Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

30 sept. 2014

Cuaderno de bitácora


A las 19:23h., mediante declaración unilateral, fue proclamada la República Catalana.

De forma revolucionaria y pasional, quedaban desterrados siglos de Historia. Un puñado de eruditos del romanticismo posmodernista, asomados a un balcón, encendían la mecha de la Revolución catalana hacia el estado último, utópico, cuna de socialismo al son de la Santa Espina. Las calles pronto se plagaron de gentes uniformadas con los colores de la nueva intifada. Previamente, la táctica enemiga se había basado en la ocupación y la desobediencia callejera, por lo que el grueso de la faena ya estaba hecho. Los edificios oficiales, ocupados. Las emisoras de radio, ocupadas. El edificio de la Telefónica... ocupado.

La respuesta del Gabinete de Crisis del Gobierno de España no se hizo esperar. A las 23:55h., una escueta nota de prensa revelaba la profundidad de la zozobra. La ejecución de la suspensión de la Autonomía y el envío de una sección de la Guardia Civil a detener a los sediciosos golpistas y tomar el mando de las fuerzas y cuerpos de seguridad autonómicos y locales no eran acciones exentas de riesgos: rebeldía, violencia en las calles... muertos... y, adobándolo todo, la traición cainita de la oposición progresista y sus perros falderos. El "fascismo" volvería a Europa, y la UE no estaba por la labor de permitir tales palabros aunque no fueran más que hipótesis. El Gobierno tampoco. Ellos no son Putin. No tienen músculo para defender los intereses de la Nación, la legalidad de la Nación ni la Historia de la Nación.

Quizá enviando una valija diplomática... El Gobierno dudaba. Olía a miedo.

Eran las 03:40h. Empezaron las conexiones en directo de las TV, dando imágenes de personas ocupando el ayuntamiento o la diputación no sólo en Cataluña, sino también en Vascongadas, Galicia, las Baleares y Valencia. Primeras entrevistas a políticos y líderes de opinión de la oposición llamando a un nuevo proceso constituyente... "los tiempos están cambiando", "libertad, libertad, sin ira, libertad" o la buenísima "A cabalgar, a cabalgar..."; este tipo de cosas.... ya que la Constitución del 78 había resultado una nueva anomalía histórica.

A las 09:03h. dimitió un Ministro. Inmediatamente después, la derecha sucumbe y sale, vía alcantarilla, en estampida.

Instantes después empezaron lo que, semanas después, han pasado a ser conocidos como "episodios puntuales" entre los afines a la Revolución y los cómicos de cámara: asaltos a las casas particulares de quienes engrosábamos las listas de "desafectos a la causa" o "botiflers". Meros españoles, nada más, que ahora se veían desamparados por un Gobierno que huía en estampida, con los bolsillos bien llenos y las espaldas a cubierto.

Creo que fue a esa hora, más o menos, cuando llegaron noticias del alzamiento de una brigada de caballería. El Ejército estaba tomando cartas en el asunto, o al menos cierto número de unidades. También fue a esa hora cuando, atendiendo a la cada vez más palpable cercanía de las algaradas y los tiros justicieros de los miquelets de la zapatilla, salimos a escondidas rumbo al campo, dirección oeste, lejos de la costa ayer azul, mañana roja.

Ahora son las 10:21h. No he dormido, y ella tampoco. Seguimos andando camino, siempre adelante, dirección Resistencia.

4 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Perfecto, amigo Herep, lo que describes es muy aproximado a la realidad de lo que está por suceder.

Unicamente me inclino a creer que los de Kurkullu y los de Baleares no están ahora por la labor de independizarse porque hundirían sus propios chiringuitos en la miseria.

Buen post, vive díos.

Agustin dijo...

Como ejercicio utopico no esta nada mal,tu post de hoy.Otra cosa sera el despertar de como podria salir este maldito embrollo,saludos,

Herep dijo...

No es nuevo, Javier: se llama balcanización, y vamos rumbo hacia ese puerto. Quizá Kurkullu no esté por la labor, pero con las revoluciones acostumbran a suceder hechos inesperados. Bien podrían aprovechar el río revuelto y sumarse a la fiesta, no vaya a ser la última.

Un abrazo. Feliz fin de semana.

Herep dijo...

La solución al embrollo no será fácil, Agustín. La rascadura primera se ha dejado crecer hasta un paso más allá de la gangrena. Se requieren medidas duras, pero andamos escasos de especialistas en estas lides.

Qué será, será...

Un abrazo.