Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

2 may. 2013

Al paredón, por la puerta de atrás

 
… la gente está loca, Herep. Perdida… engañada… creen que sus nombres no figuran en la lista negra…

Así, con estas palabras, finó mi conversación con el Mono Isaac, sargento primero del Servicio de Inteligencia de El Ejército de los 12 Monos. Ok… perdonadme… no terminó así, sino que siguió unas horas después, justo despertarse  nuestro espía de la inmensa siesta que se cascó tras soltar la última de sus sentencias, pero entonces la cosa fue mucho más banal. Se acercaba la hora del partido y él, como buen barcelonista, empezó a desvariar viendo gigantes donde sólo habían molinos de viento.
Pero esas palabras, allí, a la sombra de una de las palmeras que crecen en el jardín del Cuartel General, oídas mientras descansaba de una agotadora jornada de descanso playero… como mandan los cánones del 1 de Mayo… se clavaron en mi cerebelo y, mezcladas con el mojito cubano que me había preparado, me hicieron reflexionar como sólo puede hacerse en esta tierra nuestra, tan fértil en pensamientos abstractos e ideas ridículas.

Todo vino a cuento de un episodio protagonizado por Isaac justo el día anterior, cuando recibió la llamada urgente de uno de sus familiares que, con voz temblorosa, lo apremiaba para que fuera a visitarlo. “Tengo un problema de vida o muerte”. Al poco, tras haber recorrido cinco quilómetros en apenas dos minutos, la amenaza mortal quedó reducida a una simple e insulsa petición: “bórrame del FB”.
Isaac, primo… ¡mira, mira! ¿Ves el reportaje que están echando en la TV? ¿Ves? Bufff… ¡Madre mía, Isaac! No puedes ni imaginar qué están diciendo ahí. ¡Eso del FB es Belcebú! ¡Todo el mundo puede…! Dicen que una tía que estaba de baja laboral tuvo un montón de problemas cuando uno de sus colegas colgó una foto en la que aparecía de farra… y otro que se discutió con la familia por colgar comentarios clasistas… o racistas… o laicistas… o mediopensionistas… ¡Se sabe todo, Isaac! ¡Lo pueden saber todo! Quita, quita… lagarto, lagarto…

Unos segundos después de la perorata, la cuenta del futurible asediado estaba suspendida. Cabe apuntar que como pago se cobraron dos cervezas heladas que, en el caso del supuesto contrario, el de darse de alta, habrían quedado reducidas a media palmadita en la espalda. En esto del WWW, hay que reconocerlo, es más fácil dar que recibir.
No caía todavía el Sol cuando nuestro camarada, cumplida la misión, retornaba al Cuartel General, satisfecho por la tarea realizada. El familiar, aliviado como el que vence el asedio de la Negra Parca una noche más, quedaba atrás más tranquilo… con el semblante del que triunfó.

Ja.
Pero, ¿triunfó?

Los ronquidos del Mono Isaac fueron acompañados por mis pensamientos, a ritmo. “… la gente está engañada…”, dijo antes de rendirse a Morfeo… y bajo el Sol, este Sol de nuestra España que tanto y tanto nos seca la mollera, pensé… divagué… recordé que mañana, por hoy, íbamos a celebrar la festividad del 2 de Mayo español… ese día en el que un puñado de ciudadanos libres y liberados de todo peso, se lanzó a la calle para partirse la cara con el invasor francés, tan querido y alabado por una jauría de traidores, conocidos como afrancesados, cuyos descendientes siguen pululando, a día de hoy, por estas tan lozanas y ensangrentadas tierras hispanas.
O tempora, o mores!

Aquel Mayo de 1808 los españoles se levantaron contra la #Casta, en este caso francesa, reivindicando su derecho a ser libres, a gobernarse por ellos mismos, a defender su soberanía como pueblo… arriesgando lo más valioso que podían ofrecer: su honra y su vida. El maestro Goya así lo captó en el famoso cuadro que acompaña esta entrada, convirtiendo la gesta en testigo inmortal de aquello que fue.

Hoy, el maestro de la palestra y los colores podría morirse esperando una reacción igual. Los óleos dispuestos, el lienzo impoluto, la mirada perceptiva… pero del modelo, ni rastro. Se fue. Se esfumó. Desapareció como la nube que arrastra el viento. Los madrileños de antaño… los castellanos, levantinos, andaluces de Jaén… nadie. No queda nadie.
O queda demasiado…

… demasiados coches, demasiadas viviendas en propiedad, demasiados subsidios de desempleo, agrícolas, de discapacidad… Siguen quedando pensiones de viudedad, no contributivas, vitalicias… familia, préstamos, usura, Caritas, ONG´s… Sigue quedando mucho Estado todopoderoso y protector… creador del Cielo y la Tierra Prometida, allí donde nadie pasará hambre, tendrá sed o sentirá el frío… donde el pobre tendrá su beca y el rico sus dos becas… todos con vivienda digna, tres comidas al día y entierro sufragado desde el primer llanto en el paritorio.

En 1808, quienes se jugaron los cuartos no tenían nada de todo esto. Saltaron a la calle por un ideal… incorpóreo, abstracto, invisible… mientras que ahora, el ciudadano español, tiene mucho que perder y poco que ganar. ¿Libertad? ¿Libertad para qué? ¿Arriesgará el “parado vitalicio” su ayuda yendo a lanzar huevos a la Delegación del Gobierno? ¿Se jugará el peón del olivar su PER llamando al Alcalde “hijo de mil madres”? ¿Apostarás todo contra lo que intuyes una mano de farol?

