Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

16 ene. 2013

Marilyn cañí


Se cumplen 22 años del inicio de la Guerra del Golfo. Para los abducidos por el virus LOGSE, aclarar que la guerra de Bush… la cacareada… no fue la primera, ¡qué va! Antes hubo otra, también con su Bush, sus bombazos colaterales e, incluso, también con su Sadam. ¿Raro, eh?

Pero cierto.

Una mañana de agosto, un Sadam más jovenzuelo y valeroso que ese que acabó escondido en una madriguera de topo, enloquecido por el calor de Oriente… ni punto de comparación con el de Écija, por mucho que diga la suegra… decidió que había pasado mucho tiempo desde sus trifulcas con Irán y, a la carrera, invadió Kuwait… pequeño país a modo de hotel 5 estrellas… blanco toalla… blanco perfume…

Los occidentales, con los useños a la cabeza, temiendo otra crisis con el oro negro como protagonista, pusieron la voz en el cielo apelando a mil leyes internacionales, derechos internacionales, aguas internacionales… y una vez comprados los ingredientes, lo metieron en una túrmix Supra conocida como ONU o Consejo de Seguridad. Mezclado, pero no agitado. Nada. Usted tranquilo. A gusto del consumidor.

Me viene esta efeméride a la mente mientras acabo de releer los informes del Servicio de Inteligencia cuya Junta se celebra mañana a primera hora… y la enlazo con la intervención militar que se está llevando a estas horas en Mali, o en Afganistán, o en el Líbano… o en tantos y tantos lugares donde los hombres siguen arreglándoselas a tiros.

En aquella ocasión no salieron muchedumbres a la calle, ni se insultó a los militantes del partido en el gobierno ante sus sedes. Nadie arrojó pintura roja a los comandantes civiles mientras los acusaban de tener las manos manchadas de sangre ni se exhibieron los cuerpos desgarrados de los civiles a la hora de la comida, como cabecera del telediario del domingo.

Más o menos como hoy, con el asunto de Mali, del que poco se sabe y menos se interesa.

Las Guerras, al fin y al cabo, son así… muy perras. Leí una vez que “la Paz es un período entre dos Guerras”… No hay mayor verdad. No importa que exista o no resolución del “Club de los Políticos Muertos”, aka ONU… que los soldados en el frente, como sucedió durante la ocasión que recordamos, sean chavales que hacen la “mili”… que ayer mandaran los siniestros y hoy los diestros… los buenos, los malos, los mediopensionistas…

Nosotros lo sabemos. Al fin y al cabo, somos soldados.


Pero es curioso el silencio… profundo silencio… de los de siempre… tan prestos siempre a defender a los parias de la Tierra… ¿Sabrán de quién estamos hablando? ¿Sabrán que hablamos de ellos, de los “soldados del amor”?


12 comentarios:

Maribeluca dijo...

Ese silencio es muchísimas cosas, pero de "curioso" nada de nada jeje, está todo demasiado visto y oído y es condición indispensable ser del progrerío para disfrutar de bula de combate.

Un saludazo también cañí

Agustin dijo...

En la guerra de Iraq,la cifra de soldados de nuestra patria que murieron alli,no llegaron ni a 12.Sin embargo en Afghanistan sobrepasan mas de 100 muertos,pero ni dios protesta.Nada mas vil y hipocrita que la izquierda de nuesta nacion,un saludo,

Doramas Doramas dijo...

Lo de Mali, es justamente que ahora se ha dado cuenta occidente, de que le dieron alas a esos islamistas y ya están en el zaguán de casa. Por lo tanto, es ahora cuando empiezan a verle las orejas al lobo.
Realmente pienso que es lo que se merece occidente, asi que se jodan todos ellos, que ya pedirán ayuda a los que siempre hemos dicho que esto sucedería.
Y a esos que ahora calan, pues lo de siempre, como los muertos son culpa de los rojos de siempre, a callar.
Francia esta en estos momentos gobernada por otro zp y el tiempo me dará la razón.
Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Todo el buenismo rampante,aquellos cantamañas que glosaban con entusiamo la supuesta "primavera árabe" y nos tildaban -a los que avisábamos del peligro islamista e integrista que acechaba- de "reaccionarios", se tapan bajo la manta y miran para otro lado ante la evidencia consumada.

