Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

3 may. 2018

Tragando sapos

A escasos segundos del comunicado de la ETA en el que se va a escenificar la pantomima del desarme y disolución de la banda de afiliados al tiro en la nuca, vienen a nuestra memoria multitud de imágenes en las que se entremezcla la sangre, el olor de la Goma 2 ECO... ¡y vale ya!... la podredumbre con sotana cobijando cagaris, los pactos de Estella-Barcelona, la traición de zETAp al pacto por las libertades y contra el terrorismo, los txacolís derramados gaznate abajo por el Tribunal Constitucional una vez repudiada la sentencia de Bildu del Tribunal Supremo, el ropón de Estrasburgo, la depresión estomacal de De Juana o la muerte inminente de Bolinaga, por no mencionar el amasijo de carne putrefacta de niños, mujeres y hombres víctimas de la banda tan agasajada por tirios y troyanos, la soledad de los que perdieron y la sonrisa bellaca de quienes, Estado de Derecho mediante, hoy surfean las vicisitudes de este mundo raro apoltronados en un cargo público, sea en la comisión de derechos humanos, la de secretos oficiales o La Moncloa.
Atrás quedarán casi mil muertos en las tan cacareadas cunetas de nuestra democracia, abandonados a su suerte, mientras el silencio se cierne sobre los ataúdes miccionados por los defensores de la ley, ramera ley, a pesar los colaboracionistas que hoy, ayer y siempre han de llenar sus bocas con la carne en barra de la derrota del régimen de terror capitaneado por la serpiente y sus huevos bastardos peneuvistas. Vuelve el pastel de nueces al menú, cachorritos de jarrai.
Después, cuando el líder de la mafia en busca y captura lea sus líneas históricas en riguroso directo a través del altavoz cedido por los medios de comunicación de este país que amenaza ruina, la legión de hombres justos que copan las tertulias y los programas de actualidad político-social dará buena cuenta de los discursos escritos con nocturnidad y alevosía en los que se instará a la mancha humana a pasar página... pelillos a la mar... al tiempo que se programará la redifusión de esta o aquella entrevista en la que se blanqueaba el crimen y se compadecía al delincuente en nombre de no sé qué lucha contra los ecos del tardofranquismo. La candidatura al nobel de la paz, sin embargo, la dejarán para dentro de un par de días. Por no quemar la buena nueva con demasiada premura, tenedlo claro.
Vendrán homenajes -más homenajes- y estos traerán impreso, a diferencia de los que vienen celebrándose últimamente, el sello del Gobierno de España. Vendrán concesiones penitenciarias apellidadas Nanclares, los descendientes bastardos de los asesinados en vascongadas por el simple echo de pertenecer a los defensores de la nación pisotearán su recuerdo bañándose en las playas de San Sebastian a ritmo de la política pop de Basagoiti y demás buitres carroñeros...
... y los rincones donde las balas de la democracia y las bombas lapas de la voluntad popular segaron la vida de los españoles irreductibles, al amparo del futuro halagüeño predicado por el infame andador autómata monclovita y previa colocación de placas conmemorativas del ajusticiamiento, pasarán a formar parte de la ruta turística de la liberación del pueblo vasco... Fíjense, liendres, fíjense... ven ahí, donde la placa... pues aquí es donde se le dio matarile a padre y madre en nombre de la libertad.... y el grupo de escolares irrumpirá en un sonoro aplauso de gratitud hacia los cagaris de Santoña y su lucha hercúlea sin dejar de tomar apuntes para redactar un laborioso trabajo escolar que les permita optar a la beca Sabino Arana a entregar bajo el madero de Guernica por los adoradores de la Bestia.
Todo sucederá a la lectura del comunicado igual que todo ha sucedido según lo reflejado en las actas del Ejército de los 12 Monos -milicia simiesca venida a menos- de una década a esta parte.
No hemos sido los únicos. Hay más. Podéis contarlos con los dedos de las manos, y dos más.
Siempre en la clandestinidad, es nuestro sino seguir en la Resistencia, transitar por la salvación y, llegado el día, desperezar la Refundación de este inmenso Reino hoy tomado por la ignominia.
Que lo vean nuestros ojos.

---
Contra la ETA, metralleta.

No hay comentarios: