Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

23 nov. 2014

Tumbas y tetas


No podía pasarlo por alto, así que aquí está, calentito y crujiente, bollo recién sacado del horno. Os lo advierto antes de seguir: ha sido una noche difícil, demasiada paranoia acompañada de un despertar con la lengua suelta y sucia... muy sucia... ametralladora, esta mañana de santificar las fiestas, cargada de munición antibunker, porque gruesas son las paredes de hormigón que la nauseabunda corrección política que chantajea a España ha levantado en torno a la noticia que nos sorprendía el pasado día 20 de Noviembre,día de la muerte de León Tolstói, el accidente de Durruti, la defunción de Franco y el ajusticiamiento, mediante pelotón de fusiles, de José Antonio Primo de Rivera tras el único juicio sumario olvidado por la mugre de la memoria histórica, seguramente porque fue presidido por las fuerzas progresistas de este país nuestro, encabezados por el "Lenin español" Largo Caballero, jefazo de la PSOE de los cien años de honradez.

Dicen que José Antonio solicitó la palabra para intentar parar la Guerra Civil que estaba en ciernes, pero las "fuerzas de la democracia popular" de las ratas revolucionarias, convencidas de su total victoria en aquellas primeras jornadas de la guerra, se pasaron las palabras de paz y reconciliación del eterno presente por el forro de los cojones, dándole matarile como a todo contrarrevolucionario que asomara la cabeza.

Les salió mal la jugada, a los hijos del Padrecito de los Pueblos.

Resumiendo, el pasado jueves, día de efemérides más o menos recordadas por los medios de desinformación españoles, se producía en Paracuellos otro aquelarre protagonizado por las feminazis españolas, esas perras en celo que gustan de mostrar sus encantos como si fuesen ellas las únicas con ubres en este planeta de mamones: pintando una cruz blanca sobre la tierra húmeda de lágrimas, se sacaron las domingas y mostraron a quien quisiera ver, vendiendo su cuerpo como meras rameras, tatuadas con gordo rotulador negro, las consignas "antifascistas" de toda la vida... fuera el retoño de nuestro coño, el fascio me chorrea el higo, almejas frescas de nazis, religión al paredón... y demás eslóganes de solitario callo malayo, ya me entendéis, que como no se ha comido un torrado en su vida se ve obligado a ir por la vida provocando para no morirse de puto asco o quedar soterrado en el aburrido infierno de vestir santos laicos.

De esta guisa, con las manolas al aire y el puño en alto, las "libertarias" posaron para las cámaras de fotos de los amigotes freelance que inmortalizaban la hazaña mientras alentaban a las chavalas, "guapas, muy bien, así, así... ahora mirando para allá, ahora sonreíd, poned cara de panteras... arrgg, ¡quien os pillara"... y se cierra el círculo, otra vez, a la espera del aplauso de todos aquellos que siguen empeñados en ganar una guerra que acabó hace setenta y cinco años.

Sobre las tierras profanadas de Paracuellos, donde fueron asesinados varios miles de seres humanos a sangre fría... mujeres, niños, ancianos, hombres todos arrancados de sus hogares de noche, desconcertados y asustados en lo que fue un ensayo de las matanzas que se producirían años después en la Katyn polaca ocupada por los aliados de los "demócratas" españoles de la Komintern... las malas pécoras de las feministas de mal agüero, mondongo al aire, reivindicaron que ellas, voz firme y clara del antifascismo churchilliano, son las garantes de la libertad, la igualdad y la justicia social frente al totalitarismo de la reacción encarnada en las tumbas pisoteadas.

