Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

2 ene. 2013

La Toma


Con las primeras luces del nuevo día se ha dibujado ante mis ojos los formas rectilíneas de las almenas de la más elevada torre del palacio, imponente, gigantesco espectro de la noche que, a medida que va recibiendo los rayos de luz, se torna gigante de piedra y argamasa, vigilante diurno de eso que, a fuerza de sudor y sangre, hemos venido a derruir, de una vez por todas, tras años y años de interminable lucha.
Mi padre… el padre de mi padre… los padres de tantos y tantos padres… en mi escudo llevo dibujado el blasón de mi familia, castellana antigua, el cual ha paseado por decenas de recovecos de esto que, desde hace casi mil años, alguien bautizó como Hispania… España, para Recaredo… y que, hace más de setecientos años, perdimos una mañana cualquiera en la que la traición y el sacrilegio campó a sus anchas.
¡Hace tanto de aquello! ¡Han muerto tantos desde aquel día!... bajando a pecho descubierto por las montañas de Covadonga… en Las Navas… en las planicies valencianas… Tantos buenos caballeros, tantos buenos soldados, herreros, orfebres, simples jornaleros… Todos cruzados, con la marca de la Cristiandad tatuada sobre los ropajes y en los corazones, aunque de simple sería no reconocer que las promesas de oro y tierras también jugaron su papel en las mientes de los hombres, ¡cómo no!... pero esa promesa, ese sueño de libertad, la esperanza de arrancarnos el yugo del Sultán, su mísera doctrina servil…
A medida que mis compañeros van avanzando por la senda camino de la puerta del norte, me llegan los olores a azafrán y jazmín de los jardines del Sultán, siempre verdes y primorosos, ajenos a la realidad de la guerra que se ha ido gestando durante siglos. Sus calles, plagadas de perfumes y bellas mujeres de ojos negros, no han sido regadas con sangre como los campos desiertos de la Meseta y en las tascas, noche tras noche, bellas bailarinas danzan alegremente mientras tintinean los oros que cuelgan de sus cadera mientras los gerifaltes beben aguas especiadas y comen las delicias permitidas, desnudándolas con la vista, relamiéndose antes de disfrutar la exquisitez del sexo virginal de las inquilinas del harén… como cada noche… noche tras noche… durante siglos…
Pero esta noche la rutina morisca acabará. El Reino de Granada, pequeña piedra perdida en la sandalia del Reino católico, será expulsada, desterrada, borrada de los libros de Historia… y España, la Hispania romana, volverá a ser una, grande y libre.

---

Hoy, 2 de Enero de 2013, se cumplen 521 años de la Toma de Granada por los Reyes Católicos de España. Se ponía fin, de esta guisa, a la Reconquista, hito sin precedentes en la Historia de la Humanidad… pues nunca antes, y nunca después... un país conquistado por la turba islámica ha conseguido desligarse de tan mortal destino.
España lo hizo… y, aunque algunos se empeñen, a día de hoy, en intentar convencer a la parroquia de lo funesto del hecho… lo “poco democrático” del asunto… lo “fascista” del acto… es nuestro deber y nuestra obligación recordar la efeméride.
Recordarla y sentirnos orgullosos por ello.
Los “enemigos”, como en tiempos de don Rodrigo, no dudarán en azuzar de nuevo a la Bestia.
… y España, nuestra España, deberá volver ser cerrada.

22 comentarios:

DORAMAS dijo...

me gusta, ahora debemos comenzar a celebrar todas nuestras efemérides nacionales. Que el miedo al moro,de nuestros politicos, no nos quite nuestra personalidad y cultura.

Javier Tellabeltz dijo...

Precioso recordatorio de la fecha, escrito con estilo y elegancia.
Tienes mucho de poeta, amigo Don Herep.

Enrique dijo...

Forjar la unidad de la Patria costó mucha muerte y mucho sufrimiento. Muchos españoles han dado su vida por la única Patria.

No consentiremos que unos mierdas, unos eunucos, vengan a desmembrarla.

La unidad de España es innegociable.

Zorrete Robert dijo...

Se reconquista Granada y se inicia el descubrimiento de América todo en uno, que momentos.
Saluditos.

abulto67 dijo...

Gesta que revela el caráter de un pueblo!
Es un hecho no celebrado como se merece, por la cobardía de los políticos.
Todos los renegados, progres y amantes del falso mito de la pacífica convivencia de las tres culturas pueden irse a vivir a un país islámico, a vivir, no de vacaciones y comprobará las excelencias que proporciona.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

¡Qué bien has hecho, amigo Herep, en recordar esa fecha histórica, tan importante para quienes nos sabemos españoles! Moleste a quien moleste, duela a quien duela, al hablar en presente, nos traes aquel acontecimiento a hoy mismo.
Un cordial abrazo, como siempre.

Xad Mar dijo...

No creo que nuestros políticos le tengan miedo al moro. Simplemente son untados por los moros, un contrato por aquí, una compra por allá (ellos dirán inversiones) y también los votos que la subvención da y eso es algo que no pueden dejar pasar. Luego están los conversos, esos que por unas t... que tiran más que un par de carretas cambian de religión y cuando se dan cuenta están más pillados que los propios y si un musulmán pone la mano al fuego ellos ponen las dos... En fin, que gestos como este hay que recordarlos todos, no dejarlos pasar; ponerlos en letras grandes y hacerlos correr por toda la red.

Agustin dijo...

