Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

28 mar. 2011

Parte laboral


Hoy han liquidado a cuatro compañeros de trabajo. Para ser lunes, no está nada mal.

La semana pasada, otros tantos. A este paso, al final no va a quedar ni el apuntador. De cincuenta trabajadores, tan sólo sobrevivimos alrededor de veinte.
En España, en cifras reales, sin maquillaje, rozamos los 4.800.000 parados. Digo sin maquillaje porque las cifras que aporta el Gobierno bordean los 4.200.000 parados. Unos 600.000 menos.

Ya el filósofo Caldera, anterior Ministro de Trabajo, aprendió a eliminar parados usando la táctica típex. ¿Qué no me gusta el número? ¡Tachón de típex y resuelto el problema! Ya aprendió la técnica cuando estaba en la oposición y presentaba al parlamento informes que él mismo había tipexeado para arremeter contra el gobierno de la época. ¡Qué profesional! ¡Ni se ensucia los dedos, el tío! Ahora, al lince, como premio a sus destrezas en manualidades, le han dado un cargo de Vicepresidente en la Fundación IDEAS (Sociata), a ver si ejercita la materia gris.

Del palmero Corbacho, sucesor del filósofo al frente del Ministerio de Trabajo, mejor no hablar. Es este un personaje peculiar, primero por su aspecto físico, que recuerda a los palmeros que tocan las palmas junto al cantaor flamenco y, después, porque se trata del típico sociata-andaluz-nacionalista-catalán, lameculos y acomplejado al no ser catalana su roja sangre. Caso típico del Síndrome de Cataluña. De alcalde en Hospitalet, en pleno cinturón rojo de la Ciudad Condal, pasó al Ministerio de Trabajo. Resultado: 2 años de crisis y 2’5 millones de parados más. A su costa. Siendo él ministro en este nuevo Ministerio del Paro. Al final fue destituido y colocado de segundo en las listas del PSC, que es donde le gusta estar, apelando a los votos de sus “conciudadanos de Hospitalet”, socialistas, trabajadores y pobres como él. Y otro rebujito en la Feria de Abril de Cornellá.

Del Ministro de Trabajo presente, no hay mucho que decir. La verdad es que tampoco hace falta pues éste es el mismo que se manifestaba en la Huelga General Fantasma de Septiembre de 2010 junto a los Sindicatos del Crimen, con los que ya había trabajado codo con codo en la PSV (¿recuerdan?). Y lo hacía contra las reformas aplicadas por el mismo Gobierno que, al poco, lo llamó para ofrecerle empleo. Una persona de principios como él… ¿qué creéis que contestó? Curioso también como esta gentuza nunca se queda sin trabajo. Desde entonces, ahí anda, mirando la escalada del paro, aplicando típex por donde puede, y tocando las palmas.

4.800.000 parados.

Menos mal que esta iba a ser la legislatura del pleno empleo.

Luego, como siempre, saldrán la comparsa de tontos útiles a decir que si esto, que si aquello. O aparecerá el joven Botín a lomos de su Ferrari del día, diciendo que “no hay que adelantar elecciones” pues el país está mejor que hace medio año. Aprovechara la ocasión para adular a Zapatero el Felón alabando su sapiencia, su saber estar y su capacidad de estadista, como ya hizo allá por el 2007, cuando la crisis no había estallado, pero se veía ya arder la mecha.

¡Qué botín estás haciendo, Bribón! ¡Qué bonito el FROB ese que inventó tu musa, eh! ¡Oye, que me falta líquido! ¡A pedirle a Zapatero! ¡Suelta dinero, tacaño! A saber qué favores te serán concedidos a cambio de tus alabanzas.

4.800.000 parados en España a fecha de hoy.

A ver mañana como se presenta la cosa.

No hay comentarios: