Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

12 dic. 2013

La milonga más grande jamás contada

Esta entrada debería haber sido escrita ayer miércoles, 11 de Diciembre de 2013, pero por uno de esos misterios del Universo, erramos el tiro. Creíamos que pasaríamos un día de jolgorio y fiesta, con globos colgando de las paredes, vino tinto corriendo de copa en copa y, al llegar la tarde-noche, parrillada de carne o pescado para todos y cada uno de los Monos que por aquí deambulamos... pero no... no hubo fiesta, no sonó la música, nadie acudió a la hora señalada... nada.

No se bebió... no se cantaron, agarrados los unos a los otros, viejas canciones del frente y la retaguardia... no miramos fotos, no echamos la vista atrás, se olvidaron los recuerdos...

... y la resaca, esa resaca que creí que me impediría escribir estas líneas en el momento oportuno, no se materializó jamás. Las horas muertas las pasé sentado en mi sillón de la Sala X, con la mirada perdida en ese punto imaginario que se halla bajo el cuadro aquel.. en horrible silencio... preguntándome, ¿qué nos ha sucedido, chica? ¿Por dónde queda el amor?

Yo pensé... yo creí...

Tú no sabes nada, John Nieve.

No. Yo no sé nada...

Ayer se cumplieron 200 años de la firma del Tratado de Valençay... ese acuerdo por el que le petit Napoleon ofrecía la paz a España al tiempo que reconocía como rey... felón... a Fernando VII. Tras las duras derrotas de las tropas napoleónicas en el marco de la Guerra de la Independencia, el gabacho de medio metro... azote de Europa toda... se rendía tras la guerra emprendida por el ciudadano español de aquella época.

Una efeméride digna, como todas ellas, de la honra de España.

Yo... ahí sólo en mi sofá... esperando celebrar ese capítulo de la historia de nuestros abuelos... pero en la esquizofrenia de mi soledad una idea fue materializándose en mi masa encefálica... pequeña de inicio, más grande a medida que el silencio me empequeñecía... ¿y si?... ¿y si aquello?... ¿y si aquella guerra, aquella chispa de orgullo, de justicia, de honor, no sucedió?

No sabes nada, John Nieve... porque la Historia, chaval, ves... se agarra así, se hace una bola y, de un patadón, se envía directa al sumidero del retrete. Imagina... ¡si se hace con las leyes molestas! ¡Qué no se hará con los recuerdos y las voces del pasado! ¿Los libros? Se queman. ¿La arquitectura? Se restaura dándole un color más cool, a lo Ecce Homo... ¿Utilizarla como inspiración? No, hombre, no. ¡La Historia debe utilizarse como herramienta, tío!

... y si algo no cuadra, se monta un simposio.

Supongo que es ese el motivo por el que la derrota napoleónica pasó inadvertida al común denominador del españolito de a pie, más preocupado por la mortaja de Mandela, el GTA San Andreas para iOS7 o el perrea-perrea de Montoro con los fieles medios de desinformación masiva, aka todos. El episodio de Valençay ha sido borrado, evaporado mediante la combustión espontánea, lobotomizado de la memoria colectiva hasta tal punto que, muchos como nosotros, nos preguntamos si sucedió tal hazaña, tal gesta... tal epopeya...

La lucha de los catalanes contra las fuerzas francesas, alineados de forma masiva bajo la Cruz de San Andrés frente al invasor transpirenaico, la actuación de los Somatenes en el Bruch y Esparraguera, los sitios de Gerona... la Inmortal... o de Tarragona. Personajes como O'Donnell, Álvarez de Castro, Milans del Bosch... Agustina de Aragón... Miles fueron quienes entregaron sus rastreras vidas para que ayer... hoy... mañana... su heroicidad no valga nada, sea puesta en duda... entre burlas de menosprecio, incredulidad o negación.

