Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

21 oct. 2011

Cuando el Infierno se llene, los muertos caminarán sobre la Tierra*




Iñaki cierra la puerta de madera tras de sí, con un fuerte golpe. Los nervios y el pánico están a flor de piel.

La característica penumbra que reina en la taberna no pone en apuros a sus retinas como en anteriores ocasiones… hoy, esta noche, los ojos de Iñaki hace horas que se han acostumbrado a la oscuridad… que todo lo impregna con su frío aliento.

Le va la vida en ello.

Las calles, los portales, las fábricas… todo está a oscuras. Las calzadas, vacías de coches… aparcados a su suerte en medio de las carreteras… sobre las aceras… humeando mientras se desangran empotrados contra paredes y edificios… ¿Tiendas? Nada. Todas cerradas… o, mejor dicho, abandonadas… rotos los oscuros escaparates bajo la vacía mirada de maniquíes que actúan como guardias de seguridad… a la moda.

Tinieblas… y silencio.

Silencio porque nadie habita la calle… ni las plazas… ni las tiendas. Patxi, el invidente que reparte suerte en su caseta verde de la esquina, tampoco aguarda en su cubil infinito. Y la calle… el barrio… el pueblo… todo está vacío y solitario.

Iñaki no lo sabe porque se ha interrumpido el suministro de electricidad, pero toda la región, está en la misma situación. Entre tinieblas… y silencio. La TV, muda. Las ondas radiofónicas, perdidas.

Apoyada su espalda contra la puerta, Iñaki intenta relajarse y controlar el ritmo de su respiración. ¿Está sólo? ¿Hay alguien más? ¿Hay algo más? Desde las paredes del local, las fotos de los gudaris le observan. Ceño fruncido en viejos retratos en blanco y negro. Iñaki conoce todos y cada uno de los secretos de aquellas caras… sus cicatrices, visibles e invisibles… sus cortes de pelo… los pendientes... Pero esta noche, algo ha cambiado. Las sensaciones no son las mismas. La arenga de aquellas miradas ha dejado paso a la sospecha y la desconfianza. Diríase que aquellos rostros… esas caras colgadas en las paredes, le observan.

- ¿Nekane? –pregunta entre susurros.

Silencio.

- ¿Nekane? ¿Estas ahí?

Se oye un crujido y, de detrás de la barra, emerge una figura recia. Es Ekane, la dueña-camarera de la herriko taberna.

- ¿Ne-Nekane? ¿Eres…eres…tú? ¿Estás… bi…bien?

La figura mueve la cabeza en señal de asentimiento e Iñaki, ávido de abrazar a alguien, se abalanza sobre ella saltando, de un brinco, la barra. Los dos gudaris se funden en un abrazo y, a través de la tela de su fina camiseta, Iñaki comprueba como su vieja camarada derrama silenciosas lágrimas.

El ruido, a cubierto o en la calle, está prohibido. El silencio es primordial.

Les va la vida en ello.

Los ojos de la chica le confirman que ella también lo sabe. Conoce de lo precaria de su situación… de cómo sus pies danzan sobre el filo de la navaja. Cualquier ruido… cualquier sonido… el menor de los suspiros…

Del mostrador saca una vieja vela. Poco a poco, la cara de la chica va cobrando vida, alejándose las tinieblas de sus facciones. Nekane es una chavala recia, fuerte, de facciones bien marcadas y corte de pelo geométrico. Años atrás participo en concursos de levantamiento de piedras y esa experiencia endureció su carácter al punto de permitirle abrir el negocio ella sola… y regentarlo, por supuesto. Cosa nada fácil a altas horas de la noche, cuando la parroquia, excitada entre ríos de txakolí, empieza a berrear viejas canciones inventadas en algún caserío ultramontano. Pero Nekane es una gudari de carácter. Fuerte. Capaz de agarrar a cualquiera de aquellas bestias y echarla a la calle entre risas y abucheos de la concurrencia.

Pero, como tantas otras cosas, esa noche es diferente.

