Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

24 jun. 2015

La caza


San Juan, mucha humedad, calor, sofoco... barril y medio de cerveza... unos, echando humo... cuando, de repente, la conversación da un giro de ciento ochenta grados...
- ... la caza no tanto, me da repelús. Más el tiro deportivo, el tiro al plato, aunque no me dirás que lo bueno no sería el tiro al humano.
Silencio.
- Sí, hombre. Imagina que vas al coto y te sueltan un Rajoy, o al Maruenda, a un pichón con la cara del Inda o una perdiz disfrazada de Florentino.
Silencio.
... y con tanto silencio, la conversación se tensa al desaparecer toda risa a capella e imaginar, el locutor, que quizá dijo algo que pudo contrariar a su interlocutor... o no, que este chico es muy raro, muy suyo, y no atiende a los chistes que tanto triunfan en el programa del periodista tan mordaz y auténtico; el follonero, creo que se llamaba.
Al final, eso sí, tras un largo trago de un brebaje que sabe a rayos, el mudo habla... ¿y Ozzi, cómo lleva lo suyo?... retornando la conversación, tras una nueva voltereta metafísica, al redil del que jamás debió salir, remanso de calor a la vera de una hoguera, fresco aguardiente gaznate abajo y carcajadas etílicas de noche de San Juan.

A la negra noche, pero, la sucede el día resplandeciente... claro y brillante... y todo vuelve a distinguirse con esa nitidez que hurta la Luna al Sol en su juego del ratón y el gato. Desposeída de la bruma, contemplamos el rostro verdadero de la democracia popular, esa capaz de ajusticiar a quienes han sido tachados como los enemigos causantes de todos los males que nos acechan, sean económicos o espirituales. Tirar una perdiz al ruedo, la caza del disidente, del ajeno, del alienado, no es más que un proceso lógico en la mente del progresista sectario, lobotomizado por la ingente cantidad de bazofia que pulula por los medios de comunicación, siempre abiertos a la broma y la deshumanización del rival.

Muchos se extrañan de estas actuaciones como si jamás hubiesen oído hablar de la historia del movimiento revolucionario en este país y su doble vara de medir. Bombas contra las comitivas, tiros en la nuca, amenazas o extorsiones, impuestos revolucionarios, complacencia y blanqueo de los actos de nuestros chicos de la gasolina.... humillación... venganza... odio... Por doquier. Siempre ha estado aquí, a la espera de un canal por el que circular, lo que en estos tiempos de velocidad cibertrónica es harto sencillo. Baste ver la bilis que inunda La Red... ese Oráculo de Delfos... No se engaña a nadie, tan sólo a aquellos que quieren ser engañados mientras ponen un cirio al santo laico que pregonaba la buena nueva de "tó er mundo é güeno".

---
Quien con monstruos luche cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti. Friedrich Nietzsche.