Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

30 abr. 2014

Caída del cielo


La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?

Pere Navarro está triste... ¿Qué tendrá Pere Navarro?¿Tendrá "federalismo", Pere Navarro? ¿Tendrá traidores en sus filas? ¿Tendrá miedo, Pere Navarro? ¿Dejó de ser "navarro" para convertirse en "cagarro"?

Preguntas para ardorosa reflexión, pero de lo que estamos seguros, basándonos en el sentido del tacto (ajeno, eso sí), es que el líder de los socialistas catalanes... si soy generoso calificándolo como "socialista", ni os cuento con "líder"... ha recibido un tortazo.

Tortazo de mano abierta, no de tarta de merengue como ocurrió con la Presidenta de Navarra.

A plena luz del día, mientras nuestro paladín del Cinturón Rojo acostumbraba sus ojos a la luz diurna, una señora se zafó de la muchedumbre que asistía a las típicas comuniones de la primavera catalana... auténticos actos de sociedad... para, en un alarde de juego sin mirar el balón, regatear a la esposa del caballero sin armadura y, de un ¡zas!¡zas! pugilístico, cruzarle la cara al cabecilla de los parias de la catalana tierra.

La señora, no bien había acabado el movimiento salvaje, enfundó su arma y se escaqueó entre la masa desconcertada. Algunos vieron la escena y, al tiempo que se palpaban las carteras temiendo lo peor, intentaron evitar que el genio socialista cayera debido a la inercia del guantazo, organizándose un conato de tumulto, aunque la inmensa mayoría no vio el sopapo... ni tan siquiera el ágil eslalon de aquel terror del cuadrilátero disfrazado de señora de barrio bien, tirando a modesto.

Fueron unos segundos, pasó todo tan deprisa... ¿Yo? Sí, algo. Un albano-kosovar, creo, corriendo con un bolso, hacia allí... Excusas, excusas, y más excusas. "Paladín Cagarro" es un personaje tan cercano a la calle que, a la inmensa mayoría, les pasa desapercibida su presencia. Esa es la razón por la cual no hay testigos confirmados. Todo son vagas conjeturas, hipótesis, dudas razonables... Nada serio para la jauría del "editorialazo conjunto", o un tribunal. Mucho menos si el tribunal es catalán... con jueces de aquí.

En lo referente a la narración del combate, el tono amarillo en la zona del mamporro lo deja todo claro.  

Lastimosamente, en lo que afecta a la carrera del político catalán, también. La decadencia del PSC en Cataluña viene dada por hombres de armas como ellos. La "igualité" francesa, cuando se tantea las altas esferas, escuece... y las bases, aunque parezca que no, observan. Quizá el razonamiento que se formen tan diversas mentes no sea correcto, pero el hecho en sí no pasa desapercibido. Del Chuletón Montilla a Paladín Cagarro, la Historia del socialismo catalán siempre fue un constante sometimiento a las tesis nacionalistas, en un suicida afán por "desvincularse" de la "reacción Patriótica".

A lo Sánchez-Camacho, pero con pantalón de pana.

Paladín Cagarro, a lomos de su corcel "federalismo"... ¿asimétrico? ¿quilométrico?... recibe bofetadas día a día. Los díscolos de su partido lo abandonan, saltando en masa a filas independentistas al grito de "botifler". Los Caballos de Troya secesionistas son duchos en el arte de parasitar votos y "chaqueteros" a diestro y siniestro.

Pero el héroe está triste... ¿qué tendrá, Paladín Cagarro?
¿Tendrá miedo?

Una bofetada es una bofetada... ¡y son muy oscuras las calles estas que están por andar! Sucede que tras un buen sopapo se ven fantasmas por todas partes. El clima proclive a la atenuación de tales agresiones... siempre que la víctima no sea de los nuestros... agrava el dibujo de los monstruos, al igual que la burla y el silencio cómplice cuando se asiste a actos de violencia menor. Paladín... nuestro Paladín... hace tiempo que perdió el respeto a la denuncia, la queja, la pataleta... quedando su valía en leve chirrido del tono, poco más. Una señora, de un bofetón robado, le derrumbó todo el castillo de naipes en el que sustenta su discurso.

Supongo que por eso... por timorato... ninguno de sus compañeros de Madrid escuchó su lamento.


Le faltó grito.   

4 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Eso es : le faltó valor para gritar al paladín Cagarro.
Que a gusto se quedó esa señora. No sé si era de los suyos o de los de la lora Alicia pero ha demostrado que le tenía ganas.

Creo que esa receta es buena : que unas cuantas señoras armadas de bolso mata-elefantes vayan por las calles sacudiendo a todos esos imbéciles catalufonizados. Mano de santo.

Maribeluca dijo...

Me parece que a todos nos ha inspirado lo mismo jeje, los escraches estaban muy bien y luego pasan estas cosas

Herep dijo...

Creo que no le agredieron un bolsazo por estar muy catalanizado, Javier, sino por todo lo contrario. Sigue anclado en el federalismo rancio de los sumisos, y de ahí no lo sacan ni a golpes.
Ni para adelante, ni para atrás.

Un saludo. Buen domingo.

Herep dijo...

Mujer, eso por supuesto. Lo bueno, todo para los míos... y lo malo, para los demás.
Cuando el orden de los factores sí altera el producto, vienen los problemas y los lloros, pero...

Un saludo. Feliz domingo.