Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

7 mar. 2012

No tomarás el nombre de la Mujer en vano


El Sr. Blázquez se santiguó, impulsivamente, antes de salir del coche.

Fuera, amontonándose sobre la acera, un centenar de periodistas y reporteros gráficos aguardaban su llegada armados con cámaras de fotos último modelo y digitales cámaras de televisión. Todos resguardados bajo la atenta protección de otros tantos paraguas multicolor. La lluvia, tan fina que apenas cala, llevaba toda la gris mañana acompañando a la mordiente comitiva de bienvenida.

Todo… becarias, periodistas… algún reportero de la prensa rosa… cámaras, paraguas, lluvia… Todo aguarda la llegada del Sr. Blázquez que, temeroso, apoya su zapato derecho sobre el gris suelo justo en el momento que el cielo de la ciudad se ilumina víctima del fogonazo de mil rayos artificiales.

¿Ordenó usted…? ¿Sabían las Instancias Superiores de sus pal…? ¿Es práctica habitua…? ¿Cómo se declara, ino…? ¿Está arrepen…?

La lluvia de preguntas, a diferencia de la meteorológica, cala con fuerza en las finas telas del reo, atravesando los pliegues y las puntadas hasta alcanzar la piel… irritándola como si de extracto de ortiga se tratara… alergia, urticaria… costra sanguinolenta de tanto rascar. Todos quieren la exclusiva de la historia. Todos… la frase precisa, la mirada justa, el tropiezo involuntario que abrirá las portadas del día siguiente, justo al amanecer. Tal multitud de palabras, base de interrogatorio, se arremolinan en la cabeza del Sr. Blázquez, nublando su entendimiento. Éstas pierden su sentido al licuarse en la batidora automática que resulta de su confusa mente, en esta mañana lluviosa… a primera hora, en el Juzgado… bajo la alfombra roja de periodistas.

Pero a lo lejos, con claridad meridiana, se distinguen otras exclamaciones, debilitadas por la distancia de seguridad pertinente… procedentes del otro extremo de la avenida. Allí espera, a pecho descubierto en formación, la hueste inquisidora, siempre presta a tales acontecimientos. Sobre su extensa parcela no se observan paraguas… ni cámaras o poderosos teleobjetivos… tan sólo personas, lluvia… y pancartas. Todo calado de agua que limpia. Personas que gritan. Pancartas que reclaman…

… misógenos a la cárcel. Más ciencia y menos creencia. Arderéis como en el 36.

Y gritos. Esos gritos que llegan claros hasta los oídos del Sr. Blázquez. Puñales para sus ancianos oídos. Gritos. Fascista… inquisidor… anticristo en vida… Espuma de rabia que borbotea por las bocas de quienes le presentan tan cordial recibimiento. En su mayoría mujeres que, nombradas portavoces de todo tipo de organismos y asociaciones, se desgañitan gritando las consignas ancladas en su memoria… o aprendidas en el folletín informativo diario. Las más jóvenes, en actos de figurada provocación hacia el Sr. Blázquez, muestran sus pechos desnudos cuando éste parece mirar hacía allí… hacia ellos, los justos. Las señoras más entraditas en años, por motivos puramente estéticos, resisten la tentación exhibicionista mediante el uso, y abuso, de los vocablos más soeces y denigrantes.

Palabras que se tornan gritos en los oídos del reo. Gritos que son sentencias… y como tales actúan. Porque el Sr. Blázquez está condenado. Entre la multitud deslumbradora y deslumbrante, sin haber apenas subido el primer escalón del Tribunal… el Sr. Blázquez se conoce juzgado y condenado.

La portada de mañana no será la primera. Existieron más… anteriores al día de hoy. Cada mañana, junto a la agradable sensación del café con leche, ha sufrido el aguijón de la sospecha, la acusación que siembra la duda... la mirada despreciable del inquilino de la mesa de al lado… el menosprecio del vecindario anidando en cada poro de su piel… el silencio en la cola del supermercado y la soledad de su casa, antes siempre abierta de par en par. Las amistades, los conocidos… los fieles a su palabra… Con cada portada, el Sr. Blázquez ha perdido un puñadito de allegados. Hoy dos, mañana tres más… Cada titular en primera página ha ido reduciendo el número de su círculo hasta hacerlo pequeño… minúsculo… uno contra el Mundo.

Un Nuevo Mundo que no cuenta con él para nada. Ni con los suyos.

Bien mirado, podría haberse ahorrado el suplicio. Declararse culpable, de buena mañana y, al indicar al chófer el destino, cambiar la avenida del Tribunal Supremo por el aparcamiento de la cárcel Modelo. 

¿Duración de la condena? Eso era lo de menos. Sería larga. Eterna. Todo en su vida había girado alrededor de la eternidad, y aquello no iba a ser diferente.

Su defensa… sus actos u obras… No importaban nada. Todos habían hecho a la perfección aquello que se esperaba de ellos. Los periodistas, las hordas feministas trasnochadas, los paladines del “buen gusto”, la “corrección política” y el “lenguaje no-sexista” se habían empleado a fondo. Como el exquisito cocido castellano, el ambiente había sido convenientemente caldeado a fuego lento… con tiempo… con el ímpetu y la constancia de la fina lluvia que cae.

La igualdad… el respeto para con el diferente… la lucha contra el adoctrinamiento… la caridad voluntaria… No. Las hordas han cambiado su discurso habitual por la amenaza, la rabia y el exterminio. Son duchas en sectarismo.

¡Blázquez es culpable! ¡El hábito le delata! ¡A la hoguera! ¡A la hoguera con él!

Y el reo, hombre de religión, conocedor de su culpa innata… cargado sobre los hombros el fardo del Pecado Original… inicia, mientras arrecian los exabruptos de la muchedumbre, su ascenso, peldaño a peldaño, en lo que para él se presenta como su escalera hacia los cielos.


------

Monos,

Cerrad un segundo los ojos… sólo un segundo, vamos… e imaginad que el Sr. Blázquez… ese pobre diablo con sotana que un día cualquiera incendió, incendia o incendiará el manso espíritu de nuestra progrez… no es quien todos pensamos, sino otro pobre diablo con chilaba, imán de típica mezquita de extrarradio, que pregona el arte del sopapo a la legítima.

¿Veis la escena de igual forma? ¿Siguen ahí los periodistas ávidos de sangre y las hordas del Nuevo Mundo clamando venganza?

¿No?

Pues ya sabéis… Si queréis verlos, tendréis que seguir con los ojos cerrados.

24 comentarios:

Ocón dijo...

Clic aquí y aquí y no digo más.

Old Nick dijo...

¡Poz Zí Qu'estamoz Bien, Hermano Herep!
Rodeados de Gilipollas y Loros Consignatarios a Porrillo.
Lo Que Hay que Hacer,-Le Pese a Quien le Pese-,Es MANTENER EL TIPO Y "TENERLOS" EN SU SITIO.
O Como Enseñaban los Persas a sus Hijos, En Tiempos de CIRO : "DECIR SIEMPRE LA VERDAD y DISPARAR BIEN LAS FLECHAS".
Teniendo Esto Claro, Hermano Herep,-(Que Siempre lo He Tenido)-, El "Temor al Rechazo de la Chusma Progretaria" SOBRA.
¡Mira que Me He Reido Siempre de Tal Gentuza Mercenaria y Necia!
Pues Eso Hermano Herep.
¡Adelante con la Verdad y la Estaca!¡A Roma llegaremos Seguro!
Un Abrazo.
Un Brindis
y
¡¡RIAU RIAU!!

Zorrete Robert dijo...

Ah no, no, no. Si es un iman ni tocarlo que te puede borrar el disco duro y dejarte sin consignas. Ahora quieren montar los moros de cataluña la de dios es cristo por que a los defraudadores les retiran la renta esa que no se porque coño se la dan.
Saluditos.

Kielvifartas Gr dijo...

No las verás insultando al iman de tarragona, las muy listillas,
¡A esos no que hacen pupa!
Qué carotas.
Feministas reales las conozco y no se ponen a darle a la boquilla en la calle, claro que tampoco militan en el PSOEZ y no tienen subvención de partido.
Por cierto, hablando de feminismo. Se está pasando el PP con el aborto. Espero que no entremos en el disparate y se criminalice el aborto.
Saludos

C S Peinado dijo...

Por algún medio aseveraban que nos meteremos muchísimo con Cristo pero no habrá huevos con Mahoma y todo porque cada vez que un cristiano muere en un país islámico aquíno cascan treinta yihadistas. Estamos comidos y es cuestión de tiempo que nos veamos rezándole a la Meca y todas esas imbéciles que se creen muy liberadas pero que en realidad andan tan perdidas cómo sus reivindicaciones, se veran burkanizadas y ostiadas a las primeras de cambio.

Y serán muy responsables de ello.

Un saludazo enorme.

Wittmann dijo...

Buenas Herep.

Y es que estas huestes de anticlericales (que de un modo hipócrita se consideran defensores de las libertades) aprovechan el menor resquicio para agitar el estandarte de la izquierda contra la Iglesia y por otro lado prefieren ignorar los pecados de sus baluartes como Garzón o cerrar los ojos a los comportamientos delictivos de otras religiones que obligan a la mujer a quedarse en casa, que permiten azotarlas, que les obligan a vestir de esta forma u esta otra... Y ahí no hay pancartas. Y seguirán siendo los defensores de las libertades.

Vergüenza.

Un saludo.

Geppetto dijo...

En mi época estudiantil teníamos a las rojillas y a las feministas, las rojillas eran de natural basto y poco pulido, de verbo vulgar y sentir zafio, pero al menos decían cosas que tenian sentido, es decir que hilvanaban sus pensamientos, con el tiempo, el dinero y el poder se han refinado bastante, para mayor abundamiento recordar a la Carmen Chacon que puso ZP de portavoz de su Gobierno al principio, moza que sonreía de medio lado, que tenia mas dientes que una película de caballos y que raspaba hasta cuando se callaba y la semipulida" Carme" Chacon que se ponia un Smoking, levita o pijama curioso para celebrar la Pascua Militar.
Despues estaban las feministas, en mi facultad las capitaneaba una mula parda- pelirroja a la que llamábamos la inhumana, grandota, no se lavaba ni se depilaba, con las pechugas caidas por efecto de su corpulencia y de la ley de la gravedad, que soltaba tacos sin parar y que intentaba ser mas dura que el mas duro de los "Facistas" del lugar, pero AY! la damisela de colorado y rudo aspecto tenia su corazoncito y este corazoncito estaba colado por el jefe de los supuestos Guerrilleros de Cristo Rey, digo supuestos porque en esta epoca todo el que no se dejaba avasallar por la izquierda y devolvia guantazo por guantazo, insulto por insulto y bronca por bronca era un maligno Guerrilero de Cristo Rey, daba igual si el tio era de Falange, de AUN, del FSR, requete o Monarquico,si no tragaba era un Guerrillero pues bien la inhumana estaba "quedada" con un italiano alto, simnpatico, guapo y que encima daba guantazos como catedrales si le venian con historias, coladita por el mozo en cuestion, naturalmente sus compañeras de lucha feminista nada sabian pero los amigos del Italiano si y el cachondeo era mediano en cuanto aquel armario pelirrojo asomaba la nariz por el bar de facultad.
La cosa es que estas mozas daban mas risa que miedo, sin embargo ahora dan mas miedo que risa, son vengativas, malas personas y sobre todo manipuladoras y el hombre español del siglo XXI que es medio tonto se acopla a sus majaderías insanas
Consecuencia hasta le han puesto sexo a las palabras, las cosas y los oficios
Y lo que es peor, los españoles les siguen el royo en vez de mandarlas a hacer puñetas, que es por lógica lo que necesitan
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com/

Herep dijo...

Ok, Ocón... pero no hay link.
De todos modos, tú palabra es escuchada en el Cuartel.

Un abrazo.

Herep dijo...

Nunca me preocupó el rechazo de la chusma, querido Old. ¿Para qué sirve su aprobación? ¿Da de comer, el sí de las "niñas"?
No. Nada.
Lo único que hacen, como bien dices y siempre en base a la cantidad de alcohol que se lleve en vena, es gracia... enorme carcajada ante tanta estupidez e impunidad.
Pero cambiarán los tiempos, Old, y los últimos serán los primeros.

Un abrazo para la lucha, y un brazo para la copa. Brindemos... y riamos, que hoy se divisa un nuevo amanecer.
¡Riau!¡Riau!

José Antonio del Pozo dijo...

estupenda recreación, y muy elocuente de la doble vara. Muy bien escrito
saludos blogueros

Herep dijo...

Zorrete,

Ta harías cruces con lo que les dan y lo que les dejan de quitar aquí, en las tierras mediterráneas. Si empiezan a quitarles cosas, ya mismo tenemos una intifada en las Ramblas.

Cataluña, patria salafista por la gracia de Alá. (O del Nazionalismo).

