Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

25 sept. 2017

Guateques

Pasas página y, en la impar, otra muesca más del bestiario de la revolución de las risas que todos... o, qué empeño, españoles... hemos construido bebiendo de las ubres del estado del bienestar.
Los tipejos... un leninista sin barba, el playboy de la comuna hippie ibicenca, la voz solemne del payaso de las ondas goebbelianas y un don nadie -siempre hay un tonto útil... que comparten un gintonic, bebida moderna (de mierda) que no irrite sus culitos finos, forman parte del elenco que ha tejido la gran mentira que recorre este terruño del noreste de España de cuyo nombre no quiero ni acordarme.
A un trillón de euros la copa, brindan por los éxitos que se cuentan desde el frente, donde su soldadesca afrenta al enemigo con un inmenso arsenal de odio.
Barato odio... no como la Citadelle que te estás arreando, eh, zopenco; ¡ojalá se te atragante!
Te dicen que son amigos, que todos tienen derecho a rebajar tensiones, que la nuestra es una revolución de buen rollo, pacífica, cómica. Somos los buenos, y delante está el facherío, el antiguo régimen de cánticos en las escuelas y adhesión inquebrantable al régimen. La puta democracia, ¿entiendes?... y desechan la instantánea; si acaso, la envidian, y se imaginan dentro de un par de sábados noche, ellos, sustituyendo a los héroes... posesión de ultracuerpos... y degustando esas copas entre risas y tiparracas con wonderbra.
En el país de la Ítaca... en la ciénaga del mátrix... el soma se prescribe sin receta médica.
Los chulapos barretinados que se están bebiendo un cubalibre en copa redonda a vuestra salud son el mejor ejemplo del golpe de estado fetén que se está produciendo en las calles nuestras, alimentado por la nomenklatura marxistoide de todos los rincones que, sabia en refranes, aguarda pescar su dictadura del proletariado entre el río revuelto de los bastardos burgueses que se las dan de libertarios usando fotos de Durruti en el perfil. Con sus discursos sectarios desde los púlpitos no hay universitario que se crea menguado de superpoderes con los que salvar el globo azul; con los chistes freudianos y el nihilismo cultural de los casales reproduciendo la voz del gran hermano ha desaparecido atisbo de razón entre los animales de la granja; y la justicia, violada por quienes ultrajan a los muertos y loan a la épica de los totalitarios de cheká y maquis, recoge sus andrajos tras ser pisoteada por la voluntad del popbla encarnada en una juventud, en una carne de cañón, que pronto comprenderá que no hay plan que no fluctúe con el primer bofetón.
¡Écheme otro hielo!, grita alguien a la camarera, y el otro, el mosquetero desconocido, se sobresalta, rompiéndose el hechizo de su ausencia.
Es, como hemos dicho anteriormente, el tonto útil.
La rata miserable que se arrastra a los pies del vampiro suplicándole su inmortalidad.
El viejo nostálgico que ante el arrojo de la juventud en las barricadas pretende recuperar un tiempo perdido que dé sentido a su insignificante existencia.
Otros lo leen en el poso de los vasos, entre los hielos de buenas copas.


No hay comentarios: