Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

12 nov. 2014

Sesión golfa (XIX)


TÍTULO OFIGINAL. The Ring
AÑO. 1989
DURACIÓN. desc.
PAÍS. España
DIRECTOR. Herep
GUIÓN. Beelzebub
MÚSICA. ---
FOTOGRAFÍA. Luis Buñuel
PRODUCTORA. Maricomplejines Boyz, c.b.
GÉNERO. Terror
SINOPSIS. No es fácil encontrar, dentro del trillado panorama cinematográfico actual, una cinta de terror cinco estrellas que no se enmarque dentro de la picadora de carne que, mezclando adolescentes hormonados y psicópatas apuñaladores, ha desvirtuado totalmente un género fundamental en el séptimo arte. Cansados de héroes ensartados como pinchos morunos en machetes de tres metros, idiotas fumados relativizando las sombras del fantasmagórico bosque o la tópica escena del coitus interruptus debido al aleteo de la mariposa asesina, hoy, un director de segunda fila, tras presentar su opera prima en un festival independiente de chabola y cabra danzarina, nos sorprende gratamente con esta obra maestra del terror psicológico

(sugiere más que muestra)

que nos mantiene clavados al respaldo de la butaca, devorando palomitas para engañar la incipiente y extraña sensación que, naciendo en las profundidades del estómago, asciende por las cañerías equivocadas, buscando la luz. Comiendo y bebiendo, escribo desde la última fila de la triste sala, acompañado por una pareja más pendiente de las carantoñas que de la trama y doña Quimeta, la anciana que vive a dos calles del Cinema Oscar. La acompaña su gato, inseparable.

La trama, aterradora, es insufriblemente sencilla, pero resultona: una cinta de video, varios segundos de imágenes superpuestas, grabadas en 8mm, inconexas, desenfocadas, monocromo, cinta quemada... siempre en silencio, muda, aunque algunas veces se percibe el zumbido del aleteo de lo que parece ser una mosca, algún insecto, posándose en la pantalla, a este o aquel lado del cristal, mezcolanza de realidades dimensionales distintas, paralelas... Acabado el visionado del despropósito amateur, todo aquel que la degusta, aún con los ojos como platos, mientras intenta asimilar qué ha visto, qué ha pasado y qué cabrón el vecino que me la ha recomendado, recibe la llamada de una voz extraña anunciándole que, pasados siete días, la mismísima Negra Parca vendrá a cobrarse el alquiler del videoclub. ¿Precio? Carísimo: la vida, arrancada de cuajo.

A partir de los dos actores secundarios convertidos fiambre de los minutos del preludio, la trama se acelera, acrecentándose el misterio, la intriga y, como decía antes, el dolor de barriga. Una serie interminable de figurantes se suceden ante nuestra atenta mirada, desquiciados ante el futuro cierto de aquellos que han observado el cortometraje maldito. Llamadas de teléfono, voces de ultratumba y, pasada la semana, billete al infierno. El espectador, falto de costumbre, va sintiéndose incómodo a medida que, uno a uno, los protagonistas con los que ha llegado a fraternizar a lo largo del metraje, van cayendo sin remisión, incapaces de comprender qué se esconde tras el misterio que encierra la película herética. Las investigaciones en las hemerotecas o videotecas, los viajes a extrañas convenciones de eruditos en la materia, la visita a agónicos pabellones psiquiátricos donde aguardan supuestos familiares de las personas que aparecen en el vídeo... la escena en la que Eva acude a la derruida casa familiar, el descenso al zulo donde se encerraba a los rehenes, la traición y la vileza moral nacida de una existencia rodeada de codicia, soberbia y pereza... Nada sirve: Eva, confiada tras visitar a un santón que le practica un conjuro liberador, también perece de noche, sentada al sofá, mientras devora una tarrina enorme de helado de chocolate, riéndose en la cara del destino.

Pero a la hora señalada, las 19:44h. del séptimo día tras la proyección privada de la dichosa cinta de vídeo, la Bestia aparece. No va vestida de negro, encapuchada y con la guadaña al hombro, no, sino que la Muerte, endiosada desde la aparición del reproductor VHS que la liberó de su ostracismo, aparece emergiendo de la boca del mismo pozo del que su padre sacaba agua durante los años dorados anteriores a la maldición gitana Super8. Arrastrándose como una culebra, se acerca a la pantalla del televisor, puerta intergaláctica, y alargando una mano cruza la barrera entre aquí y allí, digitalizada, para acercarse a su víctima, en este caso Eva, y darle el beso frío y eterno.

Gritos en la sala. El gato maulla. Terror en estado puro. Incomodidad incluso felina. La pareja no, ellos a lo suyo. Yo, tan valiente como me las doy desde las páginas de este folleto cinéfilo, reconozco que jamás he pasado tanto miedo como en estos momentos, sin uñas ni palomitas, atento a la cinta, lo diabólico de su contenido y la inmensa repulsión de ese espectro que de ella brota, como helada agua, para ahogar el grito postrero de los inocentes aborregados que no apartan la mirada.

Sé que no debería hacerlo... pero... he visto la cinta... y, y... bueno, no me gustaría morir solo, abandonado como un leproso en una cueva. Es condenaros al más terrible de los sufrimientos, perdonadme, pero tengo miedo. Si no queréis perecer entre terribles sufrimientos, no sigáis. Es mejor no caer en la tentación. Para mí, lectores, ya no hay margen de maniobra. Estoy condenado.

Último aviso.

(Clic)


6 comentarios:

Old Nick dijo...

¡ACOJONANTE/DESCOJONANTE, QUERIDO HEREP!
¡Menuda Hijoputez Continuada!¡Y Todo Sigue IGUAL A PEOR!¡Por Si Acaso, Alerta A Tus Monos, Que El "PASTICHE" Sigue Y Dentro De POCO, Veremos "MÁS NEGOCIACIONES PARA CAMBIARLE EL COCHAMBROSO TRAJE A LA NICOLASA"...
Un Fraternal Abrazo, GENIO.
Un Brindis Por LA JUSTICIA VERDADERA
Y ¡TRAIDORES FUERA!
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Pd.- Te Sugiero Que Envíes A "QUIEN CORRESPONSA" UNA COPIA DE LA "PELI" ¡A VER SI HAY SUERTE Y LA PARCA Y ASMODEO, "ACTÚAN DE OFICIO"!

Agustin dijo...

Gore del bueno.lastima que todos sabemo el final,jejeje,saludos,

Maribeluca dijo...

A mí la peli me ha dado más risa que miedo, aunque reconozco que el argumento carece de gracia.

Y repito mi argumento ,una pajilla grotesca, con perdón, según algunos deberían estar ya todos ciegos pero me parece que ya lo estaban antes...

Saludos.

Herep dijo...

Dicen los rumores que el pacto está ya en el horno, querido Old. Como siempre, el sufrido y valeroso pueblo español va a quedar al margen de las decisiones que engloban la totalidad de la Nación. Vuelven a ser otros quienes, en oscuras salas, hacen y deshacen según el gusto de la Bestia.
Mal rayo los parta, camarada.
Sea como fuere, aquí estamos preparados para lo que venga.
La copia de la película va dirección La Moncloa. Con suerte, cuando el Iluminado venga de Australia, aburrido como una ostra, entre puro y puro la verá en su plasma... y todo quedará reducido a 7 días, amigo.

Brindemos por ello y porque la visita de Asmodeo sea épica.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

El final, es esta atípica película de terror, no es feliz, Agustín. Aquí no ganan los buenos, mucho me temo.

Un abrazo... y ojito, que el Iluminado anda cerca de tus tierras!!

Herep dijo...

Dicen que en el país de los ciegos el tuerto es el rey, Maribeluca. España es un claro ejemplo.
Me alegra que te diera risa la película. Mucha gente dice que esa risa histérica es un ancestral mecanismo de defensa, pero un servidor cree que la risa y el cachondeo vienen de la mano del hastío tras tantos años viendo fantasmas y chupasangres con traje y corbata.

Un abrazo. Feliz fin de semana.