Nekane no grita a los borrachos… ni mira con aquellos ojos azules como el hielo, inexpresivos… Hoy, esta noche, su mirada no vaga perdida, sino que persigue el abrazo de los ojos de Iñaki. De su boca, incomprensiblemente, tan sólo emite un leve sonido… un sutil castañeteo de dientes.

- Iñaki… ¿qué está pasando? –le dice al oído, entre susurros -. ¿Qué demonios está pasando? Hace dos horas salieron Arnaldo, Gorka, Edurne y Noa… y no han vuelto. Dijeron que iban a ir a comprobar cómo estaban sus familias pero no he…

PAM.PAM.PAM.

- ¡Abrid! ¡Corred! ¡Abrid!

Unos fuertes golpes rompieron la silenciosa armonía de la estancia. El corazón de la pareja de gudaris dio un vuelco dentro de sus pechos. Se miraron mientras las respiraciones volvían a acelerarse. Alguien estaba aporreando la puerta. Alguien estaba haciendo ruido. En la silenciosa noche, alguien estaba haciendo un ruido que se transportaría solitario en el aire… a centenares de metros de distancia… donde estaban ellos… donde aguardaban ellos…

- ¡Abrid! ¡Abrid! ¡Vamos! No me dejéis aquí.

- ¡Hay que hacer algo, Iñaki! –dijo la chica. Pero Iñaki no está por la labor. El repentino sonido ha hecho aflorar en su mente imágenes de aquella misma tarde… imágenes que creía olvidadas… que parecían haber sucedido hace mucho tiempo… Y su vejiga, enloquecida, vuelve a aliviarse humedeciendo su pantalón.

PAM.PAM.PAM.

- No puedo, Nekane… no puedo… ¡No! ¡No creo que sea buena idea!

- Pero… ¿cómo? ¿Vamos a dejarlos ahí fuera, a su suerte? –dijo ella con un grito ahogado. Su cara se había puesto roja de sangre y los ojos… la mirada helada… se había tornado electrizante y asustadiza -. Pueden ser los chicos… o…

Agachada y moviéndose entre cajas de cerveza y trastos varios, Nekane logró gatear hasta una de las ventanas que daban al exterior. Con disimulo, corrió la cortina y observó la negra noche y la negra calle.

- ¡Iñaki! ¡Ven, corre! ¡Es Gorka!

Iñaki cerró los ojos un segundo. ¿Qué iba a hacer? Había visto qué sucedía si… pero, ¿iba a dejar a su camarada a su suerte? ¿Lo abandonaría? Abrió los ojos. Los rostros de los retratos… los mártires… seguían clavados en él. Atravesando su piel hasta clavarse en su alma.

Haciendo acopio del poco valor que le queda, Iñaki se mueve entre las sillas hasta alcanzar otra ventana. Aparta un poco la cortina, y mira a la calle.

Lo que ve es lo mismo que dejó atrás. Soledad, caos, silencio… y oscuridad. Pero, algo se mueve… justo en la esquina de la farmacia… aquellos cubos…

- ¡Abrid! ¡Vamos!

Los gritos de Gorka distraen sus pensamientos. Éste, otro gudari curtido en mil batallas, parece como si hubiera olvidado todo su valor de antaño. Al igual que un poseso, aporrea la puerta de la herriko taberna para, acto seguido, alejarse de la puerta y, tras un vehículo aparcado a unos metros, observar la calle como si temiera que alguien le estuviera siguiendo. Alguien… o algo…

- ¡Voy a abrir! –le dice Nekane acercándose hacia la puerta…

… y, mientras el cerebro de Iñaki procesa las palabras que acaba de pronunciar su compañera, mientras gira la vista de nuevo a la calle, a Gorka… a los olvidados cubos…

… lo ve... bueno, lo ve no es la expresión correcta…

Los ve.

Al fondo de la calle, una multitud silenciosa al compás de un lento caminar… pero firme… ha ido apareciendo alertada por los gritos del gudari. Una turba de caminantes se ha acercado hasta la herriko taberna, camuflados entre las sombras de la negra noche, en busca de alimento… en busca de carne fresca con la que satisfacer su ansia.

Iñaki los ve y su corazón late fuerte, rápido… como si apurase esos instantes que prevé últimos. El sudor que acaricia su espalda, refrescándola, también resbala por el espinazo de Nekane. Su reflejo puede observarse en sus ojos.

Gorka intenta huir, pero ya es tarde. Iñaki lo ve. Ve cómo se abalanzan sobre él… decrépitos… y le desgarran la piel y le vacían los ojos y desmiembran su cuerpo… entre un mar de sangre…

Iñaki lo ve… y ellos también a él…

Y son los muertos, los que vienen andando… en busca de sus verdugos… en una cacería sin fin… hasta el Juicio Final. Son los niños asesinados mientras jugaban en los patios, los que buscan venganza… y los padres asesinados mientas encendían la calefacción de sus automóviles, los que rasgan la condenada carne… y son los guardias civiles asesinados por la espalda, mientras patrullaban cualquier carretera secundaria, quienes arrastran sus harapientos uniformes hasta que el Tiempo se detenga… siempre sedientos de sangre criminal. Tienen la posibilidad de vengarse esta noche... y ellos harán la Justicia que obviaron los vivos. La Justicia Divina.


Los vivos, condenados, estamos más muertos que ellos.


-----------------------------

* En sencillo homenaje al maestro George Romero y su Nigth of the living dead.

19 comentarios:

Zorrete dijo...

Estamos jodidos y tocados de muerte.
Saluditos.

Herep dijo...

Con cada paso que damos, Zorrete, parece como si nos hundiéramos más y más.

Son las arenas movedizas... que nos tienen atrapados.

Un saludo y buen fin de semana.

Natalia Pastor dijo...

Magnífico post,Herep.
No sólo es que estemos muertos, que seamos zombies en esa "paz" falsaria, tutelada y condicionada a seguir la "hoja de ruta" establecida.

Es que además,aquellos que no comulgamos con el órdago, somos señalados con el dedo -como las víctimas - y etiquetados como un obstáculo para la paz.

Yo sigo haciendo la misma pregunta desde que ETA lanzó su comunicado:¿para esto han muerto asesinadas 837 personas?.¿Para rendirnos y claudicar.?.

Lo podíamos haber hecho desde el principio...

Maribeluca dijo...

No parece que vayamos a tener siquiera esa suerte de que algunos reciban su merecido, ojalá tuvieran miedo como tras lo de Miguel Ángel Blanco, pero sólo veo prepotencia y regocijo en sus semblantes cochinos.

Old Nick dijo...

