Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

16 ene. 2012

Sesión golfa (VII)

TÍTULO ORIGINAL. Forrest Gump
AÑO. 2011
DURACIÓN. Indefinida
PAÍS. España
DIRECTOR. Herep
GUIÓN. El Ejército de los 12 Monos
MÚSICA. Freddy Bautista
REPARTO. Forrest Gump (Iñaki Urdangarín)
PRODUCTORA. Monarquía Española, s.a.
PREMIOS. Oscar: Mejor Actor y Mejor Guión Adaptado
GÉNERO. Comedia
SINOPSIS. La película narra la vida y obra del pequeño Forrest Gump, un chico que sufre una extraña enfermedad mental que le provoca una elevada transferencia neuronal… coeficiente de 190… hiperactividad… desconcierto y depresión ante un Mundo que no gira a la velocidad de sus pensamientos, pero en el que nuestro Forrest prosperará, superando la multitud de trabas que se alzan en su camino a lo largo de tamaña película...  y vida.

La cinta da inicio con una ristra de burlas escolares a costa del protagonista, razón por la cual la familia de Forrest recorre una infinidad de consultas médicas en busca de alguna fármaco que aletargue tal exponencial multifunción cerebral… pero, comprobada la insolvencia de todo medicamento, el Sr. Gump, ejemplo del traidor por antonomasia… héroe entre los elementos corrosivos del país… revela a su hijo el secreto de la vida… la fórmula del éxito… el “Forrest, tú eres listo. El más listo de la clase”.

Tras tal revelación divina, nuestro protagonista verá claridad donde antes había tiniebla.

Gracias a su fuerte brazo, Forrest consigue aquello que, a pesar de su inteligencia sobrehumana, no había conseguido lograr: una beca para la Universidad. Porque a Forrest, listo donde los haya, no le gusta estudiar… lo encuentra una pérdida de tiempo… al igual que el trabajo y el esfuerzo. A golpe de antebrazo, practicando el balonmano… deporte minoritario que no acarrea esfuerzo en demasía… Forrest se labra un nombre entre las hermandades universitarias, y algo de dinero… parné ganado sin apenas sudor que hace reflexionar a nuestro protagonista… llevándole a la resolución de la difícil y eterna ecuación… ganar dinero sin tener que doblar el espinazo… pues, “él es el más listo de la clase”.

Es la época en la que se forma la leyenda Forrest… figura deportiva, abanderado en la Olimpiada Universitaria, yerno soñado, guapo, alto, rubio… Asistiremos a la escena en la que Forrest, alardeando de su inteligencia supina, finge una sordera total para librarse de su paso por el Ejército, al que es llamado a filas… demostrándose sus excelentes dotes para la interpretación dramática. Demostrándose, una vez más, sus excelentes dotes para todo aquello que se proponga.

Todo va viento en popa en la vida de nuestro Forrest, aliviado ya de las penurias ligadas a su tara mental, reafirmado en lo que será su lema vital… “la Vida es una caja de bombones… Y hay que comérselos todos”.

Listo… más listo que nadie, Forrest abandona a su amiga-novia de toda la vida para entablar relación sentimental con Jenny, hija de importante aristócrata nacional… eterno enemigo de la familia Gump… a la que corteja mediante bonitas palabras y una fiel amistad fingida, pues nuestro protagonista es ahora un auténtico gigoló… conquistador de hijas y padres… hombre de excelente etiqueta, noble cuna, elevados valores… válido para tan elevada casa y familia.

Listo… más listo que nadie, una vez casado con la hija de sangre azul, nuestro Forrest se sumerge con ímpetu en los retos que acarrea su nueva posición social… plagada de visitas a casas de alta cuna, nacionales y extranjeras… representando el papel institucional que lleva ligado el nuevo apellido. Son días de vino y rosas en los que Forrest come en las mejores mesas los mejores manjares hervidos en las mejores baterías de plata… junto a elevados comensales… dueños y señores del Mundo civilizado…

El pequeño niño tarado, de ágil mente y aguzado ingenio, se convierte en Grande, paseando su figura sobre yates último modelo o coches de ensueño en los mejores puertos deportivos del Mundo, acompañado de su extensa prole… ajeno a las penurias que azotan los Tiempos, pues se baña en abundantes aguas perfumadas con billetes a cargo del Tesoro público.

