Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

15 may. 2012

Regalo de aniversario



A primera hora de la tarde, justo esconderse el Sol tras las Torres Kio, la estancia está totalmente dispuesta.

Los invitados, ufanos, han pasado las últimas jornadas engalanando el lugar. Tiras de cinta con cientos de banderas tricolor y rojo monocolor cruzan de punta a punta el pedazo de cielo que cubre la histórica plaza. Apartados en las esquinas, cientos de globos esperan ser liberados de su cárcel de red, dispuestos a  alzarse al cielo como sucede en los casamientos de postín con las blancas palomas.

Por doquier, prestos a realizar el servicio de catering, varios puestos de perritos calientes, palomitas, churros con o sin chocolate, se afanan en sacar brillo a sus armas de colesterol masivo. Algunos, más avispados, se mezclan entre la multitud expectante armados con neveras portátiles repletas de packs de cerveza marca blanca, convenientemente helada a base de cubitos de gasolinera periférica.

Unos piden 1€ por refresco. Otros, 3€. Oferta y demanda.

Los invitados, engalanados a conciencia para la ocasión, han ido presentándose a buen ritmo, martilleando como el cuentagotas de la tortura. Las calles adyacentes se convierten en deslumbrantes pasarelas de futuras tendencias en alza: camisetas negras de tirantes, pantalones pirata de color verde militar, amarillo chillón o estampado macedónico… Las mujeres portan faldas de lana, seda, cáñamo… largas hasta los tobillos o cortas hasta los cachetes. Muchas féminas, libertadoras, han dejado el sujetador en unos baños públicos cercanos, prestas a mostrar su naturalidad, valentía y compromiso. También, aunque esto no lo dirán, ha nacido en su interior la idea de hallar, por fin, al escurridizo príncipe azul… de roja sangre y corazón a la izquierda.

Todo es posible en días como éste.

Las prestigiosas multinacionales del ramo han realizado bien su trabajo. Sus espías callejeros… magníficos… predijeron, como nocturnos estafadores televisivos, aquello que sería tendencia. Han adaptado sus patrones, pero la marca sigue siendo la misma. Registrada y millonaria.

Así, los fabricantes de calzado cambiaron la forma de los manolos, transformándolos en botas de caña… o insertaron etiquetas italianas en las hawaianas, que ya no son para el verano, tal y como sucede con los pañuelos, las muñequeras o las riñoneras Versace, volteadas para esconder la insignia. Fieles a la marca, pero adaptados a las nuevas realidades.

Los estilistas de vanguardia, duchos en camerinos hollywoodienses, también estudiaron el mercado, como puede comprobarse observando los nuevos moldeados, trenzas, rastas y trasquilones que adornan las cabezas de los presentes. Corte aquí, recorte allí… espuma, laca y complemento a la última… a la moda. Cabelleras surcadas por gorras de beisbol con la efigie del Ché, horquillas en forma de piolet y lápices hundidos en los moños.

Un espectáculo vivo de colores, formas y sabores.

Y olores, por supuesto, porque las fragancias se han apoderado del lugar, y no tienen pensado marcharse agarradas al viento suave que sopla esta preciosa tarde de Mayo.

Mi nariz de sibarita se deleita degustando las colonias y perfumes que, anteriormente, tan sólo pudo catar en pequeñas tiras de muestra, en la perfumería de turno, mientras decidía el regalo del Día de la Madre. Ahora, liberados e hipnotizadores, pululan por las calles, prestos a embriagar en su sueño al indefenso inocente. Ralph Laurel, Hugo Boss, Jean Paul GaultierChanel nº5, Calvin Klein… ésa nueva que se anuncia, e intuye, sobre la piel de Charlize Theron…

A veces, como bofetada lujuriosa de una joven amante, otros olores interrumpen la levitación inducida por el olfato. Son los aires viciados de aromas corporales. Sudor, fervor, excitación, alucinación cannábica… el florecimiento de los bajos instintos se distinguen entre la multitud, sí. Algunos, los más valientes, han dejado la higiene a un lado. Como si de leones se tratara, su hombría y liderazgo se mide en base a la acritud de sus feromonas.