No, Monos.

El ciudadano español que hoy nos cruzamos por la calle apostó, pero no al negro, como los fusilados de antaño. El contemporáneo apostó al rojo del Estado… apostó por la Seguridad del Todopoderoso, dejando de lado la Libertad del que decide morir. El primo, la tía, el cuñado de Isaac… tuyo, mío, de aquel… han decidido esconder la cabeza debajo del ala, esperando que el halcón no les vea en su vuelo rasante y, hambriento, les despoje de lo poco que han podido acaparar durante su sufrida vida. ¿La libertad? ¿La necesidad de expresar las inquietudes personales? Olvídalo, hijo. No te pongas en la picota, que la gente es muy mala. Bórrate, rompe el carnet, silba cuando te pregunten…

Ver, oír, callar.

Desesperanzado… no, desesperanzado no es la palabra correcta… Resignado… sí, resignado estaba a punto de levantarme después de mi reflexión de media tarde cuando, como un fogonazo de luz, cruzó por mi mente una expresión simple, oscura y de profundo significado que había proferido nuestro Mono espía… “la lista negra”… y sonreí, otra vez, retornando mi especial predisposición a ser feliz.

La lista negra… y todos los que estamos en ella incluidos. ¿FB, TW, Google...? ¿Quién no ha comprado un libro en cualquier librería y ha pagado con tarjeta? ¿Quién no ha mirado, en el más vulgar de los buscadores, el resultado de este o aquel partido de fútbol? ¿Quién, en definitiva, no se ha mostrado, aunque solo haya sido una vez, tal y como es ante los ojos de los demás? ¿Quién, en este s. XXI en el que siguen sin volar los coches pero todo está conectado y reconectado tal y como aventuró Orwell, puede creerse que no está, ya, inscrito en alguna “lista negra”?
 
Pues eso, Monos, que muchos anteponen la Seguridad a la Libertad… y al final no tienen ni lo uno, ni lo otro.

5 comentarios:

Old Nick dijo...

Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaaaa
Querido HEREP, Otro Magnífico RELATO REAL COMO LA VIDA MISMA, El Que Ofreces HOY.
CHAPEAU.
¿"LISTAS NEGRAS" DICES?
DEsde El REGISTRO CIVIL "DE ENTRADA Y BAJA" Pasando POr LIBROS DE FAMILIA, MATRICULAS, CARRERA, BODAS BAUTIZOS, COMUNIONES, HOSPITALIZACIONES; PENSIONES Y ENTIERRO... TODO ESTÁ COMPRENDIDO EN UNA SERIE DE "LISTAS NEGRAS"...
ASÍ ES LA VIDA.
¡Pero Lo Más Descojonante De Todo, ES La ESTUPIDEZ Con La Que La Propia GENTE, SE EXHIBE EN LA RED!
¡Y DAndo INFORMACIÓN PRIVADA Y HASTA VIDEOS Y FOTOS!
(Unos POcos, Que No Somos Niños Del Coro Parroquial Y Nos Importa TRes Pimientos "El Que Dirán" Porque Sabemos El CUENTO De Principio A Fin Y No Nos Inquieta, DEcir Lo Que Pensamos, SABEMOS QUE "NOS CONTROLAN, INCLUSO DESDE ANTES DEL MOMENTO DE ENCENDER EL TRASTO...
¿Y Qué?
Lo Que Si Te Diré Es Que Si Algún Día, Llaman A Mi Puerta A Las Cuatro O Las Cinco De La Mañana, Te Aseguro Que SABRÉ QUE NO ES EL LECHERO Y "ACTUARÉ EN TRANQUILA CONSECUENCIA"...
¡Que Puestos A Diñarla, Mejor En CASA Y A Ser Posible "LLEVÁNDOME COMPAÑÍA"! Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaa
¿Por La "PUERTA DE ATRÁS", EL MENDA LERENDA?
¡NASTI DE PLASTI!

Old Nick dijo...

¡REcuernos, Que Se Me Olvidaba El APLAUSO, El Abrazo, El Brindis Y El ¡¡RIAU RIAU!!

Geppetto dijo...

En 1808 el pueblo se levanto contra el poder establecido, contra el Gobierno, contra el ejercito, contra las clases dominantes.
Todos ellos estaban de acuerdo con el frances, que encima era un Rey legal.
Fue una terrorifica guerra civil.
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

Herep dijo...

Estamos rodeados por esas listas negras, Old. Todo lo que hacemos está, en este s.XXI, informatizado, archivado y perfectmente documentado para que, en caso de tocata y fuga, no se escurra nadie.
Me hacen gracia esos que piensan que ellos, por el hecho de estar escondidos como las avestruces, van a pasar inadvertidos... aunque, como bien dices, más gracia me hacen quienes publicitan sus vidas como si fueses famosillos de la TV a la espera de que algún cazatalentos contacte con ellos.

De pena... o de risa, porque la cara de lelos que pondrán cuando vengan, a las cuatro o las cinco de la mañana, a picar a las puertas de su casa, será antológica.

Ellos mismos.

Mientras tanto, brindemos, camarada... que a falta de pan, bueno es el vino riojano.
Un abrazo, y ¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Lo fue, Geppetto. Una cruenta guerra civil protagonizada por muchos que tenían más arrestos que la mayoría de los que hoy campean por estas tierras.

Un saludo.