Preciosa Plicula de Terror Zombie, Amigo Herep, Pero ¿sabes? Yo Hubiera Preferido un "FINAL ALTERNATIVO Más Alegre"...
Por Ejemplo, A los ATERRADOS Guradis "Heróicos Asesinos de Inocentes, Tal y Como Estaban Cuando se Cargaron Tras un Feroz Combate Cuerpo a Cuerpo y a Cuchillo, a Aquella Fiera Que se llamaba Miguel Angel Blanco...
ACOJONADOS Y ENCERRADOS EN SUS INMUNDAS ZAHURDA Y "HERRIKO-
TABERNAS", ANTE LA TERRIBLA AMENAZA DE "QUE ESE PUEBLO YA HARTO DE SANGRE, LÁGRIMAS Y COMPADREOS, LES DIERA SU MERECIDO Y BUSCADO LINCHAMIENTO PÚBLICO...
Pero "El ESPÍRITU DE ERMUA", FUE "CONJURADO" POR LA "DEMOSTRACIÓN DE APOYO "A CARA DESCUBIERTA"-PARA QUE SE LES VIERA BIEN-, DE LOS AMIGUETES "ERZAINAS" Y LOS SUCIOS POLITIQUILLOS "DE GUARDIA PARA EMERGENCIAS INCONTROLADAS" DE LOS PELIGROSOS MONSTRUOS DEL PUEBLO JUSTAMENTE DISPUESTO AL "OJO POR OJO Y DIENTE POR DIENTE".
Aún Recuerdan Con TERROR los Iñakis, Gokas, Kepas, Nekanes, Maritxus y Otros Bastard@s Cuando Oyeron ESE RUMOR QUE FUE CRECIENDO HASTA CONVERTIRSE EN EL "COJONANTE" ¡¡¡A POR ÉLLOS!!!, Que les Obligó a Cambiarse se Gayumbos y Bragazas, Al Comprender que si Fallaba el Cordón de Amiguetes, Esos que "SIEMPRE MIRABAN PARA GUERNIKA" CADA VEZ QUE OBSERVABAN UN DELITO CONTRA LA BANDERA, LA CONSTITUCIÓN O LAS "PERSONAS NON GRATAS" EN LA EUZKADI LUCHADORA, Serían Linchados o Asados Como Ratas en sus Malditas Madrigueras...
¿Ves Amigo Herep? Los "Blanditos Amariconados" Frenaron Aquel Auténtico BROTE DE INDIGNACIÓN POPULAR Hasta Ahogarlo...¡Que el Diablo Asmodeo les Dé su Premio Merecido!
Desde Entonces Los Hombres y Mujeres Normales, Quedaron a Merced de los VAMPIROS OTRA VEZ, en Esa TRANSILVANIA DE OPERETA Con Chapela...
Ahora ólo Hay que Esperar que Los ZOMBIES DESPIERTEN Y SE ESCUCHE OTRO GRITO "INCONTROLABLE DE VERDADERA INDIGNACIÓN" Y que No se Dejen Impresionar por los "Protectores de Chapela Roja" ni sus "ARMAS ANTIDISTURBIOS". Ese Grito Lo ESPERO, Amigo Herep y Sé que Algún Día Tal Como Van las Cosas, Acabará por Brotar...
"¡¡A POR TODOS ESTOS HIJOS DE PUTA Y QUIENES LES APOYAN Y QUE NO QUEDE NI UNO!!!"

Un Abrazo un Aplauso por el "Clima" de Terror que Espero que Nunca Deje DORMIR A ESOS CERDOS"
Un Brindis por "EL DESPERTAR"
y
¡¡RIAU RIAU!!

Candela dijo...

Estupenda recreación Herep, quizá los valientes gudaris se despierten sudando y, en la oscuridad de la noche, vean los fantasmas de sus víctimas. Me gustaría creer que es así pero no me hago ilusiones, son asesinos frios y calculadores, lo han mamado desde pequeños y dudo que sientan remordimiento.

lostiposdurosnobailan dijo...

Si alguna vez tengo dinero Herep, te produzco esta pelicula. Y la estrenamos en el festival de cine de San Sebastian, con dos cojones.

Ya mas serio, lo de la ETA... la misma bazofia, la misma retorica de siempre. El problema es que la gente solo siente asco y cansancio. Le da igual.

Al menos tenemos un ejemplo: Irene Villa.A ella no la derrotaron.

Un abrazo Herep, muy buen relato.

C S Peinado dijo...

Eso debe de pasar, a algunos, muchos, les han sacodao los ojos y miran sin ver. Los medios hablan del find e semana sin eta. Los políticos se felicitan del final de eta. la Guardia Civil mientras tanto sigue jugándosela con cada coche que registran...

La muerte no ha abandonado el País Vasco, sólo les ha perdonado la vida y no dudeís que en cuanto nos despistemos, tendremos de nuevo la negociación a golpe de pistola, de pistolas y bombas que ahora duermen, rearmándose y esperando poder volver a saltar sobre el estado de derecho.

Ignorantes y estúpidos ciudadanos que se abrazan a la túnica de la muerte porque les ofrece una tregua que fracturará cuando a ella le dé la gana.

Epiro dijo...

Deberíamos ser los vivos los que caminásemos con paso firme a detener a esos tipejos o mejor aún, deberían ser los policías haciendo uso de un código penal modificado para meter entre rejas a esta chusma los que les metiesen (primero) el miedo en el cuerpo, para que, una vez juzgados (y segundo) pasen miedo en una celda porque los que le van a meter algo en el cuerpo son otros presos, y no una bala en la nuca, sino otra cosa por otra parte.