Pero nada es suficiente para nuestro Forrest Gump. Nada. Él es “el más listo”… el mejor… la pieza última del puzle… la más inteligente… la que completa el rompecabezas… quien “sabe mucho de casi todo”… razón por la que, respaldándose en el título de su nueva familia política, se lanza al mundo empresarial creando fundaciones benéficas y ONG’s de ayuda a los más necesitados del Tercer Mundo… pobres famélicos…

Pero, como se comprueba a medida que se vislumbra el final de la cinta, todo el tinglado empresarial… con innumerables organismos fantasma, pantalla y antifaz… no es más que un conglomerado fraudulento para el cebado y engorde de las cuentas bancarias foráneas de nuestro Forrest, fiel amigo desde la Universidad de tan dorado elemento, fuente de corruptelas y corruptelos.

Fondos de inversión, dinero en paraísos fiscales, manipulación de sentimientos caritativos… pensiones para huérfanos, lisiados, tarados… reformas habitacionales a cuenta del erario público… tarjetas de visita a nombre del Patriarca de la casa… leyendas con títulos reales… chulería, indignación, quejas, excusas…

… todo se destapa ante los ojos del espectador llegado el clímax de la película, salpicando a diestro y siniestro a todos y cada uno de los miembros de la familia de acogida, cayéndose el velo que enturbiaba la visión del ciudadano de a pie y posándose, sobre todos y cada uno de ellos, la mosca de la duda y la sospecha… como si se siguiese la línea invisible de un plan secreto trazado por una mente privilegiada… de apellido Gump… para ajustar viejas rencillas de antepasados difuntos… planeado desde la cuna, y revestido con ropajes de crónica negra.

Sí. Es más listo que nadie”, comentará, en el asiento de la izquierda, nuestro anónimo vecino cineasta… y esa será la sensación que experimentará todo valiente que ose sentarse en la oscura sala a confirmar los hechos narrados en la película… interminable como el saqueo de nuestro protagonista… quedándonos, también, una extraña sensación acompañada de una mordiente duda…

¿somos nosotros quienes hacemos tonterías mientras otros se comen la caja de bombones?
----------------
"Alguien dijo que la paz del mundo estaba en mis manos, pero yo sólo jugué al ping-pong" Forrest Gump.

14 comentarios:

C S Peinado dijo...

Muchas veces pienso que toda la porquería de esos que defraudan, roban o directamente se enriquecen a costa de nosotros se podría evitar con un mínimo de educación y calidad cultural.

La picaresca es una de las carácteristicas que más a acompañado al español a lo largo del tiempo. Ésto no sólo no se ha defenestrado o afeado sino que se ha ensalzado por lo que encima vemos a esos especímenes cómo héroes y ejemplos a seguir.

En éstos tiempos en que el trabajo y el sacrificio es el único medio para salir de la crisis es cuando más desazón siento ante algo que se que no va a ocurrir. España ha tocado fondo y en lugar de intentar subir, seguimos cavando para caer más bajo aún.

Un saludazo.

Old Nick dijo...

¡Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaaa!
Hermano Herep.
¡Menuda Entrada!
DESMESURÁ, Como el Personaje y su Inteligencia...
En Norteamérica, No Ha Habido Nunca PROBLEMS...
Es la Tierra de los GUMPS de TODA LA VIDA...
El PROBLEM es Cuando el DEPORTITA ENCUMBRADO, Se Crée que Todo el Monte es Orégano...
De las Pequeñas Trampas y Mentirijillas,-a la Vista del PATIO DE RECREO en que Aterrizó-,Pasará a las Trampas en Gran Escala y a las Mentiras de Alto Bordo y CALADO...
Hasta que un Día...
Hay Un CAMBIO SIGNIFICATIVO de AYASOS EN EL CIRCO y el Empresario CESANTE, SE Acuerda de que Tiene que HACER UN ÚLTIMO NÚMERO y Desde la GASOLINERA DE CAMINO, Hace "UNA LLAMADA"...
¡Y Ya Tenemos el CIRCO OTRA VEZ EN MARCHA Y FUNCIONANDO!
Para Mí, POr Para-Lelismo Vital, GUMP&GLUB&WEISS, Que al CIRCO, LE VAN A PEGAR FUEGO PRONTO, PARA "COBRAR DEL SEGURO" y Arrivedercci
Porque Efectivamente la Vida es una Caja de BOB-BONES y nunca Sabes Ni lo que tE Va a Tocar, Ni lo que Te Tocará PAGARLE AL "PASTELERO"...
Porque Nunca Una MARCA Estuvo PEOR REPRESENTADA NI POROMOCIONADA...
¡En Fin, a Ver Como Arde el CIRCO, Cuando los Hermanos MARX le Peguen Fuego!
Un Abrazo.
Un Brindis por la LIMPIEZA, YA.
y
¡¡RIAU RIAU!!