Y a la longitud de sus colmillos.

Desde el primer instante, el avispado ha podido identificar quiénes son. Sus gritos, pancartas y eslóganes retumban en las fachadas que cierran los cuatro puntos cardinales. Sus espumarajos refrescan el ambiente como harían los aspersores de un verde jardín y, si no fuera por el intenso calor, éstos se amontonarían sobre el asfalto por obra y gracia de estos aspersores de nieve humanos. Salivazos agradables al tacto, pero criminalmente resbaladizos con el intelecto.

Algunos entonan arengas megáfono en mano, otros bailan danzas tribales, otros sacuden timbales con fervorosa pasión laica… la mayoría, silenciosa, mata la espera mientras participa en abstractas representaciones teatrales o asiste, hipnotizada, a las charlas de quienes tienen algo que decir… o creen tener algo que decir, ya que si el oyente realizase un ejercicio de lógica en su masa encefálica, comprobaría que aquello que se recita está extraído de las pancartas de los alrededores. Y esas pancartas vienen de antiguo. Son hijas de anteriores años de tinieblas y, como sucede con las hijas bastardas, la ausencia de un padre multiplica las madres.

La importancia de saber leer. La importancia de saber comprender.

De repente y sin previo aviso, el murmullo… el susurro cómplice… va tomando forma, creciendo, convirtiéndose en grito pavoroso. ¡Ya llega! ¡Ya está aquí!... y al Este, el mar de gentes se abre ante la venida del nuevo Noé posmoderno. Los gritos, los aplausos, los lloros desconsolados de niños, estudiantes, mujeres, pensionistas y demás amordazan los sonidos de la urbe. La emoción, a flor de piel, se apodera de la marabunta y vuelan gorras, turbantes, revistas del corazón… alguna que otra cartera, aprovechando el roce de los cuerpos, también vuela de algún bolso o pantalón.

Daños colaterales para unos, dedos largos para otros.

La fiesta, infinita, ha empezado. No hay límites y el recinto, ahora nuestro, no cierra. Barra libre, música en vivo y monólogos del Club de la Comedia copan el programa de actos.

El homenajeado, dopado de fuerzas y energías, es zarandeado, sobado, masajeado, elevado a las alturas, transportado en volandas de mano en mano… atravesando la plaza de lado a lado… de Norte a Sur, Este a Oeste… como el féretro de un muyahidín el día de su entierro…

… pero éste no está muerto, sino de parranda… con acordes de guitarra flamenca y djembé jamaicano, Revolución por mortaja y velatorio ambientado con espeso humo del Rif. Un jolgorio en nombre de su primer aniversario. Su primera velita, roja, ardiendo sobre el dulce pastel de merengue y bizcocho. Las miradas, emocionadas por el bebé-niño, albergan el temor que inyecta el lento devenir de un tiempo que se antoja diferente.

¡El niño crece, maldita sea! La Ley Natura… la Evolución de las Especies… ¡Qué horror! ¡Qué espanto!... ¡Culpable!

Culpable…

El año que viene, por estas fechas, la marabunta volverá a recibir su invitación digital al evento. De uno, pasará a dos… porque hay cosas que no se pueden cambiar. Sólo la Negra Parca altera el devenir de los días y ésta, traicionera, sabe esconderse entre las sombras.

El año que viene, por estas fechas, los adoquines volverán a sentir el calor de los humanos traseros y los invisibles cristales volverán a convertirse en opacos espejos. Ante ellos, como en el madrileño Callejón del Gato, volverán a reflejarse las mismas modas que tenemos hoy en el convite.

