Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

31 jul. 2014

¡... píntame un cordero!


En el libro decía: "Las serpientes boas se tragan sus presas enteras, sin masticarlas. Luego no pueden moverse y duermen durante los seis meses que dura su digestión".
Reflexioné mucho en ese momento sobre las aventuras de la jungla y a mi vez logré trazar con un lápiz de colores mi primer dibujo.
Enseñé mi obra de arte a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les asustaba.
- ¿Por qué habría de asustar un sombrero? -me respondieron.
Mi dibujo no representa un sombrero. Representa una serpiente boa que digería un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas grandes pudieran comprender. Siempre necesitan explicaciones.
Las personas grandes me aconsejaron que dejara a un lado los dibujos de serpientes boas abiertas o cerradas, y que me interesara un poco más en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. Así fue cómo, a la edad de seis años, abandoné una magnífica carrera de pintor. 
Las personas grandes nunca comprenden por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.
Cuando me he encontrado con alguien que me parecía un poco lúcido, lo he sometido a la experiencia de mi dibujo número 1, que he conservado siempre. Quería saber si verdaderamente era un ser comprensivo. Pero siempre me respondían : "Es un sombrero". Entonces no le hablaba ni de serpientes boas, ni de la selva virgen y ni de estrellas. Poniéndome a su altura, les hablaba del bridge, del golf, de política y de corbatas. Y la persona grande se quedaba muy contento de conocer a un hombre tan razonable.

---
Se cumplen hoy 70 años de la muerte de Antoine de Saint-Exupéry, autor de El Principito (1943), novela corta de la que he sacado estas letras que arriba descansan. 
Tenía, vista la vorágine de información, opinión y bazofia que viene sacudiendo el planeta Tierra... y Chirigota Española, s.l., en particular... en referencia a los muertos de Gaza, de la que todo el mundo habla, de la que todo el mundo opina... bueno, pues tenía intención de recordar, hoy, los miles y miles de cristianos que son masacrados en este ancho globo que flota en la inmensidad del Universo... buscando fotos de cuerpos descuartizados, lágrimas, gentes que se golpean el pecho, que arden en fogatas, linchados a pedradas... pero vuelve a poderme la desesperanza, sabedor que los muertos, sean hombres, niños o elefantes devorados por boas, dependen del color del cristal con el que se mira.

Los hombres, Monos, no comprenden por sí mismos... y es muy aburrido tener que darles una y otra vez explicaciones.

Cuando llegue el momento, lo comprenderán todo.

A sangre y fuego.

6 comentarios:

Chafachorras dijo...


Chafachorras31 de julio de 2014, 22:31
"L'essentiel est invisible aux yeux. On ne voit bien qu'avec le coeur"

Siempre he pensado que el Principito es muy hermoso somo poema (más que un cuento o un relato)

Desde que me obligaron a traducirlo, en el cole, decidí dejarme domesticar por quien lo merezca.

Y me fue bien.

Amo ese libro. Si yo viviera en el bosque de lis hombres libro de Farenheit 451, seria "Le Petit Prince", pero en francés.

Es más hermoso.

Javier dijo...

La verdad es que parece un sombreo hecho de piel de serpiente pero… un sombrero al fin y al cabo. Por aquel tiempo ya se llevaban los abrigos de zorro, astracán, visón, etc., etc., así como los zapatos de piel de cocodrilo y cosas así.

Un abrazo.

Maribeluca dijo...

Cuando me regalaron el libro de pequeña no entendí ni papa y no me gustó nada, me pareció una cursilería...hay que crecer un poco para saber apreciarlo.

Saludos.

Herep dijo...

Es un libro bonito, tienes razón, pero estos libros ya hace mucho tiempo que dejaron de leerse en la escuela, mucho menos traducirse de un idioma foráneo.
Los chavales podrían aprender algo, y eso no es "políticamente correcto".

Un saludo, Chafa.

Herep dijo...

Todo esto del sombrero me ha recordado aquel lema publicitario que decía: "los rojos no llevan sombrero".

Otro abrazo.

Herep dijo...

Hay muchos libros que tienen que ser releídos un par de veces para poder apreciar el contenido, Maribeluca.
Este es uno de ellos. Después de muchas lecturas, todavía puede extraerse alguna idea nueva que pueda hacernos pensar un ratito.

Un saludo.