Pero se trata de una vieja táctica bien conocida en los Cuarteles Generales, sección estrategia: provocación y, llegado el momento oportuno, huida y llanto, mostrando a la cámara de Pablito, el antisistema del Canal 5 con el que acabará, la ramera, entre sábanas una vez finalizada la ceremonia, un bofetón arreado por alguna vieja que acudía, como cada día, a prestar respeto a los muertos asesinados mediante sacas que descansan en Paracuellos del Jarama. Los cinco dedos marcados en su puto rostro, mostrados ante la cámara amiga, y una lágrima que cae, rabiosa, mientras la anciana recibe la retahíla de insultos que toda esta escoria humana almacena en los carrillos. Los telediarios sometidos al cuarto poder del Amo, por su parte, abrirán el esperpento vespertino que hacen pasar por información señalando a la anciana casposa que soltó un guantazo a la pobre chica indefensa, desnuda de armas a excepción de la palabra, que lucha la batalla social que nadie emprende por comodidad... pobre chica, dirá el chuloputas del informativo, que ha sufrido los latigazos de lo más carca y rancio de la España de la pandereta y vino fino, arraigada al patriarcado maltratador, la sociedad en masculino singular, la reivindicación falsaria y bla, bla, bla... adelantando el goteo de prejuicios que se verterán después, en las tertulias a 100€ la noche donde mujeres con el pelo teñido de rojo quitarán hierro al asunto plástico de las peras al viento al tiempo que intentan centrar el tema... no, ellas no se quitarán los sujetadores, tranquilos... en el mensaje de paz y amor de las chicas destetadas en un burdo intento de que la idiocia de la mismas pase cuanto más desapercibida mejor, camuflada entre la mediocridad intelectual de las masas.

Y como sucedió el día de autos, nadie hablará de la profanación de los muertos, no se recordará cómo murieron esas almas que ahora descansan bajo tierra en un cementerio improvisado, nadie indagará en el nombre de quienes ordenaron aquellos crímenes execrables que, de haber ganado la guerra los paladines de la "democracia de Stalin", no habrían sido los últimos, más bien todo lo contrario. Lo importante, como tantas veces en esta España aborregada de buenismo, será la vieja y su fascista bofetón, maldita ella y todas las de su clase.

Nosotros, en cambio, no podíamos pasar dejar pasar el tema y esta mañana de domingo, tras el café y el cigarro, ha venido el muñeco de barro que me ha traído a la mente estos tres mojones con tetas... pobre carne de cañón... soltando su escoria mientras reivindican la lucha contra el totalitarismo sin entender, tontunas, que es totalitarismo lo que supuran por cada poro de su piel.

Totalitarismo y cobardía, por supuesto... cosa habitual en la Historia de estos defensores de la paz del corral... pues escaso valor se necesita para ir a reírse en la cara de los muertos. 

8 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Esas tres zorringas lo que más necesidad tienen es de alfabetizarse primero, y de informarse después.

Es increíble la desertización mental que ha dejado el ZP en ocho años de desmadre a lo niño de 14 años.

Mi más largo aplauso a la señora que le soltó el bofetón a la tonta de turno.

Javier dijo...

El pueblo español tiene poca memoria, a excepción de los que reivindican determinadas exhumaciones sólo con el único fin de mantener viva la llama del enfrentamiento entre hermanos.
Estas chicas cumplen con lo suyo hasta el punto de que, cualquier día, las veremos corriendo el tetratlón femenino con las dominas fuera de tal forma que a partir de ese momento pasará a llamarse "tetatolón", ¡qué caray!, es una forma como otra cualquiera de hacerse ver ante esta sociedad apanfilada.

Un abrazo.

Agustin dijo...

Vaya tres pendones,luego diran que sufren acoso sexual,jejeje,saludos,

Maribeluca dijo...

Qué hijas de perra, pues lo que han hecho es delito tipificado.

Herep dijo...

Alguien les ha metido en la cabeza la idea de que montando este circo trabajan en pro de los derechos de la mujer, y ahí están, dándolo todo aunque no tengan ni la más remota idea de lo que están escenificando.
Provocación pura y dura disfrazada como libertad de expresión. Su libertad de expresión, claro, porque atrévase usted a hacer algo así pero ciscándose en sus muertos, atrévase.

Un saludo, don Javier.

Herep dijo...

La idea del "tetatolón" deberá ser estudiada a fondo, Javier. Seguro que los pulcros y respetables miembros del COI ya están imaginándose dicha disciplina en los próximos JJOO de Río, en pleno sambódromo.
A gran parte del pueblo español, la memoria le estorba, amigo. Hasta ejercitarla les resulta un esfuerzo.

Un saludo.

Herep dijo...

Seguro. Luego te las cruzas en el metro, te agachas para recoger un euro que se te cayó y, instantáneamente, te encuentras con una demanda de acoso por haberle rozado el culo con la mirada.
Bonicas son, Agustín...

Un abrazo.

Herep dijo...

Veremos qué fiscal le echa bemoles y se pone manos a la obra, Maribeluca.

Un abrazo.