Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

11 sept. 2013

Liada Nacional

Hoy quería rebuscar entre los libros de Historia que tenemos en la Biblioteca del Cuartel General para, con un texto erudito, recordar qué se celebra hoy, 11 de Septiembre. Eso si hoy se puede celebrar algo, claro, que no lo tengo yo del todo claro. ¿Una derrota? ¿Un bombardeo? ¿El fin de los privilegios "de clase"?

Hemos rebuscado, sí... leído a Vives, a Capdeferro, a De La Cierva, a Moa... Esparza, Peman, Madariaga, Pla, Tuñón...

... pero, al final, nos invadió la desidia, la verdad. Todos, con estas o aquellas palabras, vienen a decir más o menos lo mismo, que resumiré aquí para no agobiar en demasía a los sufridos lectores que, perdiendo su tiempo escrutando estas letras, preferirían pasar esta jordana lúdico-festiva torrándose al Sol en cualquier playa de nuestras costas.

Ahí va:

Muerto Carlos II, el Hechizado, el Trono de España quedaba vacío. La potencia europea francesa, con su Rey Sol, quería apropiárselo, y la Pérfida, acojonada ante el poder que podía atesorar el gabacho regio, se opuso. Empieza la Guerra de Sucesión. En un rincón del cuadrilátero, Felipe V, Borbón francés. En el otro, Carlos el Austria. Tras una larga serie de asaltos, Felipe se acaba imponiendo y Barcelona... perdón, Cataluña, que ya se sabe que el resto de esta tierra importa menos que nada... se encuentra cercada y abandonada tras la marcha de Carlos, al que había jurado obediencia en pro de la defensa de su "código de usos y costumbres" oligárquicas. Casanova, el defensor de la Ciudad Condal, planta cara y es herido, siendo substituido por Villaroel que, al poco, rinde la plaza, no sin antes arengar a los residentes a "derramar glorisament sa sanch y vida per son rey, per son honor, per la patria y per la llibertat de tota Espanya".

Felipe V, nuevo Rey de España, triunfa, se pasea por Barcelona, fulmina los privilegios de los señoritos de Pedralbes con el Decreto de Nueva Planta y se pone punto y final al drama.

Casanova se hizo pasar por muerto y se fugó de Barcelona vestido de fraile. Al poco recibió el perdón real, montó un bufete de abogados y vivió de fábula cara al mar Mediterráneo.

Fin de la Historia. ¿Fácil, no? ¿Comprensible, a que sí?

Pues no, Monos. Demasiado simple... demasiado lógico... Demasiado... demasiado...

... ¡¡demasiado facha, cony!! Esta tergiversación es obra de Franco y los suyos, malditos imperialistas del Lado Oscuro de la Fuerza. Nosotros (ellos) somos Jedi´s, seres evolucionados que dejamos atrás al españolazo de las cavernas... y por nuestra sangre corren los midilorianos esos de los que tanto habla Yoda, aka el Excel·lentisim, padre del pueblo elegido, Moisés del Universo, Big Bang del calçot y la sardana, paladín del Liceo Alemán barcelonés en los gloriosos años del Reich, ese imperio que, a diferencia del nuestro, no duró mil años.

Así, con esas pizcas de Romanticismo que todo plato nacionalista tiene en su haber, la realidad se condimenta con toques de misticismo herético. Se encienden antorchas por la noche, se dibujan símbolos paganos con velas de colores, se rinden ofrendas a los mártires, repican las campanas en las iglesias, se construyen cadenas... ¡Oh, qué bonito! ¡Haremos historia, camaradas! ¡Démonos las manos! ¡Encadenémonos!

Mano a mano, cantarán "Els Segadors"... penúltima manipulación, veréis, pues la mayoría cree que tal himno proviene de 1714... reirán chistes en los que se menosprecia a "los castellanos"... y llorarán. Llorarán, sí. Llorarán como vienen llorando desde el día en el que el Jedi Pujol le sisó el sable láser a Tarradellas. "Estamos oprimidos", "queremos ser libres", "nos tratan mal", "nos roban", "nos humillan"... Ayer, sin ir más lejos, una subvencionada periodista deportiva defendía la expulsión de varios espectadores del Palau Blaugrana que llevaban banderas españolas apelando a "lo mucho que hemos tenido que aguantar, los catalanes".

