Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

12 may. 2012

Aspirinas contra el dolor de cabeza



El amanecer del día de hoy viene del brazo de la resaca… el martilleo cerebral… el sudor agobiante… la boca seca…

Este fin de semana se celebra, cerca del Cuartel General de El Ejército de los 12 Monos, el FIM… y los Monos pernoctan fuera de estos muros… de permiso.

Llega el anochecer y se encienden los focos, de cien colores, en cinco o seis escenarios prefabricados en plazas, salas y jardines. La gente, ataviados para cien desfiles de muy variadas estéticas, se preparan en las barras de los chiringuitos… caña fría y bocadillo de salchichas con viscosa mostaza. Más de uno exhibe en su camiseta, orgulloso, la medalla al mérito por comer a una mano mientras sujeta el refresco en la diestra y el canuto en los labios.

Porque el suave olor de la grifa y la hierba de élite flotan en el ambiente como si hoy… esta noche… hubiera reconquistado su hábitat natural. En todos los oscuros portales, un chisporroteo de piedra desvela, iluminando la escena como un flash fotográfico, la victoria de lo ilegal.

En estas noches… en estas tierras… en este país, lo ilegal siempre triunfa. Los buenos son quienes huyen en busca de la protección de una jaula situada bajo la cama impoluta.

No es país para la dignidad.

Un río. Un río desbocado de gente cruza las calles de la villa. Arriba, abajo… buscando el buen concierto, el sublime… como si eso existiera, o fuera importante. No. El torrente está ávido de música, cañas a 1€, bocatas grasientos y carne fresca. ¿La música? Es lo de menos. ¿El roce? Lo de más. Alcohol, drogas, primavera… y la melodía desacompasada de un grupo… todos los grupos… mezclando diez estilos en diez segundos, hacen el resto.

No es país para vírgenes.

Tras las tres primeras horas de avituallamiento, y los diez minutos de música callejera, ya todo sonará igual… sin diferencias estilísticas, artísticas o literarias. Oído uno, oídos todos. Lucha por aquí, lucha por allí¡Qué malo es el Capital! ¡Qué bueno lo social!... Independencia, Amnistía, 3% cada díaSom i SeremExpolio fiscal… Y el maldito “otro Mundo es Posible”… u otro submundo… u otro supramundo… o inframundo… Tanto da, que da lo mismo.

No es país para innovaciones.

Hoy, el amanecer me sorprendió en un banco, cerca de lo que parece ser la plaza de una Iglesia cerrada a cal y canto. Quedaron atrás los tiempos en los que éstas siempre tenían sus puertas abiertas, refugiando a desamparados y miserables. Ahora corren riesgo de arder víctimas de un incendio desafortunado… un colilla de algún vagabundo solidario tendrá la culpa, Monos… alguien que, tras su ración de droga en vena, discutida música y carnales sueños de una noche primaveral, se creerá el paladín al que cantaba ese cuarteto del que ya ha olvidado el nombre artístico.

ya estás bajo su control

Sí. Ahora lo recuerdo… justo antes de altoalquilarme este cuchitril mío de madera en el que reposaron mis huesos… antes de que me venciera Morfeo… Y lo vi, ante mis ojos, de igual forma que veo las toneladas de basura a mis pies.

Todos danzaban tras él, al son de su flauta, convertida en guitarra por obra y gracia de algún oscuro hechizo quijotesco. Todos sonreían y, alzando el puño en alto, repetían las consignas del flautista, metido a guitarrista. Pocas se han amansado gracias a la música y quedaba así, Hamelín, libre de ratas al compás tres por cuatro.

Perseguían, por lo poco que pude oír, una utopía.

Pero el camino, caprichoso, les lleva directamente a la tumba.

El martilleo sigue carcomiendo las pareces de mi cráneo, insistentemente. Mis ojos, enrojecidos, ven más a cada momento, aunque quisieran ver menos… mucho menos de lo que veo. Unos niños juegan a darme golpecitos con un palo, intentando comprobar si reacciono… si sigo en este Mundo… o me fui al que perseguían las ratas convertidas en río.

Pero no… reacciono… sigo ajeno a Mátrix… perdido en el Oasis. La música, contundente, me meció en su intento hipnotizador… pero yo, Monos, entiendo la letra a mi manera y cuando hablan del Diablo, sé que me señalan con el dedo.

No es país para medias tintas.

Es sábado. Las 11:47h. A lo lejos, dubitativamente, empiezan a escucharse los nuevos acordes en este nuevo día de lobotomía. Será duro… difícil… peligroso…

Pero he hecho una marca en el banco y le he dado permiso para que me arrope, de nuevo, esta noche. Me protegerá de las pesadillas.