Las pobres se verán menos gordas… las ricas, modelos anoréxicas… y los hombre... los hombres se imaginarán como fieros leones de poderosos colmillos. Todos, transformados para la ocasión, vestirán las mismas marcas camufladas tras telas baratas lavadas a la piedra. Todos, aferrada bien la frondosas cartera en sus pantalones pitillo, alentarán el salto que eleve hacia el cielo el escaso parné del prójimo, prestos a hacer gala, de nuevo, de la longitud de sus apéndices.


Con suerte, el iPhone de este año se convertirá en iPad el que viene.

19 comentarios:

abulto67 dijo...

Magnífico retrato de la fauna urbana 15 m, perroflautas, pijoprogres,niñas de papa con pedrigree haciéndose las revolucionerias, abueletes nostálgicos del mayo del 68. Creo que ese movimiento ha perdido totalmente su esencia y razón de ser.

Reinhard dijo...

Malos tiempos para la lírica, amigo. En el fondo, esta peña aspira a vivir del Estado, bien como funcionarios, bien como subsidiados, pero el Estado, al menos como se conocía hasta ahora, ha quebrado. Deberán remar, y mucho.

Saludos.

Zorrete Robert dijo...

Fijaros bien con lo poco que se conforman. En el letrero que esta tirado en el suelo pone: Ramoncín tráenos un pollo frito, jajaja que cracks.
Saluditos.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Gran evocación, amigo Herep, de lo que son esas concentraciones de masa indiferenciada -todos distintos, todos iguales-, en torno a algo que constituye, en el fondo, su razón de ser.
Un cordial abrazo.

Antonio Montes dijo...

Un cuadro magnífico, abigarrado e inquietante como «El Jardín de las Delicias». Me quedo sobre todo con alguna expresión, como la del «fervor laico», genial.

Pues sí, Herep, todo más falso que una moneda de tres euros; y su presunta novedad, como bien señalas, tan impostada como el resto.

Un saludo muy cordial.

Candela dijo...

Estupendo post con olores y sabores de antaño...

Nada nuevo en Sol, litronas, porros y la tendencia del verano, si bien esta vez se llevan los gordos, debe ser por aquello del colesterol que comentas. La cara de mala leche puede deberse al fastidio de la obligatoriedad de la manifa.

Un diez Herep.

Maribeluca dijo...

Están más mercantilizados que nadie los chuchoflautas, me parto y me mondo con su Caja Resistencia, ya están más calaos que los melones...lo cierto es que si los plumíferos no les hubieran hecho tanto caso, la cosa habría sido bastante anecdótica.

El 15 de Mayo es San Isidro y punto.

Old Nick dijo...

¡Excelente Retrato del LUGAR, el AMBIENTE y los Personajes Implicados, Hermano Herep!
Casi Me Parece Estar por Allí...
¡Como me Acuerdo de Otros Tiempos, No Tan Lejanos, Con LOS MISMOS GUIONES Y PAUTAS!
¡De MANUAL ELEMENTAL DE GUERRILLA URBANA, Herep!
¡Y Con la Complicidad Asquerosa de "JUECES Y FISCALES" Y HASTA DE LA "SEÑÁ GOBERNAORA", Que le PERMITE A UN SOLO TÍO, PEDIR QUE"LE RESERVEN LA PLAZA PARA UNA MAIFA" POR CUATRO DÍAS...
Y VÁ LA SEÑÁ CIFUENTES Y "LO PERMITE TOÍTO", LA MISMA GOBERNAORA, QUE ESTÁ PONIENDO PEGAS Y PEJIGUERAS MIL Y OTRAS JILIPOLLECES DILATORIAS, "PARA VER... ESTUDIAR EL CASO... Y BlABLABLA", A LOS PATRIOTAS ESPAÑOLES QUE SCANDO NUESTRA BANDERA NACIONAL, QUIEREN TAMBIÉN MANIFESTARSE...
¿Ves QUE PUTA MIERDA DE ACCIONES Y "GESTOS", DE GOBERNAORA, JUECES Y FISCALES Y MINISTRO DE INTERIOR Y DEL QUE LOS NOMBRÓ A TODOS?
¡Por Mí Que Se Los Lleven Los del 11M o el Asmodeo!

