Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

21 nov. 2017

The dusk of man


He leído en Mi querida España... a Ernesto en un excelente artículo que me ha hecho pensar en temas de la metafísica y la religión y esas fuerzas invisibles que para muchos mueven el mundo y, para otros tantos -menos, a pesar de las bravuconadas modernillas (de mierda)-, apenas difieren de fantasmas, figuras y letras elaboradas por el humo psicotrópico.
Hablaba de pecados.
Cristianos o moros o judíos o de cualquier religión habida o por haber en este globo azul que flota y flota en la nada espacial, creo poder elucubrar que los sujetos de su análisis... secesionistas supremacistas catalanes... apenas han de prestar atención a las infracciones que puedan acometer a los tales dogmas. ¿Qué culpa produce en un becario de la Pompeu Fabra que su vanidad identitaria acarree la pérdida de una agencia de medicamento? ¿Qué desbarajuste endogámico no solventará la investigación y desarrollo de la ciencia eugenésica en la paradisíaca republiqueta de los hombres libres? ¿Que es una gran unidad de destino en lo universal comparada con la libertad inalienable de la tribu ancestral? ¡Escóndete Nietzsche ante el supercatalá!
Todo son habladurías santurronas que nada pueden contra la voluntad del popbla.
Superstición contra razón: medición de cráneos, secuenciación del adn propio, la huella de una historia milenaria, la tradición de una cultura viva, el seny, son realidades a ojos de quien quiera ver y no se deje arrastrar por brujerías de encantador de serpientes. La mística de la depresión económica, el suicidio vital colectivo, el trile magistral del usurero trespercentista, el feudo y las costumbres de vasallaje que auguran los infrahumanos españoles son los reptiles que utilizan para retenerlos como esclavos en el lodazal nacional.
Ese reino de ruina que prometen jamás será real.
No puede serlo.
Acabado el camino, al cruzar el umbral de la cueva, en la oscuridad, la tribu lo verá.
Es un acto de (catalufa) fe, españolazo.
Así son.


No hay comentarios: