Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

2 ago. 2011

Lost in Translation


Siempre fueron los ojos.
Como el faro en alta mar.

No acariciaban
hechas de fina seda, tus palabras,
ruido… lejano… primitivo…
o tu tacto,
melodía de barrocas cuerdas,
electrizante...
hacedor de vida.

Aquella tarde de gris lluvia…
fueron tus ojos.

Ellos recitaban poesías de antaño
… olvidadas,
mientras danzaban los comensales,
las cafeteras
las sillas

… el Mundo…

entre las tinieblas de una fina niebla de humo
que peinaban, tus labios,
con finas mechas color carmín.

Sordo… Soledad entre mil…
Ni palabras como fuegos de artificio.
Ni versos de pasionales poetas.
Ni melodías de cuartetos victorianos.
Ni bailes.

Fueron tus ojos
quiénes hablaban aquella tarde…
retumbaban como cañones
en el vacío que existe bajo mi piel,
sobre un escombro de huesos.

Quizás más de un segundo… dos…
quizás…
Lágrimas del cielo descienden tras los cristales
y yo te escucho al mirarme.

Claro.
Como el agua que fluye torrente abajo.

6 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Alguna vez he pensado, amigo Herep, y quizá mi pensamiento no sea equivocado, que no hay fuerza mayor, en el universo, que la de una mirada profunda.
Se te echaba de menos.
Un cordial saludo.

Candela dijo...

Muy bonito Herep, y adeciado para estos días grises y tristones a los que solo una mirada puede dar un toque de color.

Un saludo.

Herep dijo...

Gracias, Tío Chinto...

Yo también echaba de menos estos ratos. Pero ahí seguimos, cargando las pilas.... las baterías, mejor dicho.

Un saludo fuerte.

Herep dijo...

Candela, son días grises pero incluso en estos momentos se ve algo de luz... tenue... pero luz.
Para llegar a ella no sé qué caminos tocará recorrer, pero ahí estaremos.

Faltaría más.

Un saludo y feliz verano.

José Antonio del Pozo dijo...

Precioso Herep, me encantó la presencia obsesiva de esos ojos tristes, de esas lágrimas desde lo alto. Muy bueno también en este registro.
Saludos blogueros

Herep dijo...

Gracias, José Antonio.

Viniendo de ti, es un alago. Aún recuerdo la última que escribiste y te lo agradezco.

El poema, una reflexión sobre aquello verdaderamente importante que se encuentra dentro del hombre... su esencia... su capacidad de emitir, si se quiere escuchar... sea cual sea el idioma.

Un saludo, campeón.