Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

7 feb. 2017

El jinete blanco


Y vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro 
seres vivientes decir como con voz de trueno: ¡Ven y mira!
Y miré, y vi un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; 
y le fue dada una corona, y salió venciendo y para vencer.
Apocalípsis, 6 1-2

¿A mí, verdad?
A mí me va usted a venir usted con el discurso de la superioridad moral, ahora, de nuevo, yo que estaba tan tranquilo fumando algo en las afueras de esta ciudad.
¿Ve esos de ahí? Esa escoria, la mugre que desprende su sola presencia, esa sarna... ¿los ve? ¡Vamos, hideputa, échele un vistazo a la pantalla!... ¿Qué? ¿No?
Lo imaginaba... Usted es de la hornada del periodismo de calidad extra virgen: bebe de la sapiencia de los independientes, los mejor preparados de la mejor generación de preparados de la Historia de España... perdón, quería decir estadito españolito... Usted se nutre de la ponzoña que subyace en los chistes del tontolaba neutro de la cadena amiga; su exfoliante son las pizarras filosóficas que el mercenario de las tertulias traza en la realidad de la universidad de borregos catódicos, le excita el tam-tam de la tribu dando saltos hacia el cielo, las asambleas por doquier para redistribuir el empoderamiento del papel del wc, lo suyo es la lectura ávida del boletín oficial que, a cargo de sus impuestos, el atento gomierdo del santo poder laico le deja, todas las mañanas, en su asiento del cercanías... sentir pánico con el fantasma de la ultra-tontería que recorre la "uropa" lennonista...
... pero esté usted tranquilo, yo le ayudo: seis ratas mahometanas, seis, que han estado violando a niños durante casi quince años. 1.400 violaciones. Mil cuatrocientas violaciones, hideputa, con el silencio cómplice de las autoridades inglesas, que en Rotterham sucedió el aquelarre, malas nuevas trae la Pérfida, mal rayo la parta. Durante casi quince años. Desoídas las denuncias para no soliviantar el apaciguamiento de la mancha humana en su tránsito hacia el Reino de (h)Oz -y coz-. Escondido el crimen bajo las togas de los arquitectos de la gran sustitución de Occidente.
Adiós, protofascismo judeo-cristinano; refugee welcome.
Esa es la superioridad moral que gastáis los de tu cuerda. No es otro el futuro que aguarda a los peones de vuestro juego perverso. El mañana de los niños, violado. Hijos de familias desestructuradas, el lumpen del que presumen tus oráculos, los tontos útiles... los niños útiles... a emplear según dicten vuestras voluntades.
Sí, hideputa. Lárgate. No es un buen momento para que me vengas con tu miserable superioridad moral, hoy, que estaba tan tranquilo fumando algo en las afueras de esta ciudad.
Maldito seas.
Malditos seamos todos.