Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

25 may. 2013

(E)-Videntes


- En ese cuaderno suyo tiene bien definidas las cosas -prosiguió Verhovenski-. El espionaje. Cada miembro de la Sociedad espía a los demás y está obligado a delatarlos. Uno para todos y todos para uno. Todos esclavos e iguales en la esclavitud. En casos extremos, calumnia y asesinato, pero ante todo igualdad. Como primera providencia se rebaja el nivel de educación, la ciencia y el talento. Un alto nivel de ciencia y educación vale sólo para mentes excepcionales, ¡y las mentes excepcionales están de más! Las mentes excepcionales han alcanzado siempre el poder y han sido déspotas. A Cicerón había que cortarle la lengua, a Copérnico arrancarle los ojos, a Shakespeare apedrearle (¡ahí tiene usted la doctrina de Shigaliov!). Los esclavos deben ser iguales. sin despotismo no ha habido nunca ni libertad ni igualdad, pero en el rebaño habrá necesariamente igualdad (¡he ahí la doctrina de Shigaliov!). ¡Ja, ja, ja! ¿Le parece a usted extraño? ¡Yo hago mía la doctrina de Shigaliov!

...

- Oiga, Stavrogin. Allanar montañas es una idea hermosa y nada ridícula. Yo estoy de parte de Shigaliov. La educación es innecesaria y ya hemos tenido bastante ciencia. Sin ciencia tenemos material para mil años y lo que nos hace falta es obediencia. En el mundo sólo hace falta una cosa: la obediencia. El prurito de educación es un prurito aristocrático. En cuanto un hombre se enamora o funda una familía siente el deseo de propiedad privada. Nosostros acabaremos con ese deseo: recurriremos a la embriaguez, la calumnia, la delación; recurriremos a la depravación más extremada; estrangularemos a todo ingenio en su infancia. Reduciremos todo a un común denominador: la igualdad completa. "Hemos aprendido un oficio y somos personas decentes; no necesitamos nada más"; ésta fue la respuesta que hace poco dieron los obreros ingleses. Sólo lo necesario es necesario: he ahí el lema del orbe entero de ahora en adelante. Pero también se necesita una sadudida; de eso nos ocuparemos nosotros, los dirigentes. Los esclavos necesitan quien los guíe. Obediencia completa, completa falta de individualidad. Pero una vez cada treinta años Shigaliov recurre a una sacudida: de pronto todos comienzan a devorarse unos a otros; bueno, hasta cierto punto, sólo para no aburrirse. El aburrimiento es un sentimiento aristocrático. En el sistema de Shigaliov no habrá deseos. El deseo y sufrimiento se quedan para nosotros; para los esclavos basta con el sistema de Shigaliov.


Oratoria de Piotr Stepanovich.... del libro "Los demonios", de Fiódor Dostoyevski.

---

Escrito entre 1871 y 1872, la argumentación sigue estando de rabiosa actualidad entre los constructores de ese "otro Mundo es Posible". Muchos acuden a las pitonisas y a los tele-tarods en busca de una pista sobre el futuro... cuando es mucho más fácil obtener dicha información dándole una hojeada al pasado.

Fijándose, de una vez, en esa piedra que descansa en medio del camino.



4 comentarios:

Old Nick dijo...

Buena APORTACIÓN, Al "FONDO DE CULTURA REVOLUCIONARIA", Querido HEREP.
Cuando Leí LOS DEMONIOS, HAce Ya Muchos Años,No Pude Evitar Un Escalofrío.
¡Menudos "INTELECTUALES"!¡Como Para DEJARLOS SUELTOS!
Y Eso Que La RUSIA ZARISTA,No Era, POr Entonces,Tan "TIRÁNICA" Como Han Ha Hecho Creer En El Resto Del Mundo, LOS APÓSTOLES ROJOS...
¿A Que Tiene Su LADO DIVERTIDO, VER QUE LA REALIDAD Y LA HISTORIA, SIEMPRE SON MÁS ENREVESADAS Y SUPERIORES A CUALQUIER NOVELA?
¡Pues Eso!
Un Abrazo GENIO.
Un Brindis Por "EL DESPERTAR Y LA ESCOBA JUSTICIERA"
Y
¡¡RIAU RIAU!!

jsobrevive dijo...

Estamos acostumbrados a olvidarnos del pasado y, al final, de una forma u otra la historia siempre se repite.

Herep dijo...

Me sorprende la capacidad del autor de anteponerse a los hechos que, años después, iban a ocurrir en Rusia.
Aunque, bien mirado, era la consecuencia lógica. Tan sólo es necesario detenerse un segundo, abrir bien los ojos y atender a lo que sucede alrededor.

Más o menos como ahora... aunque haya tan poca gente dispuesta a contemplar la realidad de nuestro tiempo.

Dicen que la realidad siempre supera a la ficción, ¿no?

Un abrazo, maestro, y un brindis por esa escoba justiciera y su pronta venida.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

La Historia es cíclica, jsobrevive.
Una persona, quizá, puede darse cuenta del error pasado e intentar subsanarlo... pero la masa, ¡ay, la masa! ¡Ella no entiende nada ni atiende a ninguna razón!
Siempre va al bulto... y tropieza.

Un abrazo.