Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

9 may. 2014

Algunas cosas duran eternamente


Hay gente que viene...

... abres los ojos y está ahí, en tu vida, como un soplo de aire fresco inesperado. Te eriza la piel, con su caricia, durante un instante... días, meses, años... y después desaparece, volviendo esa calidez anterior tan tuya, hermana desde siempre.
Y crees que fue un sueño. Un buen sueño. Divertido, liberador, musical... con noches eternas y muchos kilómetros a las espaldas, plagadas las horas de silencios excéntricos, vacío de responsabilidad y freno.

Hay gente que viene... y se va.
Igual sucede con los Monos.

Nosotros perdimos a uno. Apareció un día que no consigo recordar... y como la brisa marchó rumbo a la última estación. No dejó palabra de despedida, llevándose la naturaleza del hecho... privándonos de la respuesta a tantas preguntas.


Hay gente que viene y va... y la ausencia que dejan siempre permanece.

---
He perdido la cuenta de los años, tío. Igual que siempre. Un abrazo.
Pere.
---

4 comentarios:

Iñigo Iñiguez dijo...

Algunos que vienen dejan, indudablemente, su huella y mejor hubiera sido que no hubiesen aparecido.

Agustin dijo...

Tal como esta el patio,a veces es mejor marcharse con prisa.Aunque la verdad que gran maravilla es la vida,un saludo,

Herep dijo...

Es posible, Íñigo... pero de todo se aprende en esta vida. Bueno o malo, nada sucede por casualidad.

Un saludo. Buen domingo.

Herep dijo...

Los hay que, viendo el panorama, se quitan de en medio ante los acontecimientos futuros.
Mal asunto. La vida es para vivirla.

Un abrazo, neozelandés.