Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

15 mar. 2017

Mártires


Decía Kipling que "la victoria y el fracaso son dos impostores, y hay que recibirlos con idéntica serenidad". Siguiendo el consejo del escritor británico permítanme pues pues que manifieste mi declaración de más absoluta derrota tanto en lo público como en lo personal. Yo he sido derrotado. Tengo la sensación que otros muchos como yo también, es más, diría que el conjunto de la ciudadanía -no pueblo- vasca y española en su conjunto ha sido derrotada. Pero es simplemente mi percepción. Mi responsabilidad es asumir la mía.
Fernando Altuna Ucelay
---

Hoy ha muerto el Sr. Altuna.
Hace unos meses, mediante el epílogo del que extraje el fragmento de ahí arriba, uno de los miembros de Covite -el último reducto honorable de las víctimas de la ETA- proclamaba su absoluto rechazo a la hoja de ruta que pretenden servir en bandeja de plata al populacho de género neutro que bala en esta vieja piel de toro reseca los sempiternos enemigos de la Nación, España, causa primigenia del asesinado de su padre, cuyo sacrificio, como respuesta, solo obtuvo el más nauseabundo silencio administrativo ayer y hoy y... y... y...
... y adiós, porque Fernando Altuna Ucelay ha muerto esta tarde derrotado de todas las formas en las que se puede derrotar a un hombre, dejando un agujero de tristeza aquí en el pecho, monos. Pensar que ha de llegar el final y no has de ver el bello rostro de la Justicia, que tienen razón quienes proclaman que no es de este mundo... comprender que todo el sacrificio de una vida no obtendrá la recompensa -ínfima, sí, puede- de ver abrirse la trampilla bajo los pies del ahorcado... imaginar que no disfrutaremos entre risas del vuelo de los misiles, degustar el olor del enorme vertedero ardiendo, sentir la felicidad de descubrir un fresco brote verde crecer sobre las cenizas de los hombres...
Deseo que tengamos tiempo,
mientras tanto, esta noche rezaré por Fernando Altuna.
Para que encuentre la paz.