales, de tontos útiles faranduleros y medios de comunicación a sueldo… intentando crear la tan deseada tensión…

Pero aquella operación, ahora, tomaba nuevos tintes con la presencia de aquellos documentos en su poder, pues el estimable aliado Chávez tenía experiencia en estos asuntos. No en vano desenterró a Simón Bolívar, unos meses atrás, con gran fasto y honores. Y… con el cadáver paseando por ahí, ¡cómo iba a desperdiciar Rubalcaba, el Químico, una fugaz prueba de ADN que demostrase que no!... ¡que Franco no murió en la cama!… que fue envenenado por un socialista… fundamentando las palabras del diputado del PSC, Manel Mas… ¡A Franco lo matamos nosotros! ¡Sí! ¿Veis?

Milagro. Victoria. Después de tanto tiempo. La Operación Lázaro tenía que ser un éxito. Diseñada por Rubalcaba, no podía fallar. Otro tanto para su casillero… mientras Zapatero, el Presi Felón, en éxtasis imaginativo, sueña despierto...

… sueña con un tercer mandato.

4 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Hola Herep! ¡Fantástico! ¡Que entrada tan irónica y que demuestra que cuando haces "política ficción" me tienes en ascuas!
Un planteamiento genial y el desarrollo literario...¡mejor!
Un puntazo la Chacón fumando...¡qué malo eres Herep!
¡Muchas gracias por este buen rato y un abrazo!
Asun

Herep dijo...

Buenas, Asun
Jaja... política-ficción... no está mal la definición, no... lástima que, en el fondo, podría ser verdad...
Todo puede pasar en Chirigota Española, s.l.

Un saludo.

Maribeluca dijo...

Quieren ganar ahora la guerra que perdieron y reescribir la Historia...es como una botella de nitroglicerina en manos de un mono...

Saludos.

Herep dijo...

Buenas, Maribeluca

Es todo cuestión de crispar... encender los ánimos, y en eso son maestros.
Y, nitroglicerina, no... puede ser Goma2 Eco, titadine... estos lo dominan todo.

Un saludo y encantado de que pases por aquí.