Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

2 sept. 2011

Grillos de la negra noche


-¡No! ¡No!... ¡Socorro! ¡Noooo!

- ¡Jesús… Jesús! ¿Jesús? ¡Tranquilo, amor! Tranquilo… despierta… ha sido un mal sueño…

(Jesús, sudoroso, se reincorpora. Se ha caído de la cama).

- Carmen… ¡eres tú!... ¿dónde estoy?..

- ¡Donde vas a estar, trotamundos!... ¡En la cama! ¿No ves lo negra noche que es?

(Jesús, visiblemente contrariado, se levanta de la cama y empieza a caminar en círculos al lado del lecho)

- Carmen, bendita… ¿qué ha pasado? ¿Ha sido un mal sueño?

- Tú sabrás, hombre de mi vida... ¡Rompieron la negra noche tus gritos! ¡Todo el barrio estará maldiciendo tu nombre en esta negra noche… y el mío!

- ¡Carmen, por Dios!... ¿lo he soñado? ¿Era todo un sueño?

(La mujer enciende la luz de la mesita. Desde la calle, a través de la abierta ventana, llega el sonido de los grillos. Cri… cri…).

- ¡Como un chiquillo, Jesús! ¡Como un niño de teta que rompe la calma! ¿Qué si era un sueño? ¡Qué iba a ser sino!

- ¡Una pesadilla, harpía! ¡Una pesadilla de la que no me ibas a despertar nunca! ¡Suerte del aullido!

- A ver… explícame, desgraciado… cuéntame qué soñaste para levantarte con tal ofuscación.

(El protagonista, muy nervioso, abre la mesilla de noche y saca un paquete de cigarrillos. Se enciende uno y empieza a hablar, con voz temblorosa).

- Mujer… ¡he sentido el miedo!... el escalofrío que recorre el espinazo… la gota helada que surca la línea de la espalda… me he visto en la negra noche de invierno… perdido en un espeso bosque de árboles con ojos… que me miraban… me espiaban…

(Cri… cri…)

- ¡Dios santo! ¿Pero qué te da Pepe en la cantina? ¡Me va a oír mañana a primera hora cuan…

- ¡Calla, desdichada!

(La mujer, sorprendida y con la palabra en la boca, calla, temerosa. Jesús sigue hablando, ahora entre sollozos).

- ¡Cómo osas burlarte de mi desdicha!... de mi terror y mi angustia… Nunca… tú… ¡Tú nunca me has querido, mujer!

(Jesús rompe a llorar. Carmen, presurosa, se levanta de la cama y se acerca a su marido, al que abraza con fuerza)

- ¡Mi vida! ¿Qué pasó? ¿Por qué dices esas cosas? ¿Qué apesadumbra tanto tú alma como para imaginar tales barbaridades? ¿Qué no te amo? ¿Qué no me desvivo por vos? ¡Tantos años!... Tranquilo, tranquilo… cuéntame… sigue, te escucho…

(Cri... cri...)

- Hay, Carmen… que mal… los árboles… los árboles me espiaban mientras me fustigaban las sombras de sus ramas, henchidas por la Luna… enorme… blanca… con esos ojos también al acecho… y esa… esa… esa sonrisa helada en su r-r-ostro…

- Toma, Jesús. Sécate las lágrimas en mi camisón, va… amor… sabes que no me gusta verte así…

- ¿Crees que disfrutaba yo vagando por esa negra noche? ¿Lo crees de veras? ¿Crees que creí hallarme ante las puertas del Paraíso cuando encontré aquella decrépita cripta? ¿Cuándo observé cómo se abría?

(La mujer se levanta sobresaltada mientas el hombre, sin apoyo, se da de bruces contra el suelo).

- ¡Jesús… Jesús! ¡Sabes que esas cosas debes apartarlas de la cabeza! ¡Fantasmas y almas errantes!

(Jesús, reincorporándose)

- ¿Fantasmas? ¿Humo y susurros? ¡No, mujer! ¡Huesos! ¡Muertos! ¡Muertos y esqueletos blancos a la luz de la Luna!

(Cri... cri...)

- ¡Cielo santo! ¡No me asustes, esposo! ¿No sería la broma de algún zagal trasnochado? ¿No sujetaban brillantes hilos los esqueletos saltarines? ¡La Muerte, Jesús! ¡La negra Parca te sigue en sueños! ¡Lagarto, lagarto!