PD,- Y al Listillo de Forrest que lo FORREN, pero a Hostias Candeales.

Candela dijo...

jeje!! Buena comparación. Pero este Forrest es tonto, tonto de verdad. Porque justo cuando estaba en la cresta de la ola lo arriesga todo por...un poquito más de "gloria".

Ya se sabe que pasa con los sordos, se vuelven todos un poco paranoicos y siempre buscan aumentar su autoestima, este se pasó siete pueblos..

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Asistí al estreno de la película, amigo Herep, y puedo decir que salí de la sala convencido de que el argumento confirmaba una vieja sospecha mía: el protagonista es, pese a todo, un gilipollas de marca mayor, que no sabe por donde pueden venirle las hostias.

Reinhard dijo...

Creo que nuestro héroe ya ha empezado a correr y no va a parar.

Herep dijo...

El problema del enquistamiento de la picaresca es, a mi modo de ver, debido gracias a la corrupción que impera en el Poder Judicial, donde nada es lo que parece y todo parece lo que no es.
Si una buena jauría de jueces independientes copara tal Poder, otro gallo nos cantaría.
El pícaro, desfilando ante la Justicia... y todos felices sintiéndonos iguales ante la Ley.

Pero claro, ¿mucho mejor así, no? Sin doblar el espinazo...

Un abrazo, CS... sigamos cavando hondo.

Herep dijo...

Pensó nuestro Forrest patrio que por pertenecer a tan distinguida familia iba a poder hacer y deshacer a gusto... impregnándose del vaho de corrupción que viene ligado al Poder...
... y, claro, como el señorito es un gigoló del tres al cuarto, pues venga a bañarse en plata como si fuera una copia barata del Tío Gilito.

Espero, Old, que le metan un puro de aquí te espero... y si la infanta huele a podrido (que apesta)... ale... caminito de Jerez con ella.

El problema reside en que siempre destaqué por tener demasiada imaginación... y en ésto, creo que divago entre mares de falsas ilusiones.

Al tiempo.

Un abrazo, maestro... y, hoy sí, brindemos por la venida de Asmodeo que, según creo, va de visita al Supremo, en busca del Garzón de los bosques.
¡Riau!¡Riau! por él y su viaje alucinante.

Herep dijo...

Yo pensé que era tonto, Candela... sí...
... pero me decanté por la opción más siniestra... la del plan oculto para reventar la Monarquía desde dentro... y para eso hay que ser "un listo" como nuestro sordo de lujo.

Eso sí que es un braguetazo.

Un saludo, artista.

Herep dijo...

Tío Chinto...

Me compadezco de ti y del sufrido rato que pasaste viendo la película. Espero que, por lo menos, las palomitas fueran de tu agrado.

Un abrazo, bloguero.

Herep dijo...

Reinhard,

Veremos cuántos fans se apuntan a la maratón popular.
Y cuántos se lucran con ello.

Epiro dijo...

Simplificaré diciéndote que lo que me jode es que el tonto nos toma por tonto a los demás y por eso nos robó a mansalva, como tantos otros, soy un pesado de narices con el tema, pero el código penal hay que cambiarlo para que estos sujetos paguen de una vez con condenas enormes por estos actos, no me cansaré de decirlos.

Saludos amigo.

Maribeluca dijo...

Qué tío, no se ha escapado nadie de sus sablazos, es lo que tiene el cortesanismo" exacerbado, más tonto es el que paga...otra cosa aún peor las evasiones fiscales y apropiaciones indebidas, veremos dónde termina esto, porque la cosa ya afecta a la propia Infanta y no creo que pueda pasar por tonta que firmaba sin ton ni son todo lo que le ponían por delante.
Saludos.

Herep dijo...

No creo que caiga esa breva, Epiro...
El Código Penal, tal y como está, es magnífico para nuestra clase dirigente... así que, ¿para qué una "revisión"?
Como puede extraerse de aquella famosa película, "Entre pillos anda el juego".

Ajo y agua, amigo... tan sólo nos queda ajo y agua.

Un saludo.

Herep dijo...

La Infanta está más que salpicada, Maribeluca... y si la cosa sigue, podemos llevarnos más de una sorpresa.
Un país libre y democrático tiene que arreglar estas cuentas, vía banquillo de los acusados. Si no se hace nada, es porque aquí, la Democracia, tan sólo de boquilla.

Un abrazo, bloguera.