La izquierda atávica y sectaria no sólo no es que no critique a Holland por lo de Mali, si no que incluso- como un reciente editorial de EP-, justifica la intervención por las mismas razones que condenaba en su momento el apoyo a la guerra de Irak del Gobierno Aznar.

Son así de sectarios y simples.

El Fugitivo dijo...

Me parece muy bien la intervención francesa en Mali, y muy tibio el apoyo del gobierno Rajoy.

En la época del truculento "No a la guerra" , en la Universidad de Granada eras un bicho raeo si no llevabas la pegatina.
Incluso recuerdo el absurdo título de un supuesto debate convocado por los paciflautas. "La guerra de Irak: un crimen contra la humanidad"

Pensamiento único significa ausencia de pensamiento, comsigna borreguil.

FugisaluDos

José Luis de Valero dijo...

Tengo un problema con Blogger que no me actualizan mis nuevas entradas en tu blogs, y desde ayer tengo una nueva. Sólo las actualiza en Google+. Eso es una mierda y un abuso por parte del monopolío informático que quiere tenernos a todos controlados y bajo llave. Posiblemente se deba a otra causa aunque si es así lo ignoro. Me voy a dar de baja del jodido Google+ e iré de por libre, como siempre.
Saludos Herep.

Herep dijo...

Veremos si ahora que se acerca la ceremonia de los Goya alguien tiene a bien manifestarse sobre el asunto. No sé, unas palabras aunque con una simple pegatina estaría más que satisfecho... aunque algo me dice que puedo esperar sentado.
Hay silencios más claros que las palabras, Maribeluca.
Toda la razón.

Un abrazo.

Herep dijo...

Agustín, me da a mi que si en USA mandara Bush el tema de la Guerra de Afganistán iba a estar algo más calentito a día de hoy.
Perdón, ¿dije "Guerra"?
No. Quería decir "Misión Humanitaria de Bien".

Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

El polvorín de Oriente está calando en África, esa gran olvidada a su suerte, y podemos encontrarnos con el problema a las puertas de nuestra casa.
Aunque yo, como vos, creo que ese problema es ya una realidad. No un futurible, más bien un palpable.
Para más inri, España, la puerta del sur de Europa, está en pleno acuartelamiento de sus ejércitos, sin apenas medios para que nos resulten operativos... en un traidor atentado a la Seguridad Nacional... pero, ¿qué le voy a contar a usted, Doramas?

Malos tiempos, amigo. Malos tiempos.

Un abrazo.

Herep dijo...

Lástima que la memoria de los españoles sea tan escasa, Natalia.
Otro gallo nos cantaría si la masa no se hubiera dejado llevar por la idiocia de sus gobernantes, corrompidos, corruptos y corruptores hasta la médula.
Han envilecido al pueblo y esto, amiga mía, se paga caro.
El consuelo, o no, según cómo se mire, es pensar que Europa no quedará al margen de lo que suceda en España.

Un abrazo.

Herep dijo...

Fugi,

Estar a favor o en contra de una guerra, en este país, está muy mal visto. Como todo... pero eso sí, si la guerra es promovida por los nuestros, la cosa cambia.
Ya sabes... "nosotros no podemos equivocarnos".

Lo dicho, "consigna borreguil".

Un abrazo.

Herep dijo...

Yo también tengo problemas, pero los míos son por causa del ordenador, que ya no soporta más abusos domésticos por parte de quien aquí escribe.

Tendré que hacer un pensamiento y jubilarlo prematuramente!!

Un abrazo, José Luís.