- ¡Ni zagal, ni hilo…ni Parca, mujer! Nada de huesos saltarines… tan sólo huesos amarillos de tan secos. Uno de ellos conservaba aún la barba…poblada… germánica… el otro, con profuso mostacho y gorra con estrella… ruso, quizá…

(La mujer aparta las manos de su cara, observándose una relajación de su pánico. Jesús ya no llora, pero sus ojos se hinchan, desorbitados)

- … junto a otro, más aterrador… no de hueso, sino de viejos colgajos y desgastados dientes… que tambaleando andaba… y venía hacia mí… con su mano enfundada en un roído guante de pellejo, pelo y negra uña…

- … y de esa moribunda garganta brotaban ininteligibles palabras que se clavaban en mi cabeza… como agujas de sastre… Ven, ven… decía… Ven, acércate a mí… Déjame poseerte… beber de mi… Ven, ven… Y yo me sentía anclado a la húmeda tierra, olor a cenizas, y no podía correr, ni chillar… ni pensar… y esa momia eterna cada vez estaba más cerca… Ven, ven, déjame poseerte… déjame ser tú… uno… y ya sentía su putrefacto aliento susurrar a mi oído, ardiente resuello… Ven a mí, indignado… te enseñaremos el camino, alma omprimida… te llevaremos a la Tierra de las Rojas Montañas, donde todos los hombres son iguales, las mujeres lozanas y los niños inocentes… Ven, indignado… Nosotros somos quienes domamos al Hombre y limpiamos su estirpe de disidentes… Somos la Libertad y el Progreso...Ven, indignado… no tengas miedo… Ven al Reino de Oz…

(Cri… cri)

- … y sentía su tacto frío agarrándome por el gaznate mientras el aire se escapaba…

(Carmen, ausente, se quita el camisón y se desliza, de nuevo, entre las sábanas, apoyando la cabeza en el almohadón).

- Jesús…

- ¡Mujer! ¿Esa es la importancia que das a mis…

- Amor… acuéstate. Cierra los ojos y duerme. Ésos a los que has visto en sueños y a los que tanto temes… esos… esos no son muertos ni almas errantes… pues sus huesos fantasmagóricos son reales, Jesús. Nada de pesadilla, mi amor. Acuéstate y duerme. Que no perturben también tus sueños, pues esos… esos son tan reales como los grillos que grillan en la negra noche.


14 comentarios:

CAPITAN TRUENO dijo...

Yo de Jesús buscaría la cartera.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Los indignados deben de estar a medio camino entre el mundo de los vivos y el reino de los muertos. Por eso les falta consistencia. Y por eso dan miedo en sueños.
Saludos, Herep.

Herep dijo...

¡Huy, Capitán!
Jesús ya hace mucho tiempo que dio la cartera por perdida.
Casi antes de saber qué se guardaba en ella.

Un saludo y buen fin de semana.

Herep dijo...

Imagínate, Tío Chinto... imagínate estar en el mejor de tus sueños y que aparezca, tras el chiringuito de turno, el Sr. Hessel en bañador a lo Vigilantes de la Playa.

Sí. Es para no volver a dormir nunca más.
Peor que Freddy Krueger.

Un abrazo y que descanses estos días.

Zorrete dijo...

Jesuuus, hombre, cuídate esas cenas, ligeritas y temprano. Jajaja, tranquilo herep, las vacas flacas (¿locas?) ya cumplen sus siete años correspondientes y volverán a sus tumbitas, pero eso si guerra dar, darán seguro. Saluditos.

Candela dijo...

Había una que saltaba vallas y era tal que un mono tití.

Yo, cuando tengo esa clase de pesadillas pienso en el tití y me viene la risa floja..

Herep dijo...

Zorrete,

Tendré que tener cuidado con la sal en las comidas. No la tolero bien y luego sueño cosas extrañas.
Pero, como en la entrada, hay sueños que no deberían convertirse en realidad.

Un saludo.

Herep dijo...

Todos tenemos un tití, Candela...
Es nuestro pequeño ángel de la guarda ante estas situaciones caóticas en las que el frío sudor nos recorre la espalda.

Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Los "perroflautas" son ectoplasmas del estalinismo cavernoso.
Son vestigios anteriores a la caida del Muro y viven atrapados en la quimera de reeditar el comunismo más rancio a estas alturas del siglo XXI.
No me extraña que habiten en las pesadillas.

Maribeluca dijo...

A mí, antes que pesadillas, lo que me indigna son ellos...pero desde luego, Mariano lo tiene más negro que el sobaco de un grillo, no le arriendo la ganancia cuando acierte el gordo de Noviembre...

MrSambo dijo...

Me gusta bastante el blog, crack, a ver si me paso con más tiempo. Un abrazo.

Herep dijo...

Los "perroflautas" no saben ni lo que son. Repiten consignas y frases hechas tal como loros... con sus mensajes a lo Lennon y sus "performance" que no entienden ni ellos.
Suerte tienen de haber nacido en España.
En cualquier otro lugar, estaban presos.

Un saludo, Natalia.

Herep dijo...

Maribeluca,

Rajao no creo que esté a la altura de las circunstancias. Para nada. Tan sólo se tenía que ver cómo perseguía a Duran para que aceptara... un poquito, va... la reforma de la Prostitución.
Su legislatura, apuesto la mano a que acaba antes del 3er año.

Un saludo.

Herep dijo...

MrSambo,

Cuando quieras. Ya sabes que esta es tu casa, figura. Y si no nos vemos por aquí, lo haremos en tu blog, que es muy interesante.

Un saludo.