Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

30 sept. 2018

Una historia del Bronx


Conviene leer, este domingo previo a la resurección de los heridos/difuntos del pasado 1 de Octubre, las columnas de opinión e información publicadas en los periódicos y digitales desafectos al régimen del gran abrazo setentayochista que andan desmenuzando los entresijos del gomierdo comandado por el primus inter pares que lidera el pelotón gansteril que lo secunda en su escapada por las calles de la ciudad de New York, tercer círculo del infierno versado por Dante, salón de las caldera de Pepe Botero, urbe de pecado y tentación de la progr(h)ez moderna, símil de postureo y mercadotecnia para pobres de espíritu y demás fauna de sofá, otro mundo es posible y lobotomía televisada con cortinita de estrellas que enmascare cien millones de muertos, y subiendo.
Es aconsejable, repito, porque sólo después de refrescar el aluvión de escuchas ilegales, sobres aceitosos de dinero público, fondos reservados, jueces prevaricadores, ministras a cinco pavos el cuarto de kilo, chantajes a queridos Emilios, maricones guays, pederastas aún más guays y cabezas de caballo relinchando junto al despertador matutino, podrá extraerse el jugo pestilente que destila esa nulidad, este presidente Usurpador de traje, corbata y zapato espagueti, a lo largo y ancho de Belmont Ave con East 187th Street, hábitat tradicional de la mafia de la que él, padrinos socialistas a lo largo de los 100 años de honradez incluidos, es amo, señor y garante.
Pero es en el Madrid democrático post-Franco donde el hampa encaja como un guante.
Al menos, lástima de asesores, nos habríamos ahorrado la ida y venida de un Falcon.


1 comentario:

Lin Fernández dijo...

Con lo del comisario Villarejo.y sus acolitos hay material Lara uno de los nuestros.saludos.