Reinhard dijo...

Los muertos son incómodos y políticamente incorrectos: no quieren paz...sino victoria.

Herep dijo...

Natalia,

La hoja de ruta famosa parece diseñada para, tal y como dice Mayor Oreja, dejar al PP fuera de la vida política española.
Van a copiar el modelo del Pacte del Tinell a nivel nacional... y, para ello, no dudarán en formar alianza con cualquiera... hasta con los terroristas...
(Cosa que no sorprende a nadie que esté un poco enterado de la Historia del PSOE).

Un abrazo... estaremos atentos a la jugada.

Herep dijo...

¿Miedo? ¿Arrepentimiento?

EL Gobierno les ha dado reconocimiento y legitimidad.

¡Eufóricos!, es como están. Y más tras las elecciones del 20N... volviendo a pisar Madrid y su Congreso.
Se saben ganadores, Maribeluca... con mayor autoridad moral que las víctimas.
Precioso legado el que deja tras de sí zETAp.

Un abrazo y que pases un feliz Domingo.

Herep dijo...

Sí, amigo Old... el "espíritu de Ermua" quedó en eso... espíritu... que desapareció con la llegada de los primeros rayos del día...
Como bien dices, ya se encargaron de finiquitar ese movimiento los recogenueces de Arzallus y su panda de "autores intelectuales".
Desde ese momento tan sólo tuvimos manipulación y mentira.
Manipulación al decirnos que se estaba luchando contra la banda, y mentira al decirnos que el final de la misma está cerca.
¿Cerca?
Tan cerca como están las poltronas de los Ayuntamientos y Diputaciones. Tan cerca como están los escaños del Congreso.
Tan cerca como está, como bien dices, el Despertar.
Lo veremos, Old... lo veremos.

Mientras tanto, ¡Riau!¡Riau!

Un saludo fuerte.

Herep dijo...

Candela,

Si una persona, ante la acción de un acto malvado, no siente remordimientos... es porque esa persona es escoria. Pura y dura escoria.
Y hay que quitarla del cesto para que no pudra a las demás.
¿Cómo?
Yo apuesto por toda una vida entre rejas.

Así seguro que arraiga en ellos el remordimiento. Tendrían largo tiempo para ello.

Un abrazo, Candela.

Herep dijo...

Isis,

La gente está cansada de la milonga terrorista... claro... ¿cómo no estarlo después de 40 años bailando la misma música?
Ahora toca crisis... "la economía lo es todo"... y el futuro de España como nación queda arrinconado.
Total, ¡siempre se dice que España se rompe y eso nunca sucede!
Pero, pobres ingenuos, España está rota. No apareció una fosa sísmica que atravesara la Peninsula de Norte a Sur pero, a poco que se sacuda un poco la piel de toro, cada uno de los trozos va a desprenderse por su lado.

Pero nada... no nos preocupemos... "la economía lo es todo".

Y todo multiplicado por nada, es nada.

Un abrazo, figura.

Herep dijo...

Sí, CS... tienes razón... todos bien abrazaditos a las palabras de ETA... a celebrar que declaró el Fin de la Violencia.
¡Otro problema menos!... ¡Cambia el canal, que empieza el fútbol!

Y, mientras tanto, los etarras frotándose las manos hasta que éstas se enrojezcan.
Pero las pistolas, como bien dices, guardaditas en un cajón del escritorio. Bien a mano.

Que no se olviden de que están ahí.

Triste panorama, amigo... Triste porvenir.

Herep dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Herep dijo...

Si, Epiro... pero recuerda que en Chirigota Española, s.l., los presos etarras tienen habitación en el Palace penitenciario.

La mayoría de los españoles no tenemos parné suficiente para "alquilar" habitación tan espaciosa.

El lujo de ser etarra.

Un saludo, Epiro.

Herep dijo...

Reinhard,

Malos tiempos para la Victoria.
Malos tiempos para los muertos.
Malos tiempos para la decencia.

Tiempos de izquierdas.
Malos tiempos.

Un abrazo y feliz Domingo.