Rata. Sí, sí... tú, tú... Eres una rata de cloaca que, de catalana, no tienes ni el blanco de los ojos. Mi abuela de siete generaciones hace cortes de mangas cuando os escucha alardear de vuestra catalanidad. Butifarra per ells, malparits.  

¿Tú, aguantar? ¿Tú? Suerte tenéis, listos. Suerte de vivir en un país arrasado por la exquisitez política, donde la defensa de la Ley no está ni se la espera, con unos partidos políticos que se avergüenzan de todo aquello que no sea saquear al ciudadano y que se pliegan con honda satisfacción a las órdenes de la masonería, enemiga acérrima de España y lo que esta representa. Suerte de marras. Quieren ser libres... y jamás lo han sido tanto. Quieren ser libres... democráticos... con "derecho a decidir"... pero ¡ah, amigo!... ellos, eh... libres, democráticos, con capacidad de decisión, pero ellos. Los demás no. Los demás a callar, a "normalizarse", a tragar gaznate abajo... o a la Cheka.

Pues eso, Monos. Hoy asistiremos a otro aquelarre de los pájaros de siempre. Pájaros, que no catalanes, como antes decíamos, pues los catalanes son españoles... "más que los castellanos", como diría el poeta Joan Maragall. Lejos quedan esos tiempos de realidad y honor. Hoy, la TV del régimen, con sus tropecientas cabezas de hidra, marcarán la programación especial con conexiones en directo, reportajes de andar por casa, películas que sonrojarían a Leni Riefenstalh y demás cánticos varios aprendidos a la sombra del esplai municipal.

... amén de los lloros, Monos.

No olvidéis los lloros... pues quien no llora no mama.


Y por aquí, como en los nidos de los buitres, el subsistir está difícil, con tanto mamón suelto.



10 comentarios:

Maribeluca dijo...

Es muy triste, pero a estas alturas mala solución tiene ya todo esto después de tanto tiempo de aldeanismo ombliguero y lavada de coco.

Saludos y ánimo a pesar de todo

Javier Tellagorri dijo...

Muy bueno, DON HEREP, lo has clavado. Así es la historia real y también la inventada que muestras. Y lo siento por todos nosotros pero en España HOY no hay nadie con webs para decirles a los catalufos y "baskos" que sus historias son una burda invención del siglo VEINTE.

Agustin dijo...

La historia la escriben como siempre los mentirosos ,un saludo,

abulto67 dijo...

Resiste con honor hasta que llegen los refuerzos Herep !!!!!!!

Herep dijo...

Solución fácil no hay, Maribeluca. Pase lo que pase, costará sudor y muchas lágrimas, pero si ahí en Madrid, el Gobierno y don Margallo se atan bien los pantalones y no juegan al escondite con la Constitución, la cosa adquirirá mejor tono.

Un abrazo.

Herep dijo...

No, Javier, y ese es el gran drama de este país. Nunca hemos tenido gobernantes que antepongan el bien común al beneficio particular y cortoplacista.
Nos creemos más demócratas que nadie y no pasamos de tontos de baba.

Un saludo.

Herep dijo...

Tienes razón, Agustín. La historia la pretenden escribir demasiadas personas, pero la Historia, con mayúsculas, se escribe ella solita, día a día y acto a acto.

Un saludo, campeón.

Herep dijo...

A mi la Legión, abulto67!!

Jordi Bridge dijo...

Cataluña...? Yo digo esta tierra es una mentira, una entelequia, un marasmo de engreídos, xarnegos, nuevos catalanes, politicos truhanes, comisariado docente y politico, gente renegada de la bandera de España, demasiada gente callada y cobarde, inmigrantes subvencionados por el régimen totalitario catalán, etc. etc. EL último que cierre la puerta. Un barcelonés que está hasta el gorro!

Herep dijo...

Jordi,

Muchos, cuando hablan de Cataluña, utilizan el término "Mátrix". Como veo que eres de aquí, sabrás a qué me refiero y qué es lo que define tal término: una realidad paralela, contraria a la que se puede observar en la rúe, donde los problemas cotidianos quedan apartados en pro de la utopía, el ensueño romántico-nacionalista y la eterna construcción nacional.

Todo una gran mentira... de la que vive (y muy bien) mucha gente.

Un saludo, periquito.