Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

5 nov. 2011

Análisis literario (preLOGSE)*


LA POMA ESCOLLIDA, de Josep Carner**.

Alidé s’ha fet vella i Lamon és vellet,
i, més menuts i blancs, s’estan sempre a la vora.
ara que són al llit, els vesa el solellet,
plora Alidé; Lamon vol consolar-la i plora.

- Oh petita Alidé, con és que plores tant?
- Oh Lamon, perquè em sé tan vella i tan corbada
i sempre sec, i envejo les nores treballant,
i quen els néts em vénen em troben tan gelada.

I no et sabria péixer com en el temps florit
ni fondre’t l’enyorança dels diez que s’escolen,
i tu vols que t’abrigui i els braços em tremolen
i em parles d’unes coses on m’ha caigut oblit.

Lamon fa un gran sospir i li diu: -Oh ma vida,
mos peus són balbs i sento que se me’n va la llum,
i et tinc a vora meu com la poma escollida
que es torna groga i vella i encara fa perfum.

Al nostre volt ningún no és dolç amb la vellesa:
el fred ens fa temença, la negra nit horror,
criden els fills, les nores ens parlen amb aspresa.
Què hi fa d’anar caient, si ens ne duem l’amor?


(Traducción)

LA MANZANA ESCOGIDA, de Josep Carner**.

Alidé ha envejecido y Lamón es viejecito,
y, más pequeños y blancos, están siempre juntos.
Ahora están en la cama, y les besa el solecito,
llora Alidé; Lamon quiere consolarla y llora.

- Oh pequeña Alidé, cómo lloras tanto?
- Oh Lamón, porque me sé tan vieja y tan curvada.
Siempre sentada, y envidio las nueras trabajando,
y cuando los nietos me ven me encuentran tan helada.

Y no sabría alimentarte como en el tiempo en flor
ni fundir tu pena por los días que se escurren,
y tú quieres que te abrigue y los brazos me tiemblan
y me hablas de cosas que me cayeron en el olvido.

Lamón suspira y le dice: -Oh, mi vida,
mis pies son muñones y siento que se me va la luz,
y te tengo a mi lado como la manzana escogida
que se torna amarilla y vieja y aún hace perfume.

A nuestro alrededor nadie es dulce con la vejez:
el frío nos atemoriza, la negra noche causa horror,
chillan los hijos, las nueras hablan con aspereza.
¿Qué importa ir cayendo, si nos llevamos el amor?


---

Nos encontramos ante un poema de versos alejandrinos, de rima consonante A-B-A-B en el que el autor nos muestra la imagen, a través de las cuatro estrofas, de una pareja de ancianos conversando sobre el paso de la Vida… la vejez con su pausada realidad… y la relevancia del Amor sufrido y eterno.

En la primera estrofa asistimos a la presentación de los personajes… Alidé, la anciana, y Lamón, su marido… una pareja de ancianos, vellet y vella, que son més menuts y blancs, características físicas que nos sumergen más en la senectud de los protagonistas. La pareja descansa al llit, reflejándose de la intimidad y compañía del matrimonio… y el descanso lógico tras una larga vida sempre a la vora.

Se utilizan en estos primeros versos varios adjetivos diminutivos… vellet, solellet, menuts… que evocan cierta ternura ante la “segunda infancia” de la pareja, mostrándonos una escena amable y afectuosa… donde una pareja de ancianos descansan sus huesos en una cama confortable y segura, en mutua compañía… pero dicha calidez no es suficiente para la anciana, Alidé, que plora… y su marido Lamón, aún queriéndola consolar, también llora, en un gesto de comunión espiritual con su esposa.

Es en la segunda y tercera estrofa de la composición donde averiguaremos cuál es la causa del llanto de Alidé. Lamón, mediante el vocativo petita, nos muestra el amor y la ternura que siente por ella, al tiempo que le pregunta el por qué de su llanto… y es cuando Alidé manifiesta la causa de su dolor: la comprensión de la vejez… perque em se tan vella…, enumerando los aspectos negativos de la misma, como la degradación física presentada con el adjetivo corbada, y el cansancio perpetuo y vital que hace que esté siempre sentada, sempre sec.

Es tal comprensión de la decadencia física que acarrea la edad lo que hace llorar a Alidé… lo que hace que sienta enveja del entusiasmo y vitalidad de les nores, siempre trabajando y envueltas en los tejemanejes típicos de la edad adulta. Els néts, siempre la encuentran gelada, fría… casi muerta… pues no puede darles el calor y la jovialidad de antaño, de la época dorada de plenitud física… sin posibilidad de acompañarles en sus juegos y en su proceso vital… restando como mera espectadora… como simple estatua de frío mármol.

