Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

20 nov. 2013

Filosofía aplicada


Según la RAE, la Filosofía, en primera acepción, es el "conjunto de saberes que buscan establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano".

El "per què de tot plegat"*, que dicen los viejos de nuestro pueblo mediterráneo mientras dan alpiste a las palomas de la plaza mayor. Qué es la moral... qué la vida... qué rostro tiene Dios... cómo se gasta el tiempo, el dinero, la paciencia... por qué... quién...

De esta guisa, dándole vueltas a la mollera, se han pasado el largo devenir de los siglos una multitud de sabios pensadores. Hombres eruditos, eruditos hechos hombre... pícaros, vividores, bohemios... unos vestían túnicas, otros sotana de fraile, los más traje y pantalón. Los había que fumaban en pipa, otros que engullían racimos enteros de uva romana, viejos cegatos a la luz de la vela, repasando notas e ideas... leyendo... hablando en voz alta a pesar del riesgo de ser tachado de locos o quemados en la hoguera...

Todos nosotros podríamos enumerar cuatro o cinco filósofos con cierta fama... Platón, Séneca, Sócrates... Kant, Descartes, Voltaire... Marx, Ortega, Nietsche... La lista es infinita. Políticos, consejeros, hombres, mujeres, niños, reyes, príncipes, mendigos... Hay filósofos de toda clase y condición. Todos buscando respuestas a las preguntas. Todos indagando en esta o aquella filosofía que creías olvidada o te había pasado inadvertida.

Todos descoyuntándose las neuronas buscando la clave.

Todos buscando excusas.

La filosofía, al fin y a la postre, no es más que eso: una búsqueda incesante de excusas que justifiquen el comportamiento de los simios venidos a más.

Hombres que son Monos, soldados.

Viene toda esta reflexión porque esta  mañana, unos versos garabateados en el WC público de una estación de autobuses cualquiera, me han permitido verlo todo con claridad. Entre virus, bacterias, hedor y demás flora salvaje, he atado cabos.

Allá por el s. XVIII, un filósofo... un buscador de excusas... parió la idea del Marxismo... ese "viejo fantasma que viene recorriendo Europa" y, gracias a su buena labia y mejor prensa, medio mundo.

(Quien quiera información comunista, que la busque por ahí. No tengo ganas de resumir doctrina... y como dice la cita anónima, leí el Capital, y lo comprendí)

A lo largo de la Historia más cercana, muchos han intentado implantar la ideología marxista-leninista en sus respectivas parcelas de tierra, con éxito paupérrimo en la inmensa mayoría de los casos... y muchas tumbas a la espalda. Aquí, en España, también se intentó varias veces y... ¡maldito mal de ojo el que te atormenta, España!... aún hoy, en pleno s. XXI sin coches voladores ni estaciones espaciales abiertas las 24h., todavía sigue probándose la concepción del Estado Ibérico Proletario.

Pero... como me mostraron los agrios aromas del orín del WC... en algunos territorios sí se ha conseguido superar la prueba. Se cuadró el círculo, de forma fácil, ridícula, vergonzante para los Marx y Engels de antaño, tan entregados a la causa que, por querer mirar más allá, no encontraron la solución que se encontraba "más acá".

Porque "más acá", más cerca de lo que nos creíamos, la revolución ya ha tenido lugar y el comunismo libertario viene aplicándose con loables éxitos y multitud de aplauso. El bienestar de uno y de los suyos, el trabajo indefinido con infinidad de derechos y escasez de obligaciones, el buen sueldo acorde al devenir de los tiempos y del IPC... masculino-singular... la opulencia, el poder, el dictado de la Justicia obrera... "de cada cual según su capacidad, de cada cual según su necesidad"...

... y a vivir, que son dos días y el opio es poco y caro.

Se han creado sociedades marxistas en las que los miembros trabajan bien, comen bien, beben mejor y por la noche, si la parienta se duerme pronto, el macho alfa se puede dar un capricho en el tugurio de turno entre "tetas gordas", farlopa confiscada y cubatas... o "cubalibres". ¿El coste? Ninguno. Siempre paga otro. Sean fondos para los parados, fondos para la formación, fondos para la Sanidad, la Educación, la recolección de la aceituna picual... ¡Eso es lo de menos! ¡Siempre hay algún organismo afín que pague las gambas y el Tres Jotas! Siempre un miserable trabajador que, con el sudor de su frente y vía impositiva, sufragará el común denominador del estilo de vida del autoproclamado "paria" de la Tierra.

El precio a pagar, además, es cien veces mejor que el abonado por Fausto. Él entregó algo... su alma... pero tú, si quieres zambullirte en la sociedad marxista de nuevo cuño, no sólo no venderás, sino que serás obsequiado con "algo"... un papel, un cartón plastificado... un carné de partido... un carné de militante... pase VIP al Reino de Oz.

Los filósofos son sabios teóricos que dibujan nubes de algodón en sueños. Para la cosa práctica... el saqueo de andar por casa de nuestra clase dirigente... no hace falta saber sumar 2 y 2.

Pero el tener el rostro duro... de mármol... ayuda para un buen busto.

---
* El por qué de todo.

8 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Escelente discurrir y muy bien escrito, Don Herep.
Este escrito debiera de imprimirse en primera página de los diarios nacionales por lo que resume la razón de existencias explotadas por unos cuantos analfabetos con mucha caradura.

Ernesto Marti dijo...

Hmmm, ete aquí?
http://www.fundeu.es/consulta/hete-aqui-752/

Un saludo :)

Chafachorras dijo...

Totalmente de acuerdo salvo en una cosa.
Marx y Engels no parieron el marxismo, lo cagaron que es el verbo adecuado para crear mierda

Maribeluca dijo...

No seré yo quien anatemice contra la reflexión y el pensamiento como gran cualidad humana, pero de las mentes calenturientas y las utopías de algunos han derivado verdaderas calamidades, tienden a caerme gordos los "intensos" y los dogmáticos...

Herep dijo...

No creo que eso sucediera jamás, Don Javier. ¿Publicarse en primera página? Nooo... Primero porque no da el perfil y segundo porque no creo que el lector entendiese mi leve sarcasmo.
De todas formas, gracias... y sí, demasiado caradura tenemos por aquí, sí.

Un abrazo.

Herep dijo...

Ernesto....
Me he vuelto loco buscando el "ete"!! Al final lo encontré en el peor sitio donde podía estar.
Lo siento.

Un abrazo!

Herep dijo...

Son sinónimos, Chafa... pero me decanté por la primera expresión para que los del NSA/CNI no me enchufen los dos rombos y me cancelen el invento.

Un saludo.

Herep dijo...

Después de darle muchas vueltas, Maribeluca, he llegado a la conclusión de que todo el pensamiento filosófico, al final, es mera cuestión de fe... igual que sucede con la religión... y la ciencia.
Tampoco condenaré a quienes reflexionan, pero sí a quienes pretenden sacar provecho personal de dichas reflexiones siempre que para conseguir sus fines deban pisar cuellos ajenos.