Es bueno recordar nuestras grandes efimerides.Claro que para mucha gente el dos de Enero solo representa,un dia mas de fiesta para pasar la resaca,un saludo,

Geppetto dijo...

Bueno, en este momento sesandamos el camino de forma mas o menos acelerada
TYa no vendra Tarik, tampoco volvera Muza, en cambio si ha vuelto Don Julian, es mas en estos momentos tenemos docenas de traidores Don Julian que estan de nuevo ayudando al Muslim a reconquistar su Eden español.
Ya no son moras de grandes y bellos ojos, son moros de feo aspecto y mala catadura, moras embarazadas y enjambres de guarros españoles renegados y convertidos al islam
Tenemos de nuevo al enemigo en casa
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

Candela dijo...

Creo que se ha solicitado a la UNESCO que se reconozca "la toma de Granada", veremos que ocurre y si estos sinvergüenzas tienen lo que hay que tener para responder a esta solicitud de revalorizar nuestras propias tradiciones.

Old Nick dijo...

¡RECUERNOS ENTRIPAOS, QUERIDO HEREP!¡MIRA QUE PASÁRSEME ESTA ENTRADA TUYA!
Pues Sí ¡Conmemoremos El Final De Una OCUPACIÓN BRUTAL Y DESPIADADA, De Unos Fulanos, Que SE Aprovecharon De La DIVISIÓN INTERNA Para Quedarse Con Nuestra TIERRA e Imponernos Una FEROZ TIRANÍA De Siglos, Que Costó Ríos De Sangre Y Sacrificios Sin Cuento CULMINAR.
¡MOROS, JUDÍOS Y MORISCOS FUERA!
¡VIVA EL JAMÓN Y EL VINO!
Un Abrazo GENIO.
Un Brindis Con BOTA DE JUMILLA
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Herep dijo...

Cualquier cosa buena que suceda en nuestro país, Doramas, será al margen de la acción de nuestros políticos.
Ellos tan sólo sembrarán tempestades.

Un abrazo, canario.

Herep dijo...

Gracias, Javier.
En la Red hay millones de análisis de la efeméride mucho mejores que el que yo podría escribir, pero me pareció interesante... siempre me parece interesante... investigar qué sensaciones tendrían aquellos que, tras años de luchas, alcanzaron su objetivo.
Averiguar qué pasaba por sus cabezas... eso transmite, amigo, y mucho.

Un abrazo.

Herep dijo...

Innegociable, Enrique.
La unidad, la libertad y la soberanía.
Tres pilares que, hoy por hoy, están bajo el fuego enemigo.

Un abrazo.

Herep dijo...

¡Qué tiempos, Zorrete!
Piensas en ello y te dan ganas de pegar un salto a cualquier barco que cruce el charco, buscando aventuras como hicieron tantos y tantos antaño.

...

Un abrazo, campeón.

Herep dijo...

Es muy fácil hablar de "posibles paraísos" cuando uno vive tranquilamente donde sí impera un poquito de libertad, sin tener que hablar en voz baja por temor a la delación vecina.
¿Tres culturas? Tan sólo es necesario mirar alrededor para comprobar cómo de bien conviven esas culturas hoy en día.

Un abrazo, abulto67.

Herep dijo...

Me gustaría poder tener más tiempo, y conocimiento, para escribir más efemérides y, como dices, traerlas a nuestro recuerdo...
... pero no quedarían días para escribir otra cosa, Tío Chinto.
Así de basta es nuestra Historia.

Un abrazo, artista.

Herep dijo...

Esos que nombras existe, Xad Mar, tienes razón. Es importante la servidumbre a la Bestia, y son muchos quienes reniegan de sí mismos en pro de no se sabe muy bien qué.
Pero esa servidumbre denota cobardía, mucha cobardía, y tarde o temprano acabarán pagando, como ya se pagó una vez, su traición.

Quien con niños se acuestan, meado se levanta.

Un abrazo, astur.

Herep dijo...

Pues es día laborable, Agustín.
Pero es verdad... muchos son quienes ningunean sus raíces con Ibuprofenos contra la resaca.

Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

Siempre he pensado que el mayor problema al que nos enfrentamos los españoles no es la Crisis ni tonterías semejantes. Es el Moro y su pronta sublevación, circunstancia que aprovecharán los enemigos de España para intentar darnos la puntilla final.
Para eso, como bien dices, esos enemigos no dudarán en alentar la Revolución Islámica.
Cataluña es un claro ejemplo.
Pobres. No recuerdan que Roma no paga a traidores... y si roma no paga, fíate tú de los hijos de Mahoma.

Un saludo, Geppetto.

Herep dijo...

Creo que sí que se ha pedido, pero me parece que los projetas están por la labor de tirar para atrás esa petición, Candela.
Las Tres Culturas tiran mucho, amiga mía. Sobretodo para ellos, que aprovechan toda vacación disponible para bajarse por esas tierras y comprobar qué de bien se está en la sauna turca del hotel 5 estrellas.

Un abrazo, y que tengas un buen fin de semana.

Herep dijo...

Pues no había pensado yo en la prohibición moraca de beber alcohol y degustar buen ibérico.
Qué haremos nosotros, Old, sin estos placeres miseros?
Yo no se usted, pero acostumbrado al buen vino y a los excelentes brindis, prefiero que me entierren a tener que chocar mi copa repleta de leche de burra.

Un abrazo, maestro. Afile el seso y tenga el arcabuz presto, que esto cada vez huele más a muerte.

Feliz fin de semana... y ¡Riau!¡Riau!... con vino, aún.