Un Abrazo Genio.
Un Brindis Por LA LIMPIEZA EN SECO YA-
y
¡¡RIAU RIAU!!

Old Nick dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Agustin dijo...

La Puerta del Sol es como un iman.Alli puedes ver lo mas pintoresco de los revolucionario de pincho de tortila,y bocata de calamares,un saludo,

Herep dijo...

La juventud... ¡divino tesoro!
Época de rebeldías y contradicciones, la nuestra... nuestra juventud española de hoy, sigue como el famoso James Dean... http://ejercito12monos.blogspot.com.es/2011/06/y-deja-un-bonito-cadaver.html... buscando una causa que justifique tal rebeldía.

Al final, la "indignación" se convirtió en la excusa perfecta para montar un "botellón político".

Un abrazo, abulto67

Herep dijo...

¿Fueron alguna vez buenos, Reinhard?
Cuando uno se acostumbra al caviar con cargo al Estado, ¿cómo pretendemos que se pasen a la dieta blanda aliñada con sudor de la frente?

Remar no sé si remarán, pero que acabaremos en las galeras... eso no lo dudo.

Un abrazo.

Herep dijo...

Jajajaja...

La verdad es que el letrero tiene su gracia. Uno es gracioso, el otro, penoso.

Unos cracks... de "catacracks".

Saludos, Zorrete.

Herep dijo...

Se les llena la boca gritando su muticulturalidad, multinacionalidad, multiideología...

Pero tan sólo son divisiones de dos cifras sin calculadora.

Dime de qué presumes que te diré de qué careces.

Un abrazo, Tío Chinto.

Herep dijo...

Antonio,

Si se hubieran preocupado de estudiar un poco más la Historia de este país... o de la Humanidad... se darían cuenta de qué clase de carne de cañón son.
Siempre existieron los "señores en la Sombra"... y siempre necesitaron marionetas.

Ahí las tienes, amigo.

Un abrazo.

Herep dijo...

¡Es muy cansado esto de manifestarse día sí y día también, Candela!
¡Reconozcamos por lo menos eso a estos defensores de los derechos adquiridos!

El aniversario no sirvió para nada. Tan sólo para reencontrar a viejos "camaradas en la ducha", y poco más.

Bueno, y para que hicieran su agosto los vendedores ambulantes de cerveza, claro.

Nada nuevo en Sol, Candela.

Un abrazo.

Herep dijo...

Tienes razón en lo que dices de los plumíferos. Ellos eran los que más interesados estaban en acampar en Sol, con las correspondientes siete unidades móviles.

Creo que decían que así cubrirían todo lo que se iba a cocinar allí.

Los hay que hasta de un pedo hacen eco.

Un abrazo, Maribeluca... y ¡Viva San Isidro!

Herep dijo...

La Delegada del Gobierno, una vez sentada en la poltrona, se ha quitado la careta.
Sucede siempre, Old.
En la TV dicen una cosa, dándoselas de aquello que no son... y luego, zasca, en toda la boca.

Sumisos a las ideas contrarias, viven en un tremendo complejo de inferioridad y culpa. Si prohíben las manifas de la oposición, temen ser tildados de "fascistas". Si permiten las propias (estoy siendo muy generoso), temen que les llamen "fascistas".

¿Batalla intelectual? ¿Alguna vez vimos a algún político defender alguna idea que no fuera para su propio beneficio, o el de su familia?

No.

Pues eso. Que se los lleve Asmodeo, Old.

Un abrazo y un brindis por la Limpieza Total del estercolero en el que han convertido a España.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

En la Puerta del Sol se habla mucho de "progreso", Agustín... pero yo, por mucho que me esfuerzo en analizar las ideas que allí se plantean, no lo acabo de ver por ningún lado.

Los pinchos de tortilla y las raciones de gambas sí, ves... Eso lo veo por todas partes.

Dame pan y llámame tonto.

Un abrazo, neozelandés.