Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

14 ene. 2016

Año 2001


Huye, amigo, a tu soledad y allí donde sopla un viento áspero, fuerte. No es tu destino ser espantamoscas, dijo Zaratustra...

... y, después de dar buena cuenta de El nacimiento de la tragedia, tuve que releer el sermón de la montaña del profeta, una vez más, buscando los pasajes que subrayé de joven, cuando las ideas se desvanecían al llegar el fin de semana entre ríos de alcohol y una densa y espesa niebla.
A pesar de las dudas de la filosofía moderna, he de reconocer que me asombran muchas de las teorías del genio alemán aposentado en el pabellón psiquiátrico, su simbolismo, la fuerza de sus sentencias, la no-contradicción de su búsqueda infinita en pro del hombre superior...
Los monos no lloran, pero también nuestro corazón se resquebraja al son de la lira del mediodía, instantes antes de dejar el mercado atrás, con sus moscas venenosas, e iniciar el ascenso a nuestra confortable caverna, donde hemos de aguardar que las aguas suban, arramblen con la inmundicia y, como diría Old en un brindis de medianoche, limpien este mancillado mundo raro en el que viven los débiles y pobres de espíritu.
¿Exagerado?
¿Saco las cosas de quicio?
Puede... no soy más que un mono... el mono más feo del mundo... pero cuando leo que son muchas las voces que pretenden implantar la neolengua, subo otro peldaño; oigo cómo banalizan el verso de los artistas, y salto un par de escalones; siento el nauseabundo lamentar de los poetas de la urbe, los comediantes de la plebe, y vuelo hacia la cumbre, solitaria, donde he de beber de otras fuentes más puras y frescas.
Hoy son las lecciones del ayer, mañana doble ración de prejuicios vanguardistas, ayer la decadencia del que solo se vanagloria de su valor para anudar la soga al cuello ajeno.

Avanzo otro grado, Monos, dejando atrás la escalera.
He de desaparecer del mercado, lejos de las moscas venenosas.
Para encontrarme, buscad en mi cueva.

---
En la Sala X, Truman también se tira al monte, lejos del Mundo Raro.

4 comentarios:

Old Nick dijo...

"MIRAD QUE YO OS ANUNCIO EL SUPERHOMBRE. EL HOMBRE ES ALGO QUE DEBE SER SUPERADO".
Un GRAN APLAUSO Y UN GRAN ABRAZO, HERMANO HEREP.
"TODO LO QUE NO ME MATA ME HACE MÁS FUERTE"
"EL FUERTE ES MÁS FUERTE, CUANDO ESTÁ SOLO".
Y Tantos Y Tantos Aforismo Más...
Un Brindis Con Lo Mejor De La Bodega Por El TÍO FRIEDRICH- ZARATHUSTRA Y Por Los Que Aún Permanecemos DESPIERTOS ENTRE TANTO MIERDA DROGADO.
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Agustin dijo...

Ese gorila con el hueso dispuesto a golpear,es nuestra mas nitida representacion,saludos,

Herep dijo...

El libro de la tragedia no me ha desagradado, pero no es comparable con el Zaratustra, del que he sentido la tentación de volver a releer sus sermones, años después.
Sus lecciones esconden mucha sabiduría y misterios, no es de extrañar la influencia posterior que ha tenido en la historia de este mercado llamado Tierra.
Mal, muy mal, el hombre. Debe ser superado, Old.
Que la purga nos pille en ese brindis con los mejores caldos del tío Friedrich, camarada.
... y ¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

La metáfora perfecta, Agustín.