La tercera estrofa ahonda más en la pena de Alidé y en la idea de la inutilidad de la vejez porque la anciana, sabedora de la degradación física que acompaña su edad, también se siente inútil ante su marido, al que no le sabría péixer como en el temps florit… los años lozanos en los que ella alimentaba su cuerpo y espíritu. Ahora, sin embargo, no se ve con fuerzas para alegrar la pena (enyorança) por los días que pasan a toda velocidad… días que s’escolen entre los dedos de las manos, rebosantes de rutina y apatía.

Alidé muestra ante su marido la contradicción y amargura que le causan el no poder abrigar a su marido como él querría, en clara simbiosis al acto amoroso, pues els braços em tremolen… las fuerzas y el vigor ya no están con ella e, incluso los recuerdos, han empezado a desvanecerse de su memoria, cayendo en el oblit.

Es esta falta de capacidad para afrontar los años venideros, tanto socialmente como matrimonialmente, con la figura de la familia (nueras, nietos) y Lamón, respectivamente, lo que sume en la pena y el llanto a Alidé. Su comprensión al proceso vital humano, la asimilación de la degradación física y mental… la melancolía por un tiempo pasado siempre mejor…

La cuarta y quinta estrofa encierran la respuesta de Lamón, el anciano marido de Alidé… iniciándose el verso con un gran sospir del anciano, que denota el conocimiento, por su parte, de la pena y la congoja que atenaza a su esposa, su fiel y innato amor (-Oh ma vida,) que le ha acompañado siempre. Conoce bien esa pena, y de ahí el suspiro de comprensión y entendimiento.

Lamón, cuyos pies también no han restado inmunes al paso del tiempo, convirtiéndose en balbs inertes, da a entender a su esposa que él también siente la senectud en su cuerpo y su mente. También nota como los años pasan robándole, con cada movimiento del segundero, su fuerza y su energía… su vitalidad… sintiendo como se me’n va la llum… como todo queda a oscuras, perdiéndose la vista y esfumándose, con ella, la Vida… acompañando a su esposa, como en tantas otras ocasiones, en este triste camino vital…

… pero Lamón, en este tercer verso de la segunda estrofa, introduce el valor positivo que alegrará su vida hasta el resto de sus días: la poma escollida, en clara metáfora a su esposa, mujer que también fue escogida… la mejor de entre todas las frutas que ofrece el Árbol de la Vida… y aunque es torna groga i vella con el paso de los años, perdiendo su esplendor de antaño y su belleza juvenil, encara fa perfum… aún atesora la esencia que hizo que, aquel lejano día, Lamón la escogiera de entre todas las demás.

Sigue Lamón enumerando a su esposa los inconvenientes de la vejez, etapa en la que no hay dulzura posible… donde el fred asusta a los ancianos y la negra nit, símil de la Muerte, les causa, por cercana, horror. Los fenómenos físicos son vistos con desconfianza por parte de los ancianos, tal y como se refleja en el anterior verso… y la familia es rechazada, ante los gritos de los hijos y la aspresa de las palabras de las nueras. Gritos y aspereza de aquellos que no comprenden, todavía, la melancolía, la tristeza y temor de quienes afrontan los últimos resortes de la Vida.

Pero todos estos aspectos negativos… la decadencia física, la incomprensión de la familia, cada vez más alejada… el vacío que dejan los fugitivos recuerdos… Todo es contrarrestado positivamente por el Amor. Amor que soporta victorioso el descenso… el anar caient… la llegada de la Muerte, porque está con ellos, entre ellos, bebiendo de ellos. Y ellos se lo llevarán siempre consigo (ens ne duem l’amor). Es consuelo suficiente el Amor. Ante la fuerza del Amor que se profesan, ¿qué importancia tiene la vejez y la decadencia?

De esta manera, Lamón consuela a Alidé… diciéndole que, a pesar esos años tristes, con sus lamentaciones y melancólicos recuerdos de tiempos mejores, ellos están juntos, disfrutando de su suave compañía… compañía que fue escogida… elegida por ellos en tiempos casi olvidados… pero que sigue firme en los presentes.

Lamón oteó el mejor de los árboles… contempló todos y cada uno de sus frutos… y escogió su manzana.

La suya.

La guardó a buen recaudo y allí permanecerá emitiendo siempre su dulce perfume.

----------------

* Dedicado a mi vida, por su cumpleaños… uno más.

** Els fruits saborosos, Josep Carner. (1884-1970).

16 comentarios:

Old Nick dijo...

Estupenda Entrada Como Siempre Querido
Herep.
De lo Más Completito que Te He Leido.
Creo que Sobran Mas Comentarios.
Un Cordial Abrazo,
un Brindis
y
¡¡RIAU RIAU!!