--------
NOTA. Dejo la contundencia, en este Sábado de lucha, del “Killing in the name…” de Rage Against the Machine. Como dije antes, yo entiendo la letra a mi manera… sin flautistas de por medio... Y no hago lo que me dijeron.

13 comentarios:

Zorrete Robert dijo...

Que güeno. No hago lo que me dijeron.

Herep vete a la montaña el fin de semana que esta preciosa y llena de vida nueva.
Saluditos.

Agustin dijo...

Por lo meno las manifestaciones fueron pacifica,Y eso ya es bueno digo yo,un saludo.

Herep dijo...

Tienes el don de la videncia, Zorrete.
El fin de semana que viene tenemos programada una caminata de 55 km... playa-montaña-playa...

Te contaré a ver qué tal. Pero, con toda seguridad, será al día siguiente, previo descanso.

Y tras detenerse el tembleque de mis piernas.

Un abrazo, figura. Feliz Domingo.

Herep dijo...

Creo que sí, Agustín.
Tan sólo un manifestante fue dentellado por un perro afín.

Típico y lógico.

Nada nuevo bajo el Sol.

Un abrazo, figura.

Candela dijo...

Cuando ese Mundo feliz está tan planificado y es tan previsioble, lo mejor es alejarse y cansar el cuerpo, ya sea a base de caminatas o de podar setos y arrancar malas hierbas.

Al fin y al cabo, siempre habrá mejores cosas que hacer.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Yo creo que, en nuestra situación, las aspirinas no darán resultado. Tendremos que utilizar algo más fuerte, incluso que llegar a la cirugía.
Esperemos no obstante que el ejército de los 12 monos sepa defendernos.

Saludos cordiales

C.S.Peinado dijo...

Lo que no te pase a tí no le pasa a nadie. Si es que ya lo digo yo, tendrías que haberte ido de maniobras durante el fín de semana. Al menos habrías cogido práctica para los tiempos oscuros que se nos avienen.

Un saludazo.

Natalia Pastor dijo...

Que cansino es el perroflautismo sobrevenido, estas hordas de supuestos indignados que no son otra cosa que la extrema izquierda dispuesta a "helenizar" nuestras calles y plazas.
Aspirinas para todos.
Para el dolor de cabeza que nos causa esta turba y aspirinas en forma de medidas para una metástasis económica que requiere cirugía invasiva.

Herep dijo...

Siempre hay mejores cosas que hacer, Candela. Y es tan poco el tiempo que disponemos para ellas...

Si pudiera, hoy mismo agarro los bártulos y me voy de ermitaño... o busco alguna isla desierta.

Te lo aseguro.

Un abrazo.

Herep dijo...

José Luís,

Sabrá hacerlo. Tú sabes que hacer, ¿a qué sí? Pues ahí lo tienes. Los Monos sabemos qué debemos hacer.

Y tú, amigo, eres uno de los nuestros.

Un abrazo.

Herep dijo...

CS,

Caí víctima de la farándula, la cerveza y la música primaveral.
Algún brujo me cazó con su hechizo, amigo.

Pero tomo nota. El fin de semana que viene, montaña, pesca y prontito a la cama.

Un saludo.

Herep dijo...

Los últimos acontecimientos no hacen más que profundizar en la teoría de que los manifestados no quieren otra cosa que no sea la caída del Gobierno actual, que consideran de derechas, en favor de sus teorías izquierdistas y socializadoras... o comunistas.

Lo demás es teatro de opereta, Natalia. Y del malo.

Un abrazo.

Old Nick dijo...

¡È la Nave, Vá, Querido Herep!
Y Todo SIGUE IGUAL, CON CAMBIO DE "MARIONETAS" Y Sin Que TIEMBLEN los Que DEBERÍAN ESTAR EN PRISIÓN PREVENTIVA, CON "PASEILLOS POR EL CALLEJÓN DE LOS JUZGADOS" Y POR SUPUESTO, CON LA CONFISCACIÓN Y CONTROL DE "CUENTAS" Y UNA FIANZA A TONO CON LO "AFANADO"...
En Lugar de Eso, SEGUIMOS VIENDO MÁS DE LO MISMO...
¿HASTA CUANDO?

Haz Acopio de Alimentos y Tabaco y Bebercios, QUE PRONTO, SUBIRÁN DE PRECIO y Si Quieres un Consejo, ENGRASA LA ESTACA DE FRESNO...

Un Abrazo Gordo
y
¡¡RIAU RIAU!!