Esa Historia no existe, John Nieve... aprende, va... ven al simposio y bebe de las fuentes del historicismo más molón, científico-democrático y "pro-derecho a decidir" que puedas echarte a la cara, va. Acude al aquelarre organizado en nombre del Reino de Oz, con "ny", donde los ríos derraman mieles, los niños vienen con cuatro panes bajo las extremidades y se hacen grandes fiestas y jolgorios cuando los barrios caen por entero al subsuelo. Seréis testigos de la nueva Historia, pues toda nueva Nación necesita de ella, con sus mitología perfectamente estructurada durante... ¿durante cien años?... ¿mil años, el Imperio?...

Id al bello canto del historiador a sueldo, romanticoide allá donde los hubiere, más próximo al psicoanálisis de la pampa que al estudio de las fuentes históricas, amigo del buen vivir y el mejor comer... perro fiel del Poder, sea público o privado... ¿Se demanda una Historia, mi President? ¡Ahí la tiene... Oh, capitán, mi capitán!

Acudid prestos para oír hablar de padres fundadores, poetas alados, bombas que caen día sí y día también, robos a mano armada, violaciones de tiernas doncellas, dragones y... ¡lagarto, lagarto!... del mismísimo Belcebú disfrazado de bajito general de los Tercios marroquíes. ¡Todos los palos toca esta baraja, Monos! Llevad grabadoras para registrar tanta historia comprimida. Llevad terabytes y terabytes para tanta prosa en verso.

Y llevad pañuelos, claro, que tanta romántica historia interminable se presta mucho a la lágrima fácil, al sentimentalismo de sofá y a cierto grado de narcisismo tribal. 

Recordad que enfrente, tras el atril del protagonista, se halla un experto vendedor de motos: un alumno aventajado del mejor Actors Studio, acreditado por centenares de galardones de miles de organismos públicos, por supuesto, parte indispensable de la saludable dieta mediterránea del historiados nacionalista. ¡Qué pensabais! El Instituto de Historia Democrática Verdadera, la Fundación Esta Historia Mola, Profe... la Agencia Nacional por el Derecho a Decidir en la Historia... ¿o era por el Derecho Histórico a Decidir?... Bueno, no sé... no importa... Sea como sea, de este calibre son los entes que garantizan el discurso del trilero encorbatado con gafas de intelectual descafeinado que se presta a regalaros las orejas con la "milonga más grande jamás contada".


Él sí que sabe, John Nieve. 


12 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Muy bueno y el tema se prestaba a exagerar un poco la chifladura de quienes siendo semi-analfabetos quieren montar un Imperio al estilo de CentroAfrica, como aquel gorila negro que incluso se construyó un sillón copiado a Napo.

La paz de Valençay hoy suena a las generaciones actuales lo mismo que si les preguntas por los nombres de las batallas que ganó Anibal en Italia a los romanos.

Bastante problema tienen los políticos nazios con fabular su Historia desde Nabucodonor como Nación Independiente pero siempre saltándose la Edad Media europea.

Lástima que Napo no hubiera ganado y nos hubiera anexionado a la gran FRANCE. Hoy tendriamos niños educados y con excelente formación gracias a los Liceos.

Algunos creíamos que con la democracia vendría una era de culturización general de la mentalidad aldeana de este país, pero ha sido exactamente lo contrario.

Old Nick dijo...

Si No Fuera Por El CONSTANTE CHOTEO SECESIONISTA Y TRAIDOR, FINANCIADO ENCIMA,-LO MISMO QUE EL "SER-VICIO SECRETO" Y EL FUTURO "EJÉRCITO"-CON EL DINERO QUE MARI-ANO Y SU BANDA "ENS ROBA" PARA MÁS "COPEO DE MAS",
HASTA ME REIRÍA A MANDÍBULA BATIENTE.
Por Cierto Que En La Vieja Grecia Un SYMPOSIO ERA "UN BANQUETE DE TRABAJO PARA LA TOMA DE DECISIONES POLÍTICAS" No Una REUNIÓN DE CENUTRIOS, CON O SIN TÍTULO EN HISTORIA, QUE YA SE VÉ LOS QUE VÁN...
Un Abrazo GENIO
Y Un Brindis POr La PATADA EN EL CULO A TANTO MALNACIDO, QUE SI RECIBIERA LO QUE MERECE, ESTARÍA PICANDO PIEDRA A PERPETRUIDAD, JUNTO CON SUS JEFES Y "PATROCINADORES" EXTERIORES...
¡Que Alguien LES PITE!
¡FUERA FANTASMAS EMBUSTEROS!
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Agustin dijo...

La mentira mas grande peor contada,jejeje.Como siempre das en la Diada,o perdon era Diana,jajaja,un saludo,y Feliz Navidad,

Geppetto dijo...

Tomarse a coña un problema no lo soluciona

Maribeluca dijo...

El problema es que la milonga les ha salido siempre demasiado rentable y así nos va; claro que también hay demasiados que lo han apoyado con sus votos o que han contemporizado como si no fuera demasiado con ellos hasta que de pronto le han visto las orejas al lobo como si no llevara tantísimo tiempo avisando...

José Luis de Valero dijo...

Ni la pasada Historia de España ni la presente, les importa un pimiento a las jovenes generaciones de españoles de a pié. De ello ya se encargaron los demócratas de nuevo cuño, desterrando paulatinamente de las aulas datos históricos que no convenían a sus programas de gobierno.

Todos los gobiernos “democráticos” que se han sucedido en España desde la Transición, han cooperado en el olvido. Porque la cultura histórica, bien utilizada, puede llegar a ser un arma de destrucción masiva dirigida contra el Poder establecido. Sin embargo la incultura histórica les favorece.

El Poder prefiere tener bajo su mando a 45 millones de españoles incultos, que a 45 millones de españoles ilustrados.
That is the question

Mis saludos, estimado Herep.

Herep dijo...

Yo no sé si los del simposio son analfabetos o analfaburros, pero lo que queda fuera de toda duda es que son perros fieles al Amo, sea este rojo, azul o albiceleste.
¿Quieres una Historia a medida? Ellos te preparan dos a un módico precio.
La culturización general no la trae la democracia, sino el trabajo individual.

Un saludo, don Javier.

Herep dijo...

¡Más que fantasmas embusteros, parecen momias de la antigüedad, que bien podrían intentar hacernos creer que ellos mismos lucharon junto a Casanova o Moragues en el sitio de Barcelona!
Valiente banda...
Es curioso pensar qué debe cocerse en la mollera de toda esa gente que cree que, lograda la independencia, Cataluña se transformará en el Reino de Oz.

Mal rayo los parta, Old.

Un brindis, maestro. Ojalá tengamos buena semana!!
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Entre "Liadas Nacionales" y "Historias revisadas", vamos apañados Agustín.

Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

Lo sé, Geppetto... y, aunque te parezca lo contrario, no me lo tomo a broma.
Me es imposible.

Un abrazo.

Herep dijo...

Ese es el problema principal. La ciudadanía les compró el número y ahora, cuando ven que la cosa se pone seria, se echan las manos a la cabeza.
Los nacionalistas moderados han vendido la moto de que ellos son quienes mejor trabajan por el "bien de la tierra" y ahora que se echan al monte, la masa que les votó sin ser secesionista, está descolocada.
La culpa es de ellos, por mucho que ahora intenten lavarse las manos.
Ahora, los ciegos voluntarios, se verán forzados a abrir los ojos y ver el engendro.

Un saludo, Maribeluca.

Herep dijo...

Esa es la cuestión, José Luís, y la pena, pues así... con 45 millones de incultos... poco podrá evolucionar el país. Seguiremos anclados y serviles a las zarpas del Poder y el Estado.
Las materias académicas inspiradas en la Historia o la Filosofía, duchas en pensamiento y reflexión, han sido extirpadas en beneficio de la "ciudadanía" y la "ética".
Así le va al mundo, así.

Un saludo, figura.