Zorrete dijo...

Muy bonito y el análisis fantástico, que quieres a mí me gusta mas el análisis que el verso. Sera que soy mas de prosa, pero en cualquier caso fantástica elección Herep.
Saluditos.

Herep dijo...

Gracias, Old.
Hay días en los que a uno aún le quedan fuerzas para ser romántico.

Un abrazo y que pases un buen Domingo.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Yo también soy más de prosa, Zorrete, pero recuerdo con fervor las lecciones de literatura que recibíamos antes... en la preLOGSE... donde sí se aprendía y se infundía un cierto método científico.

Ya sabes, cualquier tiempo pasado...

Un abrazo.

Natalia Pastor dijo...

Magnífico análisis y comentario.
Algo así es imposible de encontrar en un alumno logsiano al uso, que como me comentaba ayer mi amigo y blogger Alberto Daza, un alumno a la pregunta de quién era Carlos III, respondió -sin desmayarse-, que el coñac que tomaba su abuelo después de las comidas.

O el PP toma el toro por los cuernos y reforma el sistema educativo, o el futuro que le espera a este país es realmente dramático.

Herep dijo...

Hoy en día, el nivel es ínfimo. No dan para nada... ni para discernir entre sujeto y predicado, Natalia.

El sistema educativo está por los suelos, pero las élites ya se han encargado de que así sea. De esta manera el pueblo no está formado por ciudadanos con capacidad para pensar y discernir.
Así, cuando llega la Crisis, pueden decirles que "es una cosa mundial"... y todos se quedan tan tranquilos mientras ven Cuéntame.

Un abrazo.

Candela dijo...

Preciosa dedicatoria Herep, con un fondo de renacimiento.

Has hecho que me emocione. Enhorabuena a tu santa..
;)

JackSparragoss dijo...

Preciosa dedicatoria, no exenta de esa dulce melancolía del que sabe que poco a poco la vida nos roba los días. Hace falta valor y mucho amor para afrontar el final en compañía...
Me alegra tú alegría.


Un abrazo

Herep dijo...

Merci, Candela.

El consuelo ante las cosas malas es pensar que las buenas inolvidables.

Un abrazo.

Herep dijo...

Hermosas palabras viniendo de un poeta como tú, Jack.
Ya es todo suficientemente difícil como para, encima, complicárnoslo aún más nosotros.

Un abrazo.

Tannhäuser dijo...

Felicitaciones gordas, D. Herep, aunque yo he echado en falta que a continuación hubiera puesto usted otro comentario, post LOGSE, del mismo texto, el contraste sería tremendo.

Epiro dijo...

En primer lugar felicidades a la afortunada.

En segundo lugar, a mi me ponían estos comentarios de texto en el instituto, tuve una excelente profesora que me contaba como los planes de la LOGSE practicamente prohibían volver a enseñar tales análisis, porque, según me decía ella que le habían dicho los de educación, eran muy complicados para los chicos. Ese era el problema en mi humilde opinión, no quieren complicarles la vida, pero amigo, la vida se complica sí o sí al terminar de estudiar (ya sea en el instituto, FP o Universidad) así que mejor estar preparado que no lloriqueando por las pruebas que han quitarle a los adolescentes para que no se traumaticen.
Saludos amigo.

Herep dijo...

Lo hubiera sido, Tann, lo hubiera sido. Pero no quise estropear la entrada con una sarta de estupideces pre-escolares.
Para eso habrán más ocasiones.

De todos modos, me alegra que le gustara. El haber aprendido a analizar un poema como me enseñaron en el Instituto es una de las cosas que más agradezco.

Un abrazo.

Herep dijo...

Epiro,

Para los chicos de hoy en día, todo es complicado. Ya sea un poema, una frase, una ecuación... pero tranquilos, padres, que su hijo progresa adecuadamente.

El futuro es desalentador. Han conseguido que los chavales no piensen, sino que reciten como loros del amazonas... que son más salvajes que los comunes.

Un abrazo.

tomae dijo...

Me ha encantado este análisis Herep, para llegar a realizar algo así no solo has de sentir lo que nos traes, sino que también vivirlo.

Tener esa capacidad es empatizar con la Literatura, y si encima empatizas con la poesía es que has llegado hondo.

¡Felicidades!

PD ¿era unificad y polivalente?

Herep dijo...

Buenas, tomae

Era Unificado y Polivalente, con su posterior Curso de Orientación Universitaria.

Y sí, la poesía es otra de mis aficiones. Quizá no la cultivo tanto como la prosa, pero me gusta... sobretodo el leerla.

Un abrazo.