Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

26 nov. 2017

Bufonadas



A cuentas con la cultura... basura... que  campea en esta reseca piel de toro, es obligado traer a primera página la sinvergonzonería manifiesta del plenipotenciario intelecto que acaudilla, sobre su mugrienta chepa, el ilustre Méndez de Vigo, ministro de la cosa a nivel nacional y regente en la vertiente autónoma catalana desde que el Iluminado de La Moncloa aplicó un articulo 155 que sólo pretendía aplacar la contrarrevolución de las sonrisas auspiciada por la resistencia civil catalana al nacional-socialismo de los nois de la mare.
Ni corto ni perezoso, mientras cacareaba su agenda de eventos a destacar para el fin de semana en el pasado club de la comedia posterior al consejo de aduladores ministeriales, entre chistes y chascarrillos de bufón cortesano, el paladín de la obra intelectual volvió a pegarle una patada en los colgajos a la dignidad de la Nación, una vez más.
Su larga lista de claudicaciones subió un grado en la escala de la infamia con sus bromas y mofas a la sentencia judicial referida a la devolución del tesoro de Sijena -ese conjunto de piezas pertenecientes al patrimonio histórico que los supremacistas barretinados saquearon amparándose en su derecho inmemorial al latrocinio derivado del "espanya ens roba" y que ahora se dedican a subastar ante la mirada inane de los peleles del Partido Podrido- a sus legítimos dueños aragoneses. La providencia que no llega... o que llegó antes de la repentina amnesia del susodicho... es la base sobre la que se asienta la excusa de mal pagador que esgrime esta nulidad humana para desoír los dictados de la justicia, perra ramera y apaleada por un gomierdo que se vanagloria de su escrupuloso respeto y acatamiento de los dictámenes de los señores con toga.
Otra puñalada trapera que añadir a los desplantes protagonizados por la idolatría profesada a una intelectualidad aliada con los enemigos de la nación o los sustanciosos galardones otorgados a todo aquel que insulte a tiempo completo al sufrido contribuyente español, menosprecio del que recientemente hemos tenido buena muestra por boca de Isona Passola, barriobajera productora de bazofia cinematográfica que, hará apenas dos horas, calificó la cultura española de mierda típica del Homo Neanderthalensis. La cultura, que no el parné, pues sin él la susodicha no tendría con qué meterse entre pecho y espalda los cilindros de carne magra que le acarrea su denodado trabajo vital a modo de subvención, ya que si debiera vivir de los réditos de su obra la pobre sería la única proletaria con bolso Luois Vuitton en las esquinas del barrio del Raval.
Así que, pasando los días desde la intervención del ejecutivo, lo que podría haber servido para revitalizar el músculo y la honorabilidad ha quedado en agua de borrajas... oh desesperanza, qué lúgubres son tus caminos... y la solución a las afrentas acumuladas durante estos últimos cuarenta  años de menosprecio sigue acumulando polvo al tiempo que la deriva prosigue su senda de vacuidad y engaña bobos, ahora bajo la batuta del Gobierno del Reino de España, cuna de cobardes, acomplejados e hijos de mil padres.



No hay comentarios: