Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

12 ene. 2011

El Gran Hermanín (.. de ridículo)

Hoy vamos a hablar de un oficial enemigo.

Otros no, pero los miembros del Ejército de los 12 Monos nos acordamos bien de su barba, sus ojos y su jeta.

Otros no, pero siempre aparece su nombre en nuestras reuniones. Encontrarás en todas a uno de nosotros desmontando y revisando los móviles, no sea que lo tenga ya infectados con su red de espionaje.

Es importante oficial en la jerarquía enemiga y ocupa cargos, maneja responsabilidades y toca poder por doquier. Algo normal en los de su estirpe. Tan pronto te manda unos agentes para que te “vigilen”, como te prepara una rueda de prensa que ventila en cinco segundos. Sin preguntas, sin respuestas… sin rueda ni prensa, vamos.
Es el químico que, en el tiempo que pasa un sólido a líquido, verifica un alto el fuego total y permanente. ¿Qué se robaron ayer 500 pistolas? Bua. Eso es mentira. Palabrita de niño Stalin.

Pero el Ejército de los 12 Monos no se deja engañar, bribón. No se deja liar por esas caricaturas que te presentan como cómico y gracioso. Esas caricaturas que más que criticarle por su poder, se hacen para despertar simpatías hacia la persona, intentándole lavar esa cara a él, y a su banda. ¡Lástima de cómicos de risas! ¿Bienaventurada subvención y propaganda gubermanental!
Contigo no perdemos ni una sonrisa. Te tenemos bien calado, químico.

Sabemos de tu paso por educación y el huevo que pariste (LOGSE), que nos ha llevado a que el saber leer y escribir sea una excelencia. Si queremos estudiar con garantías, mejor inscribirnos en alguna de las más de 100 facultades con superior nivel a las nuestras que hay desparramadas por el extranjero. Educación de calidad gratuita, decías. ¡Hay químico, que te la has cargado! Pero te hemos calado, sí.

¿Y si hablamos de tu visión antiterrorista? Has pasado de no saber nada del GAL, a decir que el GAL no existía. Y PAMMM… va y resulta que sí que existía, y sí que lo sabíais. Pero bueno… de sabios es rectificar, y tú lo has hecho. No paras de hacerlo, en verdad. Ahora ya no vais por ahí enterrando en cal viva. Ahora vais cogiditos de la mano haciéndoos favores, como buenos camaradas. Químico, que sí, que sí… que lo sabemos de memoria. Hemos estado cuando has dicho que esos que rociabas con cal, ahora son tus amigos de la paz. Si, químico, sí… que les dejas libres para cuidar de sus madres, cardar o, simplemente, pasear.
Las batallas y los soldados han ido sucediéndose, pero tu barba siempre ha estado ahí. Unas veces impoluta y otras, manchada con las miguitas que dejas tras tus pasos, ya sea FILESA, Fondos Reservados o Fiestas de Guardar. Ya estabas ahí, químico. Y sabemos lo que lloraste para que te mantuvieran cerca de la cúpula.

Y haciendo tu trabajo, te has mantenido en ella. Ya eres un “casi” comandante en jefe.

Pero el Ejército de los 12 Monos no olvida. A nosotros no nos abduces ni nos lobotomizas con tu verborrea. Estábamos serenos cuando pedías gobiernos que no mintieran mientras convocabas a la gente mediante tus altavoces para que rompieran ese período de reflexión antes del 14-M.

Estábamos ahí todas las veces que has cogido una verdad y la has convertido en mentira o has cogido la mentira y la has transformado en verdad. Eres un buen químico, pero te tenemos bien calado, traidor.

Una vez cerrada la mandíbula, el Ejercito de los 12 Monos ya no deja escapar la presa.

No hay comentarios: