Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

30 sept. 2013

Sesión golfa (XVIII) (+18)


TÍTULO ORIGINAL. Deep Throat (Garganta Profunda)
AÑO. 2013
DURACIÓN. 4 años (aprox.)
PAÍS. España
DIRECTOR. Herep
GUIÓN. El Ejército de los 12 Monos
MÚSICA. Desc.
FOTOGRAFÍA. Private Inc.
PRODUCTORA. Mamandurrias Star System, c.b.
GÉNERO. Adulto
PREMIOS. AVN 2013 al Mejor Sexo Oral.
SINOPSIS. Quien escribe esta crítica cinematográfica, antes de nada, debe advertir al fiel lector que es el primer análisis que realizamos a una cinta de este género. Nos hemos enfrentado a películas de terror, dramatizaciones, comedias... obras de género abstracto, de culto, inclasificables... pero así, con tanta abundancia de carne fresca y en barra, jamás.

Somos vírgenes en estos envites... por lo que os pedimos paciencia.

Por si acaeciera un gatillazo, se entiende.

Bueno, una vez advertidos, nos ponemos manos a la obra... y es que nos encontramos ante la opera prima de un director nobel en el gran formato cinematográfico, pero con cierto renombre en la escena del 8mm casero, donde ha obtenido diversos premios en certámenes de tipo indie, casi siempre gracias a las logradas bandas sonoras de sus obras, aunque en esta ocasión la música viene dada por series sampleadas de jadeos y gozos poco premiables.

La película nos traslada a un pasado reciente para explicarnos la vida y obra de la protagonista, una joven gallega con título universitario y oposición aprobada en el excelentísimo cuerpo de los registradores de la propiedad... de familia bien, sin excesivas vicisitudes económicas y con un futuro prometedor gracias a su don de gentes y su carácter apaciguador y condescendiente.

Mariana, que así se llama la zagala, se desvive por su comunidad. Voluntaria de día, teleoperadora de la esperanza de noche, afiliada a toda clase de ONG´s y con siete niños subsaharianos apadrinados a su cargo. Pero algo falla... algo le quema por dentro... un hueco... un vacío... un no sé qué, que no sé yo...

Es durante este primer tercio de la película donde el director nos perfilará la crisis existencial de la protagonista, y las muchas contradicciones y frustraciones que se le presentan. Tanta acción social, tanta ayuda, tanto servicio desinteresado... ¿para qué? ¿Sirve de algo? ¿Se finará con la desigualdad, tras su leve gesto? ¿No sería mejor... no sería más útil...?

Alertados por el deterioro a todos los niveles de la muchacha, sus padres deciden tomar cartas en el asunto. Para responder a las preguntas de la niña, no errar el diagnostico y prescribir un tratamiento correcto, deciden enviar a Mariana al doctor de la aldea, un chamán de dilatado prestigio entre las meigas de la parroquia. Un análisis de sangre, un vistazo rápido a la dentadura y un poco de tocamiento en el bajo vientre dan con el problema: Mariana tiene una mutación físico-cognitivo-filosófica. Su trabajo en pro de los demás... su entrega hacia el necesitado... su pasión por el servilismo público... todo queda en nada ya que la glándula que produce el placer en tales casos... el órgano que da la satisfacción socio-progresista... no está en el hemisferio transversal de su cerebelo como le sucede a todo bicho viviente, sino en su garganta, junto a la amígdala izquierda.

Problema de dificilísima solución, advierte el doctor en un descanso del baile ritual, pero con tratamiento... crónico, eso sí. Cucharadita de aceite de ricino, y afiliarse al Partido Popular... derecha española... para convertirse en político de profesión.

¡Cómo llorará, Mariana! ¡Qué de lágrimas vierten sus ojos! ¡Una juventud desperdiciada! ¡Unos estudios innecesarios! El espectador, llegado este punto de la película, se siente impotente y algo descolocado ante tanto llanto... él, que venía al cine dispuesto a descargar y aliviar tensiones acumuladas, manubrio en mano...
Pero, tranquilo en la butaca, majete, que la trama se calienta. A partir de la visita a la consulta del chamán, la cosa cambia y empieza a desfilar, en formato panorámico, la carnaza.

Mariana, descubierto el quid de su ingrata existencia, decide poner freno a tanto efecto secundario y, acta en mano, empieza a escalar dentro del Partido, primero, donde degustará toneladas de percebes, vieiras, almejas de El Carril, centollos... y después, utilizando el poder relativo de su incipiente influjo, firmando decretos y leyes de corte social para, tragada toda moral gaznate abajo, degustar ese placer sexual que, hasta la fecha, le había sido negado. De esta guisa, ahora traga aquí, ahora traga allí... ahora se come un insulto doblado, luego se traga el honor de los caídos a dos tiempos, a tres un indulto rasposo, una afrenta bastarda, un puñetazo de algún indignado con la guerra, que es muy perra...

Pronto se convierte en una estrella en el firmamento de las tragadoras de sables, encumbrándose a las más altas cotas de poder dentro del Partido, y del Gobierno, al que accede de la mano del Bigotes, su tutor político amén de, también, experto en la materia de la succión. Son años de lujo, vino y rosas en los que Mariana tragará Reformas Laborales, pactos con los Sindicatos, cesiones de transferencias a los nacionalistas y, como plato principal, una enorme cantidad de líquido viscoso negro... aka chapapote... se deslizará por su esófago rumbo a la piscina de jugos gástricos.

Así, tragando, Mariana se hará con las riendas de la Nación, apartando a todo aquel que no esté por la labor. Los liberales, de boca estrecha, olvidados en un cajón. Los conservadores, de ideas agrias, escondidos bajo la mesa. Los afines... nada. Ni los afines son bienvenidos para Mariana, abocada a un desenfreno... una orgía... un bukake de trágalas... dentro y fuera... arriba y abajo... mete/saca/mete/saca....

El espectador, exhausto y próximo a la deshidratación seminal ante tanto festival de olores y sabores, asistirá a mil limpiezas de bajos... ahora con los nacionalistas y su "derecho a decidir" en forma de referéndum... ahora con la ETA, la "hoja de ruta" y la excarcelación por motivos humanitarios que tanto placer le dan a Mariana cuando se deslizan por su garganta... ahora asistiendo a las imposiciones en materia educativa, donde el trágala parece no tener fin... o visionando la bajada de pantalones ante los dictadorzuelos de la Suramérica bananera, también tragados por Mariana entre el desayuno y la merienda... o el trágala de Gibraltar y su enorme peñón, el cual queda reducido al tamaño de un átomo cuando Mariana cierra la boca sobre él... o el trágala con el Sultán, rollo sexo interracial... por no hablar del trágala homosexual, bisexual, transexual, zoofílico y, si la cosa se pone a tiro, incluso necrofílico...

Un trágala sin fin, el de Mariana. Porno duro, estimados lectores, incluso para los fans del género.


Algo no apto para público alguno.

---
NOTA. Si a pesar de la advertencia deciden correr el riesgo y acercarse a la sala, hagan acopio de líquidos.


12 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

La crítica de la peli muy buena, la acción totalmente pornográfica y el resultado absolutamente igual que el bombardeo sobre Irak cuando jesussín, o sea Sadam Hussein.

Chafachorras dijo...

Y yo que pensaba que ya la había visto.......

Reinhard dijo...

Mariana lo tiene claro: habla poco-normal si la garganta está ocupada-y, en todo caso, de las cosas que importan. Que le importan a ella, claro.

Old Nick dijo...

APLAUSOS Y CARCAJADAS BESTIALES "CUM LAUDE", QUERIDO HEREP.
¡MENUDAS TRAGADERAS TIENE "LA APÓSTOLA SOCIAL Y REPRFESENTATIVA"!
¡T'AS PASA'O UN PORRÓN DE PUEBLOS!
¡ESTA PELÍNCULA ES "DEMASSIA'O REPUGNANTE" HASTA PARA LOS ANCIANOS MÁS VERDES Y LIBIDINOSOS!
¡EN FÍN, A VER SI LA PROTAGONISTA SE AFIXIA O SE REVUELVE Y "MUERDE HSASTA LA CASTRACIÓN" A SU PARTENAIRE!
(QUE UN POCO dE SNUFF-GORE TAMPOCO ESTARÍA DE MÁS, A ESTAS ALTURAS DE PORNOGRAFÍA).
Un ABRAZO Y UN BRINDIS
POR LA CALDERA DE ASMODEO
Y
¡¡RIAU RIAU!!

CASASREALESDESNUDAS dijo...

¡Jo Erep! ¡Que me empalmaó! A estas pelis como dices hay que venir preparaó. Mejor si vienes después de unos pases en las salas, así los amigos te pueden prevenir de lo que te vas a encontrar.
Te felicito Erep, estupenda la peli.
Aunque un poco fuerte.

C S Peinado dijo...

Machote, te has superado pero creo que eso se va repitiendo cada cuatro años desde hace cuarenta, no?? Creo que el argumento está un poco cogido de los pelos cuando, principalmente Mariana es enculada por todos sus adláteres politicastros mientras sus secuaces nos enculan a todos los demás.

Un saludazo.

Herep dijo...

Te estoy muy agradecido, Javier. Era la primera vez que me enfrentaba a una temática como esta y no las tenía todas conmigo.

Un abrazo.

Herep dijo...

... pues yo pensaba que ya lo había visto todo!!

Saludos, Chafachorras.

Herep dijo...

Exacto, Reinhard.
Si le preguntas algo, siguiendo la temática erótico-festiva, te hará como aquella musa de los setenta: cigarrito (o puro) en los labios, y fuerte calada.

Un saludo.

Herep dijo...

Sí, maestro Old. Es algo fuerte, la película que os traigo hoy. La otra, la que protagoniza la señorita Lovelace, no le llega a la suela de los zapatos. ¡Fíjese usted que el director se puso en contacto con ella para protagonizarla y le dieron con la puerta en las narices!

Pero amigo... perdóneme. ¡Está tan mal el cine! Era esta o una española, y como comprenderá, no voy a faltar a mi promesa en lo referente al cine patrio.

Un saludo y un brindis cervecero, camarada.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Casasreales,
De ahí la calificación de +18 del título. La próxima vez colocaré los dos rombos de toda la vida, lo prometo.
Ahora a esperar... Veremos si alguien se quiere hacer con los derechos para emitirla...

Quizá Tele5...

Un saludo, figura.

Herep dijo...

En eso tienes razón, CS: el argumento es algo ridículo y escaso... pero esa es una de las principales características de las películas porno.
Fíjate que llevamos más de 30 años con la misma cantinela!! Trágala, trágala, trágala...

Ya va siendo hora de cambiar el género por algo un poco más bélico, no?

Un abrazo, jienense.