Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

24 ene. 2012

Fiebre de cualquier noche


La persistencia de la memoria. Salvador Dalí. (1931)



Calor…

Sólo calor.
Hierve vapor bajo el chapoteo de pequeñas botas de agua…
… o de sangre.
Quizás es sangre
sí…
eso que bulle bajo la blanquecina piel
ahora bañada por mareas de agrio perfume.
Antes, todavía seca…
cuarteadas piezas en un rompecabezas elefantiásico,
lecho de un solitario torrente perdido
oculto entre polvo de espejismo…
el falso rocío no atracaba en tus puertos.

Calor.

En un verano eterno asomando por la verde campiña,
altos hornos cuecen la pasta
de mil destellos mentales.
Pensamientos ajenos… ¿de otro? ¿De quién?... en mi mente,
danzan… bailan… beben joviales de las fuentes hoy inmortales.
Borrachos…
… pronto se secarán,
como el torrente del desierto,
como la gris piel en el cementerio de elefantes,
como los puertos… fugitivos…
en busca del frescor del amanecer.

Calor.

Calor quemando la memoria,
el recuerdo… el Pasado… el Yo…
Girones como negras pavesas,
frágiles cuales plumas liberadas,
revolotean sobre una brisa que más bien parece un aliento…
… un suspiro… un delirio.

Calor que licua, derrite, borbotea, escalda...
… disuelve… acaramela… deshiela…

… calor que fermenta.

Calor que sana.

12 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

fabuloso el desvarío espacio-mental-temporal de esa fiebre que todo lo trastoca y reblandece
enhorabuena herep
saludos blogueros

C S Peinado dijo...

Andamos cogiditos de la mano del gripazo ¿Eh Herep? Ten cuidado a ver si en una de esas te va a dar por coger la ventana y volar hacía otras dimensiones aka hospital (y no te lo aconsejo tal y cómo está el cotarro en Catalonia, terminaras en aka camposanto). Cuidate y ya sabes, mucho coñac con aspirinas.

Un saludazo.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Ponte sano muy pronto, amigo Herep, que esa temperatura que describes no hay termómetro que la aguante.
Un cordial saludo.

Agustin dijo...

Herep tomese un buen copazo de Anis del Mono.Lo mas imprtante curese y no nos deje huerfanos de sus imaginativos post.un saludo.

Old Nick dijo...

¡Hermano HEREP, Chapeau!
¡Bendita la FIEBRE!¡Esa que Hace CRECER a los Niños Con Cada HERVOR!
¡Esa que Hace Que Como Ben Dices, FUNDA Tiempos Espacios, Sueños, Deseos y ESENCIA en su CALOR!
¡Esa que Hace, que Cuando se Agotan Las Palabras y las Municiones,Salgamos de la Trinchera a Enfrentar nuestro Destino Final,que es la PARCA, en Forma de Enemigo con el Que Cruzaremos Bayoneta, o el Traidor e Insidioso VIRUS, Cogido por Contagi en la Pocilga en que Tenemos que Vivir!
Y Tras el Elogio MERECIDO, el Consejo de Amigo y Camarada.
Si Quieres ponerte A Tono, Sigue Cualquiera de Estas Dos Recetas INFALIBLES :
1,- "Tómese una Copa de Boca Ancha y Apréstese una Dósis de RON NEGRITA o COÑAC MATABICHOS. Colóquese una Rodaja de LIMÓN en el Borde de las Copa y Luego, Caliéntese en un Cacillo la Bebida, Bien Mezclada con MIEL DE ROMERO...
Cuando Esté Caliente Échese en la COPA y Enciéndase. Cuando Se Estime Pertinente, Sóplese y a Continuación Tráguese..."
Si Después de TRes de Estos REMEDIOS, No Estás Bailando por la Casa, Te Devuelvo el Dinero.
Y Agora la Reçeta Familar de Mi Añorado Padre QEPD...
2,- "Cójase una Botella de COÑAC O AGUARDIENTE "RASCAPECHOS y TRIPAS" y un Sombrero.
Métase el Affectado, en el Lecho Bien Edredonado y Cubierto, Tras Colocar a los Pies del Mismo, El Sombrero de Marras...
Ni Que Decir Tiene, Que la Botella, Debe Estar con Un Vaso de Buen Tamaño, en la Mesilla.
Empiécese a Tomar el Etílico Remedio a Buches o Tragos Largos.
Cuando se Vean DOS SOMBREROS, la Cosa Marcha y Estaremos en Fase de Curación.
Y Cuando Se Vean TRES, Entonces, Bastará con APAGAR LA LUZ y Taparse Hasta los Ojos...
¡Al Día Siguiente, Un Vasito de Leche y ¡Al Combate Cotidiano!
¿Quien dijo que No Existían REMEDIOS CASEROS?
¡Un Cordial Abrazo Hermano Herep!
Buena RESACA
y
¡¡RIAU RIAU!!

José Luis Valladares Fernández dijo...

No te vacunaste y cogiste la gripe esa que anda por ahí.
Alguien te recomienda que tomes coñac. Pero eso solo no cura. Para curar con coñac hace falta poner una boina en un sitio visible, y beber coñac hasta que veas boinines. Queda uno como nuevo

Herep dijo...

La fiebre, José Antonio... que te transporta a lugares de los que, muchas veces, no quieres escapar.

Un abrazo, bloguero.

Herep dijo...

¿Gripazo? ¡Más bien creo que es pulmonía, amigo!
Además, no soy muy amigo de los medicamentos, así que he agarrado una libreta y me he apuntado todos los remedios caseros que me habéis recomendado.
Veremos.
O me curo, o pillo una cirrosis de aupa.

Un abrazo, figura.

Herep dijo...

Ni termómetro, ni familiar, Tío Chinto... que con la fiebre me entra la mala leche, también.
Duchas frías, amigo mío... duchas frías.

Un abrazo.

Herep dijo...

La fiebre, amigo Agustín, me ha transportado al paraíso de la imaginación... pero tengo que recobrar fuerzas, un poco más.
Mientras tanto, agarradito estoy a la botella de nuestro amigo Galfredo.

Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

El alcohol todo lo cura, eh... Old...
Y si no se cura, se duerme.
Dí que sí, mi fiel amigo... tengo las despensas llenas de dulce ron y el gaznate endurecido de tanto callo bebedor.
Sólo espero que no me atraquen, en tan insólitos viajes que me dispongo a emprender, una horda de piratas de esos que siempre enturbian el descanso y la paz del convaleciente.

Iré apuntando la buena nueva en el cuaderno de abordo... por si me extravían las corrientes.

Un abrazo y de cabeza al mar Negro.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Gracias por las recomendaciones, José Luís.
Tengo tanto coñac, ron, brandy... en la sangre que, al sudar, huelo a gloria bendita.

Un abrazo.