Un abrazo.

Herep dijo...

Jajaja... ¡Al imán de Tarragona! A ese, como bien dices, Kielvifartas Gr, no le irán a berrear en la cara, no.

Aquí, en El Ejército de los 12 Monos, no se tiene buena impresión del feminismo... ni del machismo, por supuesto.

A cada cual, lo suyo. Sea hombre, mujer, niño o abuelo.

De igual modo te diré que tampoco estamos bien avenidos con el aborto. Tenemos algunas propuestas que consideramos mejores.

Si me centro, un día de estos escribo algo sobre el tema... y comentamos todo lo que haga falta sobre el tema.

Un saludo y ya sabes... esta es tu casa.

Herep dijo...

La ciudadanía no presta la suficiente atención a esta "invasión" que padecemos, CS. Hay cosas más importantes para ellos... como el nuevo concursante de GH o el subsidio que me merezco del Estado...
Pero el problema islámico es cosa de más largo plazo... y eso, por culpa de la distancia, no preocupa a día de hoy.
Cuando quieran prestarle atención, será ya tarde.

En la anterior ocasión, con un año bastó para arrasar tres cuartos de la Península.

Un abrazo, amigo, y que Dios nos conserve la vista.

Herep dijo...

Ese ha sido el modo de actuación de la izquierda en este país. Siempre ha sido así, siempre lo fue y siempre lo será.
Si a algunos les pilla por sorpresa es gracias a que, durante muchos años, han estado gobernando y, por lo tanto, no tenían que hacer oposición.
Pero siempre que han estado sentados ante el Gobierno, la pancarta, el molotov y el robo han sido sus "armas dialécticas".

Democracia de izquierdas. Democracias populares.

Vergüenza, sí señor.

Un abrazo, Wittmann.

Herep dijo...

Mucha culpa de lo que sucede deriva del papel que el hombre del s. XXI ha decidido desempeñar. Este nuevo hombre moderno al que poco importa la chica o la limoná... devoto del culto al cuerpo, y el consecuente abandono del cerebro, atrofiado a base de nandrolona y anfetas.

Toda esta caterva de personajes se caracterizan por defender postulados en los que no creen, como se demuestra a la más mínima de cambio. Pero ese es su papel y esas son las artes que dominan... las que siempre han utilizado para alcanzar sus objetivos... su Nuevo Mundo.

Un abrazo, Geppetto.

Herep dijo...

Gracias, José Antonio... tu comentario se coló y no lo encontré hasta el final...

La doble vara está en todos y cada uno de los discursos progresistas, amigo mío... pero, como dice el refrán, ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Un saludo, maestro.

Ocón dijo...

No, jeje, los clics son a 'mandar a facebook' y el +1 de Google :-)

Maribeluca dijo...

Exacto, lo has clavado.

Candela dijo...

Estúpidas subvencionadas ¿Porqué no se cortarán las venas como los patricios romanos y dejan ya de dar por saco? Siempre pueden mudarse a Irán, cuna de las libertades y de la liberación de la mujer. Felices ellas y felices nosotras que lo único que les debemos es tener que demostrar cada día que podemos ser mujeres, trabajadoras, competitivas y madres.

Agustin dijo...

La cobardia como sinonimo de la izquierda casposa no tiene limite,Nunca criticaron a los regimenes islamicos,Que lapidan y ahorcan a los homosexuales,En son pues eso sepulcros blanqueados.un saludo.

Herep dijo...

Ok, Ocón...

Merci.

Herep dijo...

También a vos, Maribeluca. Gracias.

Es cuestión de abrir un poco los ojos y observar. La Realidad salta a la vista.

Herep dijo...

Tenéis que demostrarlo por vosotras y por ellas, que demostrar demostrar, no demuestran nada. Tan sólo lo refinado de su canto.

Demasiado pides si crees que ellas van a bajarse del burro en el que están montadas. A base del trabajo de los demás se vive muy bien.

Un abrazo, Candela.

Herep dijo...

Agustín... saben bien cómo se las gastan los del turbante y, como buenos abusones colegiales, le quitan el bocadillo al que no va a defenderse víctima de tanta amedrentación y abuso.

Al final se reduce a eso. Valentía o cobardía. Ellos, por muy valientes que se definan, son los desertores de pantalones orinados.

Conocemos de antemano su uso de la neolengua.

Un abrazo, neozelandés.